CONSERVACIÓN: Espacios y paisajes naturales: Recorrido por la flora canaria - 1ª parte
Natureduca: Naturaleza educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 122 usuarios conectados

 

/natureduca/conservacion-espacios-y-paisajes-naturales-recorrido-por-la-flora-canaria-01






Conservación

ESPACIOS Y PAISAJES NATURALES

Recorrido por la flora canaria - 1ª parte


1 2 3 4



letra capitular El archipiélago canario tiene una situación atlántico-africana y se divide de modo natural en dos grupos de islas: uno, formado por Lanzarote y Fuerteventura, próximo a las costas africanas y con fuertes características de desierto. Otro, que incluye el resto de las islas, de tipo más acusadamente atlántico.

Algunas personas sostienen que estas islas son el único resto emergido que queda hoy en día del desaparecido continente de la Atlántida. Se trata sin embargo de una hipótesis con escaso fundamento, pero que goza del atractivo de las leyendas.

Origen de las islas

Las islas Canarias están formadas casi exclusivamente por la acumulación de materiales de origen volcánico; como zócalo se encuentran rocas eruptivas granitoides que sólo afloran a la superficie en contados puntos como, por ejemplo, en la gran caldera de Taburiente, en la isla de La Palma. Los volcanes modernos se han abierto paso a través de las potentes masas basálticas y hoy cubren buena parte de la superficie con escorias, cenizas y coladas. Ejemplo de ello es el Teneguía, en la citada isla de La Palma, un moderno volcán que tuvo su última erupción en 1971.

Volcán Teneguía, isla de la Palma
Volcán Teneguía, en la isla de la Palma, el último que entró en erupción en España, en 1971

En diferentes costas isleñas, se puede apreciar la existencia de varias terrazas marinas, las cuales nos indican que en época reciente las islas han experimentado un lento movimiento ascensional.

El clima

Por su altitud y situación plenamente atlántica, las islas Canarias gozan de un clima benigno y desprovisto de contrastes acusados entre el verano y el invierno. Debido a las grandes diferencias de altitud y a lo complicado de la topografía, se genera gran variedad de climas locales. Desde el nivel del mar hasta los 1.000 m. no se conoce la helada, por encima de los 2.000 m. cae nieve en el invierno y el contraste noche/día de temperatura es muy acusado.

Imagen nevada del Teide (Tenerife)
En invierno a partir de los 2.000 m. cae nieve, y el contraste de temperatura día/noche es muy acusado. Imagen nevada del Teide (Tenerife).

La pluviosidad es escasa en todas las islas, pero acusadamente baja en las orientales, donde puede pasar algún año entero sin llover. No obstante, esta sequía se ve, al menos en parte, compensada por los intensos rocíos y por la condensación directa en el terreno que producen los vientos alisios en su fluir casi continuo, al chocar con las montañas.

Un ejemplo de aprovechamiento de la humedad ambiental en zonas de escasa precipitación, es el que se manifiesta en Las Gerias, en Lanzarote, consistentes en unos hoyos que albergan las parras convenientemente dispuestas y protegidas para aprovechar el rocío, y donde se ha conseguido producir vinos de excelente calidad con un método que resulta todo un arte.

Gerias, en Lanzarote
Las Gerias, en Lanzarote, son unos hoyos dispuestos para aprovechar la humedad en una zona de mínima precipitación, donde la producción de excelentes vinos se ha convertido en un arte.

1 2 3 4

 

Visita nuestra web dedoclick Cultura educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE Creative Commons © ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - www.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦  Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios