ANTÁRTIDA - CIENCIAS: Geología: un poco de historia de la geología
Natureduca: Naturaleza educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 107 usuarios conectados

 

/natureduca/antartida-ciencias-geologia-un-poco-de-historia-de-la-geologia







Antártida

CIENCIAS - GEOLOGÍA

Un poco de historia de la geología




ara comprender la formación del continente antártico, es preciso remontarse a la era paleozoica, y poner en práctica la teoría de Alfred Wegener sobre la deriva de los continentes.

Hoy esta teoría está aceptada y demostrada, aunque hasta 1960 no pudo corroborarse científicamente. Pero retrocedamos unos siglos para saber como se interpretaba entonces el proceso de formación y evolución de la tierra.

El siglo XVIII  se caracterizó por los calurosos debates sobre el pensamiento geológico entre dos escuelas enfrentadas. Los plutonistas, liderados por el geólogo escocés James Hutton, proponían que las rocas de la Tierra se habían fundido y solidificado, siendo las mas antiguas los restos de otras que existieron antes, y que posteriormente sufrieron otros procesos por la acción lenta de las causas atmosféricas. Distinguían las rocas de origen volcánico de las sedimentarias.

Por otra parte, los neptunistas -como llamaban a los seguidores del geólogo alemán Abraham Gottlob Werner- defendían que el agua era el agente universal. Las rocas, desde el granito hasta las placas mas recientes, eran material sedimentario abandonados por las aguas de los océanos, que formarían capas en la corteza terrestre como las de una cebolla. A los volcanes no les daban ningún papel relevante en la historia antigua de la Tierra, y los suponían de fechas recientes, razón por la cual llamaban a los partidarios de Werner neptunistas. Sólo a los geólogos que le daban a ciertas rocas un origen ígneo se les denominaba vulcanistas .

Hutton desarrolló en 1785 la moderna teoría de la evolución gradual de la corteza terrestre, introduciendo el concepto de uniformitarianismo, según la cual, la historia de la Tierra se puede interpretar siguiendo sólo los procesos geológicos conocidos por las observaciones modernas. Sostenía que muchos de esos procesos, de forma muy lenta, tardarían millones de años en transformar la tierra en lo que hoy conocemos. Esta teoría uniformadora, rechazaba de plano la teoría catastrofista cuyos seguidores eran liderados por el naturalista francés Georges Cuvier, los cuales, sostenían que las características geológicas de la Tierra eran fruto de los cambios bruscos producidos por las catástrofes naturales, tales como seismos e inundaciones.

La Teoría de Hutton, expuesta de forma valiente, contradecía las posiciones teológicas de su tiempo, que se amparaban en la descripción bíblica de la creación para sostener que la Tierra no tenía mas de 6000 años.

A principios del siglo XX un meteorólogo alemán llamado Alfred Wegener, revoluciona las ideas sobre la geología que existían en esos momentos, presentando una teoría que, básicamente, consistía en el movimiento de los continentes hacia sus actuales posiciones desde una masa inicial que se fracturó y dividió.

Alfred Wegener
Alfred Wegener

La teoría de la deriva continental que Wegener formuló establece, que en tiempos pretéritos todos los continentes de la tierra habían estado unidos en algún momento en un gran supercontinente que llamó Pangea, los cuales se fragmentaron, y derivando de su posición inicial se alejaron hasta ocupar las posiciones actuales.

Para demostrar la teoría, Wegener aportó las siguientes pruebas:

Geológicas

Las rocas y formaciones geológicas de Sudamérica, África, Australia, Antártida, Madagascar y parte de la India; presentaban concordancias sorprendentes. Igualmente se observan ajustes similares al reconstruir el continente noratlántico con la parte occidental de Europa, Escocia, Terranova y Norteamérica, al corresponderse los ejes de plegamiento caledonianos y hercínicos en Terranova y Nueva Inglaterra, con los de Europa Occidental e Islas Británicas.

Topográficas

Las líneas de costa a ambos lados del Atlántico son coincidentes. Aunque esta prueba no demostraba un encaje exacto, mucho después -en el año 1965- el geofísico inglés Sir Edward Bullard, mediante un proceso informático ensambló las piezas continentales, no por la línea actual de costa, sino por la plataforma continental existente a unos 1000 metros de profundidad. Las piezas del rompecabezas encajaban de forma sorprendente.

Paleontológicas

Los fósiles de la fauna y flora de ciertos helechos del carbonífero superior, peces dipnoos, reptiles, etc., antes de la separación continental, eran las mismas que las existentes en los continentes que actualmente se encuentran alejados entre sí. Ante esta afirmación de Wegener, muchos geólogos que no aceptaban la teoría, proponían otras que no se sostenían, tales como extraños y fantásticos puentes entre continentes.

Paleoclimáticos

Sedimentos de origen glaciar fueron encontrados en regiones donde hoy no existen. En lugares como Sudamérica, África o Australia, existen indicios de haber sufrido una gran glaciación durante el pérmico. La disposición actual de los continentes, no permite una explicación para la formación de glaciares en zonas ecuatoriales sin tener en cuenta la teoría de Wegener.

Para los geólogos de la época en que Wegener formuló la Teoría de la deriva continental esta idea era inaceptable, ya que presuponían a los continentes ocupando siempre posiciones fijas; los medios tecnológicos de entonces no permitían confirmar la teoría. Sólo en 1960 se le dio plena validez cuando, tras las investigaciones oceanográficas, fue revelado el fenómeno conocido por expansión del fondo marino, apoyadas por mediciones paleomagnéticas de gran sensibilidad y exactitud.

Asimismo, el estudio de ubicación original de las especies animales y plantas extinguidas, permitió a los geólogos determinar con gran precisión la cronología de los diversos terrenos y formaciones, reconociendo sus edades a pesar de los trastornos sufridos por la corteza terrestre.

  • Ir al índice de la sección
  • Volver atrás
  • Ir a la página anterior
  • Ir a la página siguiente
 

Visita nuestra web dedoclick Cultura educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE Creative Commons © ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - www.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦  Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios