GEOGRAFÍA - FÍSICA: Climatología - 7ª parte
Natureduca: Naturaleza educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 107 usuarios conectados

 

/natureduca/geografia-fisica-climatologia-07







Geografía

FÍSICA

Climatología - 7ª parte


1 2 3 4 5 6 7 8 9 10



Precipitaciones

letra capitular El estudio de la humedad del aire es fundamental en climatología, tanto por estar en la génesis de las precipitaciones, como por las consecuencias para la producción biológica que se derivan de sus oscilaciones.

El nivel y régimen de precipitaciones son factores trascendentales en lo que respecta a la vida sobre la tierra; así, de ellos se derivan los diferentes tipos de vegetación, la formación de los suelos, su productividad, la capacidad de sedimentación y erosión sobre las rocas, entre otras numerosas cuestiones de carácter físico, geofísico, biológico, biogeográfico, e incluso de las actividades económicas de seres humanos.

La atmósfera posee siempre un determinado grado de humedad, es decir, el aire contiene agua y su movimiento en la atmósfera hace que se renueve constantemente. Este grado de humedad puede ser medido.

Distribución media anual de precipitaciones
Distribución media anual de precipitaciones. Van desde 0 centímetros (colores claros), hasta 639,5 (colores azul oscuro), pasando por valores intermedios de 90,4 (colores verdes oscuros)

Humedad absoluta y relativa

Se define como humedad absoluta el peso del vapor de agua que contiene una unidad de volumen de aire. Por su parte, la humedad relativa es la cantidad de agua que el aire todavía puede absorber; por ejemplo, si la humedad relativa es del 70%, significa que el aire aún puede absorber hasta un 30% más de vapor de agua.

Capacidad de absorción del aire

La capacidad de absorción del aire está en proporción directa con su temperatura, es decir, a mayor temperatura del aire mayor capacidad de absorción; es además un elemento climático fundamental para la evaporación. Esto significa que el agua del mar, ríos y lagos necesitan calor para su evaporación y posterior absorción por el aire.

evaporación del agua del mar, ríos y lagos
La capacidad de absorción del aire es proporcional a su nivel de temperatura; éste es además un elemento climático fundamental para la evaporación del agua del mar, ríos y lagos

El efecto contrario surge con el descenso de temperatura, es decir, cuando el aire atmosférico está saturado de agua (contiene el 100% de humedad) una baja temperatura produce la condensación, constituyendo las nubes y precipitando en forma de lluvia si existen lo que se llama núcleos de condensación, consistentes en unas diminutas partículas que se encuentran en el aire en suspensión, y que facilitan que el vapor de agua pueda pasar al estado líquido; cuando esto sucede, se unen miles de pequeñísimas gotas formando una nube, y precipitándose en forma de lluvia cuando alcanzan un peso y volumen adecuado.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

  • Ir al índice de la sección
  • Volver atrás
  • Ir a la página anterior
  • Ir a la página siguiente
 

Visita nuestra web dedoclick Cultura educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE Creative Commons © ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - www.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦  Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios