CONTAMINACIÓN - MARINA: Técnicas de limpieza de hidrocarburos - 6ª parte
Natureduca: Naturaleza educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 139 usuarios conectados

 

/natureduca/contaminacion-marina-tecnicas-de-limpieza-de-hidrocarburos-06






Contaminación

MARINA

Técnicas de limpieza de hidrocarburos - 6ª parte


1 2 3 4 5 6



Estabilización y eliminación (continuación)

letra capitular El hidrocarburo y los desperdicios manchados pueden a veces ser descompuestos utilizando procesos biológicos. La biodegradación del hidrocarburo por microorganismos sólo puede ocurrir en la interfaz hidrocarburo-agua, de manera que en tierra el hidrocarburo debe ser mezclado con un sustrato húmedo. La tasa de biodegradación depende de la temperatura y la disponibilidad de oxígeno y nutrientes apropiados que contengan nitrógeno y fósforo. Algunos componentes del hidrocarburo tales como las resinas y asfaltenos, son resistentes a la degradación y aún después de períodos prolongados, hasta un 20% del material original puede permanecer intacto.

Existe una serie de productos que contienen bacterias y otros microorganismos degradadores de hidrocarburo. Algunos están destinados para la aplicación directa sobre costas, junto con nutrientes para mantener el proceso de biodegradación. Los intentos de utilizar estos productos en derrames reales no han dado resultados muy exitosos, debido principalmente a que las concentraciones de hidrocarburo son demasiado altas, la falta de una interfaz hidrocarburo-agua y la dificultad para mantener los niveles requeridos de nutrientes en una costa intermareal. Una investigación más prometedora comprende la adición de nutrientes solubles en hidrocarburo para acelerar el proceso natural de degradación. Es más probable que estos nutrientes permanezcan en la interfaz hidrocarburo-agua en vez de disolverse en el mar.

Un enfoque más efectivo es el de distribuir el hidrocarburo y los desperdicios sobre tierras destinadas para este propósito; técnica a la que se le denomina frecuentemente "compostaje". En climas templados puede tomar hasta unos tres años antes de que la mayor parte del hidrocarburo se descomponga, aunque las tasas de degradación a menudo pueden incrementarse por aeración regular de la tierra y por la adición de fertilizantes tales como urea y fosfato de amonio. Debido a la extensión de tierra requerida, este método sólo es aplicable a derrames relativamente pequeños. El material contaminado no debe contener más de un 20% de hidrocarburo e idealmente las tierras escogidas deben ser de poco valor, y localizadas bastante lejos de manantiales de agua, así como tener una baja permeabilidad. Debe aflojarse primero la capa vegetal superior de la tierra utilizando una rastra y el área debe ser cercada para contener cualquier filtración de hidrocarburo. Los desperdicios manchados son entonces esparcidos sobre la superficie hasta una profundidad de no más de 0,2 metros, siendo la máxima tasa de aplicación de unas 400 toneladas de hidrocarburo por hectárea de tierra. Se dejará que el hidrocarburo se curta por la intemperie hasta que ya no tenga una consistencia pegajosa antes de ser bien mezclado con la tierra utilizando un arado o rotador. El mezclado debe repetirse a intervalos de 4-6 semanas durante los primeros seis meses, y menos frecuentemente de allí en adelante.

Si se emplean técnicas de compostaje, se recomienda el uso de sorbentes naturales tales como paja, turba o corteza, en vez de materiales sintéticos, ya que estos se degradan más rápidamente. Deben eliminarse los trozos grandes de desperdicios tales como troncos y rocas. Una vez que la mayor parte del hidrocarburo se ha degradado, la tierra debe ser capaz de soportar una amplia variedad de plantas, incluyendo árboles y grama.

Las técnicas de compostaje son especialmente útiles para acelerar la degradación de pequeñas cantidades de desperdicios, particularmente si se utilizan los citados sorbentes naturales. Siempre que las mezclas contengan niveles relativamente bajos de hidrocarburo, pueden amontonarse en pilas para facilitar la formación de compostaje. Debido a que los montones retienen el calor, esta técnica es especialmente adecuada en climas fríos, donde la degradación a través del compostaje es lenta.

1 2 3 4 5 6

  • Ir al índice de la sección
  • Volver atrás
  • Ir a la página anterior
  • Ir a la página siguiente
 

Visita nuestra web dedoclick Cultura educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE Creative Commons © ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - www.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦  Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios