ANTÁRTIDA - EXPLORACIÓN - EXPEDICIONES: Jean-Baptiste Charcot 1903 - 2ª parte
Natureduca: Naturaleza educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 104 usuarios conectados

 

/natureduca/antartida-exploracion-expediciones-jean-baptiste-charcot1903-02






Antártida

EXPLORACIÓN - EXPEDICIONES

Jean-Baptiste Charcot 1903 - 2ª parte


1 2



ara principios de abril los estudios científicos se encontraban en su punto álgido: El Lugarteniente Matha y Rallier se ocupaban de las observaciones astronómicas y topográficas; Turquet tomaba muestras zoológicas; el geólogo Goudon clasificaba minerales y rocas; Pleneau trabajaba en las máquinas y realizaba un registro fotográfico de la expedición. Los hombres trabajaron duro durante esos primeros días de invierno, y Charcot sabía que para que producir resultados debía darse descanso a los hombres todo lo que fuera posible. Las noches del invierno llegaron a sentirse verdaderamente largos. Los hombres discutían en sus espacios de ocio sobre las noticias de los viejos periódicos que llevaban a bordo, y realizaban conferencias sobre múltiples temas.

Durante el invierno las temperaturas llegaron a caer a -36º F. El Francais se heló por completo. Cortar los alimentos para preparar los Menú principals llegó a ser una aventura; la manteca y la carne tenían que ser partidas con hachas; descongelarlos tampoco era un asunto menor. Durante uno de los viajes a tierra, Rallier y otros tres marineros llegaron a quedar perdidos en la niebla. Una patrulla de búsqueda los halló estremecidos por el frío y con síntomas de congelación. A bordo de la nave, el Lugarteniente Matha contrajo una miocarditis; Charcot le aplicó un remedio que le había recomendado Gerlache, y para septiembre se encontraba ejecutando sus labores de forma normal.

El 24 de noviembre se cargó el bote ballenero con equipo del campamento, raciones para 20 días, instrumentos científicos y un trineo. El proyecto era ir a isla Petermann, a 10 millas de distancia en la costa de la Tierra de Graham. Se alcanzó la isla a pesar de que se necesitó romper el hielo a todo lo largo del viaje. El camino entre la isla Petermann y la línea de hielo de la Tierra de Graham, se condensó demasiado como para usar el bote, pero al mismo tiempo la placa era demasiado delgada y en algún momento podía ceder por el peso de los hombres. Tuvieron que realizar un esfuerzo sobrehumano arrastrando el bote con el corazón encogido por el temor a dar un paso en falso. De 10 a 18 horas diarias de esfuerzo extremo emplearon los hombres para llegar al continente. A pesar de llevar gafas oscuras, muchos de ellos sufrieron ceguedad por la nieve; Charcot describió ese efecto como "un puñado de pimienta en los ojos".

A mediados de diciembre los vientos del Sur limpiaron muchos de los hielos de la bahía. Los hombres trabajaron diligentemente para crear un cauce por el hielo, de forma que el Francais pudiese navegar por él. El buque no podía avanzar libremente, pero a pesar de la dificultad terminó abriéndose camino hasta mar abierto. Bordearon las islas Biscoe y navegaron cercanos a la costa entre isla Adelaida y Loubet. El 13 de enero de 1905 se encontraban a 60 millas de la isla Alejandro I, cuando pasaron casi rozando un gran iceberg tabular de más de 150 pies de alto. Pero los sustos no acabarían ahí, la nave golpeó con una roca y se formó una vía de agua. Mientras que las bombas de achique tenían que ser operadas a mano, el tiempo no acompañó.

El Francais navegaba pobremente, y Charcot consideró que no tenía más opción que abandonar los ambiciosos proyectos de exploración, para poner rumbo norte a buscar resguardo. Los hombres trabajaban 45 minutos de cada hora a la intemperie, día y noche, con los dedos helados bombeando agua en un desesperado intento de llegar a Puerto Lockroy, en isla Wiencke. El día 29 de Enero consiguieron alcanzar la isla y comenzar las reparaciones, que se alargaron durante diez días. El 15 de febrero, el Francais bordeó la isla Smith en las Shetland del Sur y tras alcanzar el Puerto Madryn en Tierra del Fuego, se dirigió a Buenos Aires.

En Buenos Aires, todos los buques del puerto se "vistieron" en su honor. Allí Charcot supo que se había intentado organizar una operación de rescate. Durante la inspección del buque se comprobó que la quilla tenía una rasgadura de 24 pies. El gobierno argentino ofreció a Charcot comprar el Francais para utilizarlo como nave de suministros; el francés pensó que la oferta recibida era demasiado buena para negarse, así que consintió. Charcot, toda la tripulación y 75 cajas de material científico partieron de Buenos Aires el 5 de mayo de 1905 a bordo del Algerie.

Pasarían varios meses antes de que los resultados de la expedición se publicasen, pero Francia ya era sabedora de que tenía un nuevo héroe: el Comandante Charcot. Casi 620 millas de costas e islas fueron trazadas; archipiélago de Palmer, Islas Biscoe, nuevos territorios de la Península de Graham y  Tierra de Alejandro I. Un mapa con correcciones realizadas por Charcot en la posterior expedición del Pourquoi-pas?, tres años más tarde, resultó ser un documento lo suficientemente exacto como para ser utilizado durante el siguiente cuarto de siglo.

1 2

  • Ir al índice de la sección
  • Volver atrás
  • Ir a la página anterior
  • Ir a la página siguiente
 

Visita nuestra web dedoclick Cultura educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE Creative Commons © ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - www.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦  Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios