Natureduca: Naturaleza educativa
Usuarios conectados a Naturaleza educativa 30 Usuarios en linea





/natureduca/antartida-ecologia-vegetacion-algas-marinas



Antártida

ECOLOGÍA

Vegetación: algas marinas



letra capitular En la Antártida existen algas diatomeas, dinoflagelados, cianófitas, clorófitas, feófitas y rodófitas. Las algas de aguas continentales son organismos planctónicos como las diatomeas, y bentónicos o de los fondos como las cianófitas. Se conocen aproximadamente un centenar de especies de diatomeas localizadas en aguas antárticas y subantárticas; más de trescientas especies de algas de agua dulce; igualmente se encuentran algas que viven en la nieve y el hielo, visibles durante la primavera y verano antártico en forma de manchas de coloraciones verdes, amarillos y rojos.

Las algas marinas son conocidas generalmente como talófitas. Son organismos pluricelulares que viven a lo largo de los litorales marinos, y se diferencian de las plantas superiores en que no poseen raíces, tallos, hojas, ni sistemas vasculares verdaderos. La forma de anclaje a los objetos sólidos es mediante el órgano llamado hapterio o háptero, y lo hacen sobre distintos substratos como rocas (epilíticas), sobre otras plantas (epífitas), e incluso sobre el cuerpo de animales (epizoicas). Su alimentación la realiza mediante la fotosíntesis absorbiendo los nutrientes directamente del agua, y muchas de ellas deben resignarse a vivir en profundidades donde llegue la luz solar (conocidas como zonas fíticas), razón por la que existen grandes áreas litorales donde abundan las algas marinas.

Organismos planctónicos vistos al microscopio
Organismos planctónicos vistos al microscopio

Otras especies de algas marinas serán probablemente potenciales fuentes de aplicación en medicina, dadas los importantes compuestos químicos que albergan. Alrededor de 700 especies de algas bentónicas ya descritas y de las que se desconoce todavía su utilidad, pueden llegar a ser empleadas en la industria, no solo química, sino también alimentaria; ejemplo de esta aplicación es el carragenato que se extrae de ciertas algas rojas, como la Gigartrina e Iridaea; o la Macrocostis porifera, utilizada como forraje.

Durante todo el otoño, invierno y primavera, las algas viven en medio del hielo. En primavera forman a menudo densas esteras que despiden una luz brillante. Durante el verano quedan sueltas en el océano por efecto del deshielo, y muchas permanecen unidas a los témpanos, que las van soltando lentamente mientras sus extremos inferiores son erosionados por el agua marina. Una vez libres en el agua llegan a ser un importante alimento de la Cadena Trófica, en particular para el krill, este crustáceo es la alimentación principal para muchas ballenas, focas y pingüinos. El ecosistema antártico depende en gran medida de esta alga microscópica.

Aunque el hundimiento de la nieve marina en el Antártico implica la difusión de diversos organismos y sedimentos, se estima que transporta principalmente algas, siendo una fuente importante de carbono orgánico y sílice. Un porcentaje pequeño del carbono total queda en el fondo del mar procedente de esta nieve marina, y es consumido por los organismos del Bentos (morada del fondo). Este porcentaje puede ser tan alto como un 10% del carbono total en aguas costeras, y menos de 1% en los océanos profundos.

Existe una estación muy corta entre aproximadamente noviembre (a finales) y febrero, llamadas Primavera y Verano Austral; en este periodo las algas crecen muy rápidamente debido a las cantidades altas de luz del Sol, y suministro de nutrientes de aguas profundas. Durante este tiempo de rápido crecimiento de las algas, se forman grandes cantidades de nieve marina que atrapan las plantas, y que posteriormente son absorbidas por el océano.

Fitoplancton
Fitoplancton

Entre los hielos marinos del Océano Antártico hay básicamente tres tipos de algas marinas: Fitoplancton, Algas del hielo marino, y Algas gigantes. El fitoplancton, como todo plancton, se encuentra libre, flotando en el agua. Las algas del hielo marino crecen sin embargo unidas al propio hielo.

Las algas marinas gigantes, crecen formando sábanas alrededor de los litorales de las Islas Subantárticas. Representativo de estas algas gigantes son las que viven en las orillas de la Isla Mcquarie. Las áreas costeras de esta isla proveen un resguardo y hábitat de numerosas especies de peces e invertebrados, que además son ricas en nutrientes. Muchas aves voladoras e insectos se alimentan también de estas algas, que suelen aparecer varadas en las playas después de las tormentas. Algunas especies de algas gigantes tienen unas correas en forma de tentáculos, que pueden crecer en verano a la increíble velocidad de 30 cm. por día.

  • Ir al índice de la sección
  • Volver atrás
  • Ir a la página anterior
  • Ir a la página siguiente

CONSULTA TAMBIÉN LOS SIGUIENTES ARTÍCULOS RELACIONADOS:
Visita nuestra web dedoclick Cultura educativa





Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE Creative Commons © ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - www.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦  Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦ Bibliografía ¦ Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios