EL HOMBRE Y LA TIERRA - ACTIVIDADES: El tráfico ilegal de especies - 2ª parte
Natureduca: Naturaleza educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 44 usuarios conectados

 

/natureduca/hombre-y-tierra-actividades-el-trafico-ilegal-de-especies-02







El Hombre y la Tierra

Las relaciones vitales Hombre-Tierra analizadas desde un punto de vista crítico

ACTIVIDADES

El tráfico ilegal de especies - 2ª parte


1 2



El tráfico del "oro blanco"

letra capitular El tráfico ilegal de especies no se limita a ejemplares de animales o plantas en peligro de extinción, también a productos derivados de los mismos, tales como pieles, polvo de cuerno de rinoceronte, marfil, etc. Precisamente, el comercio del marfil (llamado "oro blanco") supone un auténtico drama para la vida de los últimos gigantes de nuestro planeta, por la incansable demanda de este "oro" para decorar los hogares y los cuerpos.

elefantes para extraerles el marfil
Solamente en África, entre 1979 y 1989, se abatieron alrededor de 700.000 elefantes para extraerles el marfil

Los elefantes son perseguidos por los depredadores humanos solamente por sus colmillos, que una vez abatidos le serán arrancados y sus cuerpos abandonados sobre la sabana a merced de las fieras y aves carroñeras; sólo los dos incisivos justifican la muerte de un gran animal, que hace mucho tiempo se constituía en grandes manadas que poblaban los paisajes naturales de la Tierra, y que hoy en día todavía peligra su existencia por la insaciable codicia del ser humano.

Solamente en África, entre 1979 y 1989, se abatieron alrededor de 700.000 elefantes para extraerles el marfil. Tras esta salvaje cacería, en esta última fecha quedaron reducidos a un número estimado en 600.000, momento en que la Convención Internacional de Especies de Fauna y Flora Salvaje Amenazadas de Extinción, prohibió tajantemente el comercio internacional de marfil.

La unidad biológica que representa el ecosistema total

Definitivamente, la sociedad mundial necesita reflexionar sobre las consecuencias del tráfico ilegal de especies de animales y plantas. No se valoran en su justa medida los retos que continuamente ofrecemos a la estabilidad del ecosistema total, donde esta actividad es una más entre otras muchas antiecológicas e irrespetuosas con el medioambiente.

Todavía no estamos suficientemente sensibilizados, ni tenemos la conciencia ecológica adecuada para comprender el concepto de unidad biológica interdependiente, que representan todas y cada una de las criaturas que habitan la biosfera, ni las posibilidades y beneficios que a su vez el hombre puede obtener de ellas y de su estudio respetuoso con las leyes ecológicas.

leyes biológicas
Una serie de leyes biológicas interrelacionan todos los actos de los seres que habitan la biosfera

No acertamos a comprender la pérdida irreparable a la que nos enfrentamos; por ejemplo, la acción de destruir una especie de planta rara o escasa, en donde podrían ocultarse futuros remedios para la humanidad, o también la pérdida de animales importantes en las redes tróficas, que pueden a su nivel desestabilizarlas y finalmente manifestarse de diferentes formas en el ecosistema general.

Cada animal, cada planta, cada ser habitante del suelo, del subsuelo o de los árboles, vive, evoluciona e influye en su entorno, porque una serie de leyes biológicas interrelacionan todos sus actos. La acción del hombre ignorando esas leyes romperá su curso y evolución normal, y en algún momento tarde o temprano se reflejará drásticamente contra el propio hombre.

1 2

  • Ir al índice de la sección
  • Volver atrás
  • Ir a la página anterior
  • Ir a la página siguiente
 

Visita nuestra web dedoclick Cultura educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE Creative Commons © ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - www.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦  Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios