ANTÁRTIDA - CIENCIAS - OCEANOGRAFIA: Química marina del Antártico
Natureduca: Naturaleza educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 122 usuarios conectados

 

/natureduca/antartida-ciencias-oceanografia-quimica-marina-del-antartico






Antártida

CIENCIAS - OCEANOGRAFÍA

Química marina del Antártico




a química marina, en general, y en nuestro caso particular aplicado al Océano Antártico, estudia la distribución de las sustancias en los océanos.

Una muestra media de agua de mar posee entre 33 y 37 partes por mil de sólidos disueltos, de los que más de un 60 % es sal común (ClNa). Además del cloro y del sodio, existen en el agua muchos elementos químicos, destacando por su abundancia el magnesio, azufre, calcio, potasio, bromo, carbono, estroncio, boro, silicio, flúor y nitrógeno.

Aunque la salinidad puede llegar a cifras extremas según la región oceánica, la proporción entre los diferentes componentes se mantiene siempre constante. Estos compuestos son afectados por procesos físicos y organismos vivientes. La distribución del oxígeno y dióxido de carbono es controlado por muchos efectos que actúan recíprocamente. En esta actividad, el oxígeno en la superficie siempre es mayor que en las profundidades, sin embargo, el dióxido de carbono y oxígeno se mezclan en el océano por efecto de la atmósfera, viento, olas y el proceso físico de difusión. También se libera oxígeno en el océano por medio del fitoplancton, que ejecuta la fotosíntesis, permitiendo que puedan sobrevivir los peces mas cercanos a la superficie.

De todas formas, muchos animales son capaces de sobrevivir adaptados a las profundidades, donde la fotosíntesis no puede realizarse por falta de luz. La cantidad de oxígeno y dióxido de carbono también viene afectado por muchos otros condicionantes, tales como las corrientes que iteran con las temperaturas y salinidades.

Muchos organismos animales y vegetales están están directamente afectados por esos condicionantes. La luz influye también en la producción vegetal, de la que se alimentan algunas especies del Antártico, como son determinadas algas y el Krill (Euphausia superba), una especie de diminuto camarón que constituye un importante eslabón de la cadena trófica antártica.

Colonia de Krill (Euphausia superba) alimentándose de algas bajo el hielo marino
Colonia de Krill (Euphausia superba) alimentándose de algas bajo el hielo marino

El estudio químico de las sustancias oceánicas del Antártico, nos ayuda a entender la relación con los demás océanos y está en proceso de investigación continua. Entender la distribución de compuestos y sustancias tales como el helio, fosfato o hierro, por citar sólo algunas, son retos permanentes de los investigadores oceanógrafos. Se sabe por ejemplo, que el helio se encuentra cerca de las profundidades por que asoma con la lava de las erupciones submarinas; o que el hierro y fosfato son necesarios para el crecimiento de las plantas.

En definitiva, la química marina nos ayuda a comprender donde, cómo y porqué suceden ciertos procesos e iteraciones en el Océano Antártico, y su relación e influencia en los demás océanos del planeta.

  • Ir al índice de la sección
  • Volver atrás
  • Ir a la página anterior
  • Ir a la página siguiente
 

Visita nuestra web dedoclick Cultura educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE Creative Commons © ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - www.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦  Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios