COCINA Y GASTRONOMÍA: Productos varios: La miel - 2ª parte
Natureduca: Naturaleza educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 19 usuarios conectados

 

/natureduca/cocina-y-gastronomia-productos-varios-la-miel-02







Cocina y gastronomía

PRODUCTOS VARIOS

La miel - 2ª parte


1 2



Usos

as mieles espesas, que varían desde las muy suaves a las muy duras, y que deben ser siempre blandas y no de grano grueso, se suelen emplear para untar pan o tostadas.

Las mieles líquidas, que ya se pueden verter, son las más prácticas para emplear en la cocina. Se pueden mezclar también con zumo de limón y/o un chorrito de whisky para obtener una suavizante y caliente bebida.

En los platos de sabor fuerte, la miel puede emplearse para glasear, como la pierna de cerdo asada, o bien, mezclada con un poco de zumo de naranja para glasear el pollo asado. En algunos platos de pescado, como el pez espada, combina especialmente bien. Caliente, con vinagre, y aromatizada con un poco de zumo de limón y agua de azahar, forma un aliño poco común para ensaladas.

Pez espada a la miel
Pez espada a la miel

En la bollería, la miel añade sabor y hace que las texturas sean más suaves y húmedas, se emplea para hacer bizcochos, pasteles o magdalenas. Ya que la miel cristaliza a temperatura más baja que el azúcar, la cocción de alimentos que contienen miel se debe hacer a menos temperatura del horno, para compensar. Téngase en cuenta que, cuando se emplee levadura, la miel reducirá el crecimiento de la pasta.

Pastelillos con queso y miel
Pastelillos con queso y miel

Los helados caseros pueden ser endulzados con miel, en lugar de azúcar, pero la consistencia será más blanda. También es estupendo el queso y el yogur con miel. Cuando se hacen mermeladas, se puede utilizar miel, en lugar de azúcar; utilice el mismo peso de miel que el indicado para el azúcar en la receta.

Helado con miel

Sin embargo, cuando se sustituye la miel por el azúcar en cualquier otro tipo de recetas, recuerde que la miel es más dulce y, por esta razón, se necesita menor cantidad. Por regla general, aplique esta fórmula: por cada 275 g. de azúcar, utilice 225 g. de miel, y reduzca el líquido que indique la receta tres cucharadas para compensarlo. Si añade un pellizco de bicarbonato, contrarrestará su acidez.

1 2

 

Visita nuestra web dedoclick Cultura educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE Creative Commons © ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - www.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦  Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios