LA RADIO: La comunicación radiofónica: El lenguaje radiofónico: materiales sonoros y no sonoros - 2ª parte
 Cultureduca: Cultura educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 20 usuarios conectados    

 

/cultureduca/radio_comu_lengradio02



La Radio

LA COMUNICACIÓN RADIOFÓNICA

El lenguaje radiofónico: materiales sonoros y no sonoros - 2ª parte

Fuente: Recursos educativos del Mº de Educación de España (Licencia Creative Commons)


1 2



ras las explicaciones de la página anterior, te resultará más fácil comprender la definición de lenguaje radiofónico que el profesor Armand Balsebre, catedrático de Comunicación Audiovisual y Publicidad en la Universidad Autónoma de Barcelona, aporta en el libro que, precisamente, lleva por título El lenguaje radiofónico: Conjunto de formas sonoras y no-sonoras representadas por los sistemas expresivos de la palabra, la música, los efectos sonoros y el silencio, cuya significación viene determinada por el conjunto de los recursos técnico-expresivos de la reproducción sonora y el conjunto de los factores que caracterizan el proceso de percepción sonora e imaginativo-visual de los radioyentes.

Es importante tener en cuenta que el conjunto de recursos técnico-expresivos a los que se refiere el profesor Balsebre conforman, en esencia, el código radiofónico, es decir, el repertorio de posibilidades que, utilizando los componentes del lenguaje, tenemos para producir enunciados significantes.

Analizaremos ahora las diferentes materias primas de las que hemos hablado, pero antes conviene que sepas que en la radio, al igual que en otra situación comunicativa, los mensajes tienen un componente semántico y un componente estético. Ten en cuenta que, como bien sostiene en su libro Teoría de la información y de la percepción estética Abraham Moles, uno de los teóricos de la comunicación más prestigiosos, en cada nivel de comunicación entre emisor y receptor, por cualquier canal, siempre es posible distinguir dos aspectos en el mensaje. Por un lado, el aspecto semántico, correspondiente a un repertorio de signos normalizados universalmente. Por otro lado, el aspecto estético, es decir, la expresión de las variaciones que la señal puede sufrir sin perder su especificidad; estas variaciones constituyen un campo de libertad que cada emisor explota de manera más o menos original. El mensaje es la suma de ambas informaciones: semántica y estética.

En el caso de la radio, los cuatro componentes de su lenguaje transportan siempre las dos informaciones a las que se refiere Moles. Esto explica que, por ejemplo, un pequeño fragmento musical en medio de un boletín informativo signifique que cerramos página en cuanto a noticias nacionales se refiere y que pasamos al bloque de actualidad internacional, o que al oír la voz de un/a locutor/a que nos asegura que le gusta mucho el disco que acabamos de escuchar, tengamos la impresión de que, en realidad, nos está diciendo justamente lo contrario. El cómo se dice, la forma, la estética, en definitiva, lo que podríamos denominar la expresión fonoestésica, juega muchas veces un papel tan o más determinante que lo que en sentido estricto significan las palabras que utilizamos para decir.

1 2

  

Visita nuestra web dedoclick Naturaleza educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE© ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía  ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios