ENERGÍAS - ENERGÍA NUCLEAR: Introducción a la energía nuclear - 1ª parte
Natureduca: Naturaleza educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 108 usuarios conectados

 

/natureduca/energias-energia-nuclear-introduccion-01






Energías

ENERGÍA NUCLEAR

Introducción a la energía nuclear - 1ª parte


1 2



Qué es la radioactividad...

a radiactividad es una energía que emiten ciertos cuerpos, sea espontáneamente (radiactividad natural) o provocada por una intervención externa (radiactividad artificial). Esta radiactividad tiene numerosas aplicaciones, tales como determinar la edad de los minerales, investigación biológica, tratamiento de enfermedades, técnicas de microanálisis, etc. Becquerel descubrió en 1896 que el uranio poseía la propiedad natural de emitir radiactividad, unos pocos años más tarde el matrimonio Curie logró aislar el radio, que era un millón de veces más radiactivo que el uranio.

En la radiactividad natural, como se ha dicho, determinados cuerpos tienen la capacidad de modificarse espontáneamente emitiendo radiación. Mayormente, los átomos que existen en la naturaleza son estables (la composición del núcleo no varía), sin embargo, una pequeña porción de ellos tienen una tendencia a descomponerse con el transcurso del tiempo, transformándose en otros elementos diferentes. Existe un tiempo de vida media de estos elementos que varía según de cual se trate; por ejemplo, el del uranio 238 se estima en cinco mil millones de años y el del uranio 235 setecientos millones de años. Pero también existen elementos radiactivos de cortísima vida en comparación con los citados, como es el del estroncio 90 con 28 años, o el del tritio (isótopo del hidrógeno) con doce años.

Por su parte, la radiactividad artificial es la descomposición de los átomos por colisión con otras partículas atómicas. Para producir esta energía artificial es preciso bombardear intencionadamente el núcleo de un átomo de un determinado material. En las centrales nucleares de fisión ese material (o combustible) habitualmente utilizado es el uranio. La fisión (división) se produce cuando se golpea el núcleo del átomo de uranio con un neutrón a 16.000 km. por segundo. El resultado de esa división es la liberación de una energía veinte millones de veces más potente, que muchas de las energías provenientes de los hidrocarburos que utilizamos asiduamente en el hogar.

Pero la fisión no sólo libera energía, también se generan otros productos variados. Además de tres neutrones libres que pueden romper a su vez otros átomos, se producen otros elementos como estroncio, cesio, bario, xenon o kripton; todos ellos son también radiactivos.

La radiación que emiten los materiales radiactivos pueden dañar los organismos vivos. Todos los seres vivos están expuestos a mayor o menor radiación procedente de materiales que la emiten de forma natural. La unidad de medida de la radiación es el sieverts; un nivel normal (no nocivo) de radiación sobre un individuo puede ser 2 o 3 milisieverts (2 o 3 milésimas partes de un sieverts). En el caso del trabajador de una central nuclear, este nivel puede llegar a 4,5 milisieverts; un nivel de 5 sieverts le causaría la muerte.

La radiactividad artificial producida en una central nuclear que consiga superar las medidas de seguridad establecidas, o la liberada por efecto de la explosión de bombas atómicas, puede causar graves daños a los seres vivos incluso más allá de las fronteras del país donde se haya producido. Esa radiación puede precipitarse sobre la superficie terrestre en forma de gotas de lluvia tras condensarse en las nubes. El polvo radiactivo, antes de producir la lluvia, puede girar alrededor de la Tierra arrastrado por los fenómenos atmosféricos, e incluso precipitarse al cabo de meses o años.

Estructura de la materia

Para comprender cómo se desarrolla la energía nuclear, es preciso introducirse en la estructura de la materia y analizar la partícula más pequeña en que se puede subdividir, el átomo.

Químicamente, el átomo es la parte más pequeña de un elemento que puede intervenir en una reacción; cuando se encuentra en estado normal su carga eléctrica es neutra, es decir, posee el mismo número de electrones en las órbitas que protones en su núcleo.

El átomo es la parte más pequeña de un elemento que puede intervenir en una reacción
El átomo es la parte más pequeña de un elemento que puede intervenir en una reacción

Si varios átomos interaccionan entre sí, forman entonces una molécula, en donde los respectivos electrones mantienen una serie de enlaces; estos enlaces pueden ser de tipo covalente, metálico o iónico.

Si varios átomos interaccionan entre sí forman una molécula
Si varios átomos interaccionan entre sí forman una molécula

1 2

  • Ir al índice de la sección
  • Volver atrás
  • Ir a la página anterior
  • Ir a la página siguiente
 

Visita nuestra web dedoclick Cultura educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE Creative Commons © ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - www.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦  Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios