ANTÁRTIDA - EXPLORACIÓN - EXPEDICIONES: Wilhelm Filchner 1911 - 2ª parte
Natureduca: Naturaleza educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 86 usuarios conectados

 

/natureduca/antartida-exploracion-expediciones-wilhelm-filchner-1911-02






Antártida

EXPLORACIÓN - EXPEDICIONES

Wilhelm Filchner 1911 - 2ª parte


1 2



letra capitular Estaba claro que a estas alturas el Deutschland estaba en serio peligro de ser aplastado por el hielo, así como el propio campamento. Se calculó que 17,5 mil millones de pies cúbicos de hielo habían roto y navegaban en libertad. Inevitablemente habría que cargar todo el material posible a bordo y abandonar el lugar tan pronto como fuera posible.

Se emplearon los siguientes dos días en desmantelar todo el campamento. El Deutschland se mantenía a una distancia segura mientras se arrastraban los materiales, botes salvavidas y animales de retorno a bordo. Un perro quedó abandonado cuando se negó a ser atado. Gran parte de lo recuperado podía servir para construir el nuevo campamento.

La posición original del iceberg era 77º 45' Sur, 34º 34' Oeste. Filchner escribió: "Era del todo imposible para nosotros el volver a la Tierra del Príncipe Regente." El Deutschland navegó durante varios días esperando mejores condiciones de tiempo. Finalmente se realizó un desembarco en el hielo continental, donde los hombres construyeron dos depósitos grandes a 330 pies del nivel del mar. Se cubrieron los depósitos con hielo y marcado con banderas.

El proyecto de Filchner era retirarse ahora a las islas Georgias del Sur par pasar el invierno, regresando en primavera con provisiones adicionales, para intentar completar el viaje transcontinental. Pero ya se encontraban a principios de marzo, y pronto la niebla les cegó y las bajas temperaturas helaron las aguas. Filchner escribió: "El diablo había sellado nuestro destino." El Deutschland se heló completamente el 6 de marzo, quedando atrapado entre los hielos y flotando a merced de los vientos y corrientes del Mar de Weddell.

Para romper la monotonía del largo invierno que les esperaba, Filchner promovió actividades y trabajos. Se construyeron pequeñas cabañas en el hielo y se instaló allí equipo científico. Se realizaron actividades deportivas regularmente en cubierta y sobre la placa de hielo. En ocasiones se daban paseos a caballo. Filchner quedó un tiempo apartado de las actividades físicas cuando cayó de un mástil y se partió varias costillas.

Buscando Nueva Greenland
Buscando Nueva Greenland

El día 23 de junio se realizó una expedición en busca de la tierra de Morrell, o Nueva Greenland del Sur, que se suponía haber visto en 1823, y que calculaban se encontraría sólo 37 millas al este de donde se quedó atrapado el Deutschland. Filchner, junto con los Oficiales Kling y Konig, salieron con dos trineos arrastrados por ocho perros y provisiones para tres semanas. La luz solar se limitaba a sólo dos o tres horas diarias; el sol solía ponerse alrededor de las 2 de la tarde.

Un día avanzaron menos de cuatro millas, mientras que la máxima era de quince. Los hombres padecieron heladas muy duras cuando las temperaturas descendieron a -31º F. Filchner escribió en su diario: "Por la noche nos estremecíamos en nuestra pequeña tienda." Las tareas más simples requerían horas a causa de las frías temperaturas. Los instrumentos científicos se helaban en el mismo momento que se extraían de sus recipientes, teniendo que ser calentados antes de su uso. Cuando llegaron a los 70º 32' Sur, 43º 45' Oeste, habían recorrido 31 millas pero no había rastro de la tierra Morrel. Dejaron caer un peso por un agujero en el hielo y cuando llegó a los 5.248 pies la línea se rompió; estaba claro que la tierra que Morrel creyó ver era un espejismo.

La jornada de retorno era quizá más peligrosa; fuertes crujidos acompañaban a las aberturas que se formaban en el hielo, teniendo que ser modificado el itinerario. En algunas zonas la superficie estaba compuesta por delgadas capas de hielo joven, que exponían a los hombres al peligro constante. A pesar de que los instrumentos estaban helados, la habilidad de navegación de Kling era excepcional;  el 30 de junio, sólo ocho días después de salir de la nave, Filchner y sus hombres divisaron los mástiles del Deutschland. Mientras estuvieron ausentes el barco había  flotado a la deriva 38 millas.

Las siguientes dos semanas vieron como el invierno antártico acababa. El 8 de agosto el Capitán Vahsel murió de una enfermedad que ya arrastraba; Kling tomó entonces el mando de la nave. Para finales de septiembre el Deuschland fue rodeado por grandes canales de aguas. Se encendieron las calderas y se esperó cualquier oportunidad de romper el cautiverio. Todos los animales, cabañas y equipo científico estaban de nuevo a bordo, pero pasarían otras tres semanas antes de que el barco consiguiese quedar libre. Filchner dejó escrito que la posición de la nave era 63º 37' Sur, 36º 34' Oeste. El 19 de diciembre de 1912 llegaron a las Georgias del Sur.

La expedición del Deutschland falló en su intento de realizar un viaje trasantártico, pero como Otto Nordenskiöld señalaría en el prólogo de un libro que Filchner publicaría más tarde, su descubrimiento de Luitpold y la Barrera de Filchner, suponían importantes hallazgos geográficos.

1 2

  • Ir al índice de la sección
  • Volver atrás
  • Ir a la página anterior
  • Ir a la página siguiente
 

Visita nuestra web dedoclick Cultura educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE Creative Commons © ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - www.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦  Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios