TECNOLOGÍA: Electrónica: Historia de la electónica - 1ª parte
Natureduca: Naturaleza educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 58 usuarios conectados

 

/natureduca/tecnologia-electronica-historia-01







Tecnología

ELECTRÓNICA

Historia de la electrónica - 1ª parte


1 2 3 4 5



Los primeros estudios y descubrimientos

letra capitular El primer dispositivo electrónico propiamente dicho, el diodo de vacío, lo inventó John Ambrose Fleming en 1904. Pero previamente se tuvieron que establecer los fundamentos científicos de esta ciencia.

Como ya se ha comentado, el primer efecto de la electricidad fue observado por Tales en el siglo VI antes de Cristo. Esta propiedad fue durante mucho tiempo una curiosidad científica, sin una explicación clara. Tuvieron que pasar más de dos mil años antes de que los científicos empezaran a comprender el significado real del fenómeno.

En el siglo XVII, Robert Boyle descubrió una de las bases de la electricidad, la existencia de cargas de dos tipos; las substancias con cargas de distinto tipo se atraían y las que poseían cargas de igual tipo se repelían. En el siglo XVIII Benjamín Franklin denominó positivas a unas y negativas a otras.

Benjamín Franklin
Benjamín Franklin

En 1729 Stephen Gray redactó una lista de materiales conductores y aislantes. Para su realización cargaba de electricidad estática una botella de cristal, que al ser aislante, conservaba la carga, y la conectaba a tierra con una tira de otro material. Si la botella se descargaba, el material era conductor, si no, era aislante.

El efecto de conservación de carga fue estudiado por los holandeses P. van Muschenbroek y Cunaeus en 1745. Durante los experimentos, que consistían en cargar de electricidad estática una botella de cristal, Cunaeus recibió una fuerte descarga eléctrica, y afirmó que «ni por la corona de Holanda volvería a sufrir una descarga de ese tipo». La botella había actuado de condensador. Posteriormente, Franklin la perfeccionó recubriendo ambas partes del vidrio con metal.

Ya en el siglo XIX, concretamente en 1831, Michael Faraday estudió los efectos de la inducción magnética en un cable, observando que un campo magnético en movimiento generaba electricidad. Este fenómeno fue empleado por los físicos Weber y Gaus en 1833 para establecer un rústico sistema de comunicación: entre las casas de ambos tendieron un cable. Para enviar una señal, movían un imán en las proximidades del cable y el otro detectaba la señal observando las fluctuaciones de una brújula al circular la corriente por el cable.

Ese mismo año Faraday descubrió un raro fenómeno estudiando las propiedades de los conductores. La mayoría de los materiales poseen una conductividad propia que les facilita en mayor o menor grado la conducción de electricidad. Esta conductividad aumenta en los metales al aumentar la temperatura. Sin embargo Faraday descubrió que en el sulfuro de plata, la conductividad disminuye al aumentar la temperatura. El científico acababa de descubrir un material semiconductor, aunque no se tuvo conciencia de ello hasta mediados del siglo XX.

Michael Faraday
Michael Faraday

Uno de los avances teóricos de la electrónica más importantes lo produjo J. C. Maxwell, al enunciar las ecuaciones que llevan su nombre. Estas ecuaciones predecían la existencia de las ondas electromagnéticas, y produjeron una gran polémica en 1865 cuando el científico las hizo públicas. Pocos años después en Bonn, el físico Heinrich Hertz demostraba la existencia de este tipo de ondas, poniendo fin a la polémica.

Algunos años antes, en 1874, Ferdinand Braun había fabricado el primer dispositivo semiconductor. Era el rectificador de efecto de punta. Consistía en un pequeño trozo de galena sobre el que hacía contacto un hilo fino. El dispositivo, conocido popularmente como «bigote de gato» por su forma, rectificaba la corriente, dejándola pasar en un sentido pero no en el otro. No obstante se desconocía la razón por la que funcionaba así, siendo los técnicos incapaces de perfeccionarlo y lograr un funcionamiento fiable. Los pocos que se fabricaban se realizaban prácticamente por intuición y sólo algunos de ellos cumplían los requisitos exigidos.

1 2 3 4 5

 

Visita nuestra web dedoclick Cultura educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE Creative Commons © ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - www.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦  Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios