Aquellos maestros maltratadores

Ahora tengo 45 años, pero todavía hoy persiste en mi subconsciente una época de mi juventud que intento no recordar, sobre todo por el sentimiento de rabia que me embarga. Me entra un escalofrío cuando rememoro mi periodo de primaria, en un colegio público de Madrid. Aún hoy no puedo comprender como pudieron existir profesores tan mal nacidos como el que me tocó sufrír. Este elemento parecía que disfrutaba ensañándose con nosotros. Por supuesto, ni siquiera se nos ocurría ir a quejarnos al director, y mucho menos a nuestros padres, no fuera que recibiéramos otra más por encima, porque eso sí, en aquellos tiempos los maestros eran autoridad, y si nuestros padres recibían alguna queja por nuestro comportamiento, ya nos podíamos ir preparando.

Levantarme por la mañana ya era un suplicio, sabiendo lo que me tocaba todos los días. Aquel maestro nos tenía aterrados a los alumnos, y cuando entrábamos en la clase el corazón nos palpitaba a toda velocidad. Aquel tipo no tenía la más mínima idea de pedagogía; el daba una clase y después preguntaba, y el que no respondiera correctamente recibía un reglazo en toda la mano abierta. Si cerrabas la mano, cosa lógica por instinto, te golpeaba en los nudillos, y el dolor era insoportable. Cada vez que no sabías una pregunta, nuevo palo en la mano, y cuando una la tenías ya roja entonces te daba en la otra. Cuando llegabas a casa con las manos hinchadas sólo tenías ganas de descansar, pero había deberes y no hacerlos suponía más castigo físico. Ese hombre era un salvaje y de docente no tenía nada. Odié durante mucho tiempo aquella época, y a todos los miserables que permitieron y alimentaron aquel régimen.

Fdo. Domingo

3 comentarios:

  1. GIOVANI MEJIA

    SOY DOCENTE DE LENGUA CASTELLANA Y ESTOY TOTALMENTE DE ACUERDO CONTIGO. PERO ME INDIGNA AÚN MÁS EL HECHO DE QUE AÚN HOY, EN PLENO SIGLO XXI HAY SERES QUE SE DICEN LLAMAR DOCENTES Y QUE GOLPEAN A SUS HIJOS Y A SUS ESTUDIANTES. eN LA INSTITUCIÓN EN QUE LABORO, NO LO VAN A CREER, EL PROFESOR DE ÉTICA, RELIGIÓN Y CIVISMO, DE NOMBRE MARCELINO LEMUS RENTERÍA, GOLPEÓ SALVAJEMENTE A SU PROPIO HIJO, TAMBIÉN ESTUDIANTE DE LA INSTITUCIÓN, EN LA PROPIA INSTITUCIÓN, A LA VISTA DE SUS COMPAÑEROS DEL GRADO OCTAVO, DE OTROS PROFESORES, DEL SEÑOR DE LA TIENDA ESCOLAR, DE ALGUNAS PERSONAS DELA COMUNIDAD… Y SIGUE MUY CAMPANTE DESEDUCANDO EN LA INSTITUCIÓN. ESO SUCEDIÓ HACE 15 DÍAS Y LA ABSURDA SOLUCIÓN QUE LE DIERON FUE RECOMENDARLE A ESTE DEADAPTADO SOCIAL QUE VISITARA UN SICÓLOGO Y SOLICITARA TRASLADO. ESTO ES, EN MI OPINIÓN, EL EJEMPLO MÁS ABERRANTE DE LA IMPUNIDAD EN COLOMBIA.

  2. Soy madre de familia, en el colegio donde tengo mis ni;as en el preescolar la profesora las ha discriminado, permite ademas que los otros estudiantes las molesten en todos los sentidos, les tiran el cabello, les botan los utiles escolares, las chuzan con los lapices puntudos, y cuando las ellass dan la queja, lass rega;a y no las escucha, menos solucionarles nada. Fui un dia a hablar con ella y me porto muy mal. Ahora no se que hacer, pues ella no permite que se le hable y el Rector, tampoco dio solucion positiva al respecto. Que puedo hacer, a donde debo elevar mi queja_

  3. amantedelbuentrato

    En mis 42 años de vida, todavía no he tenido la primera razon para aprobar la practica del maltrato como forma efectiva de educar. Fuimos siete hermanos, no recuerdo en ninguna epoca de mi vida, haber visto a mis padres (practicamente analfabetas) ultrajar a mis hermanos, (golpes, jalones de pelo, pelliscos, etc.) Hoy en día, somos adultos de bien.
    En nuestras familias se educa CON AMOR.

    Mis hijos son como todos los demas niños, aveces caprichosos, aveces exigentes, pero convencida que los podemos educar con el amor que les tenemos. porque estoy formando personas respetuosas, nobls y con un claro concepto de lo que es FAMILIA.

    Que lastima que haya tanta gente con sentimientos de rencon hacia los padres y maestros porque no tuvieron la capacidad de soportarlos y orientarlos.
    Esas personas saben perfectamente que son incapaces por el poco amor y respeto que tienen hacia asimismos y recurren al maltrato para mantener la autoridad, claro esto normalmente llega hasta que el maltratado es capaz de levantarse y defenderse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.