TECNOLOGÍA - AERONÁUTICA: Ramas de la aviación - 10ª parte
Natureduca: Naturaleza educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 25 usuarios conectados

 

/natureduca/tecnologia-aeronautica-ramas-de-la-aviacion-10







Tecnología

AERONÁUTICA

Ramas de la aviación - 10ª parte


1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15



La aviación militar (continuación)

Después de la Segunda Guerra Mundial

Los antecedentes de la Guerra Fría

ras finalizar la Segunda Guerra Mundial, en 1945, emergerían dos superpotencias que rivalizarían hasta finalizar el siglo XX: Estados Unidos y la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS). Las divisiones territoriales realizadas tras el fin de la guerra (más tarde simbolizadas con el llamado "telón de acero"), la política expansionista de la URSS con la intención de crear gobiernos comunistas leales en previsión de futuras agresiones, y la estrategia estadounidense junto a sus aliados de protegerse contra el expansionismo ideológico comunista, generó una hostilidad mutua pero sin enfrentamiento militar entre las dos grandes potencias, que se traduciría en lo que el periodista Walter Lippmann popularizó en un libro con el término Guerra fría.

La desconfianza comenzó tras la vulneración por la URSS de los acuerdos adoptados a raíz de la Segunda Guerra Mundial. La URSS afrontó la tarea de fortalecer su seguridad mediante un progresivo control de los territorios fronterizos ocupados, tanto en la vertiente política como económica, y siempre bajo la amenaza de su poderío militar. Un discurso realizado en 1946 por Stalin fue interpretado como una declaración de guerra ideológica contra Occidente, frente a la cual se propuso la denominada Doctrina Truman, que consistía en ayudar a las fuerzas anticomunistas de Grecia y Turquía, a la vez que se fomentaba un sentimiento en la opinión pública estadounidense respecto a combatir en el caso de un supuesto conflicto.

Comité político consultivo del Pacto de Varsovia
Comité político consultivo del Pacto de Varsovia

Este ambiente de guerra ideológica obligaba a crear alianzas militares y a mantener la industria de la guerra en plena investigación tecnológica, con objeto de no ser sorprendido en el caso de un conflicto armado. De esta situación nacerían la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) por parte occidental, y su respuesta soviética la alianza militar conocida como Pacto de Varsovia, firmado el 14 de mayo de 1955.

La aeronáutica militar en la Guerra Fría

La aeronáutica militar tenía su importante función en la estrategia estadounidense de la posguerra. La opción de las armas nucleares se encontraba dentro de los planes de la defensa, y se requerían flotas de bombarderos capaces de transportar los ingenios nucleares a cualquier parte del mundo. Diversos aparatos serían retirados o reemplazados y otros irían entrando en escena. El Consolidated B-36, de 10 motores (4 de ellos a reacción), sustituyó a los B-29 y B50. El B-47, caracterizado por su diseño de ala inclinada, resultó ser un bombardero a reacción de gran eficacia. Pero el mas notable de todos los bombarderos fue el Boeing B-52, una superfortaleza del aire que voló por primera vez el 3 de octubre de 1952, permaneciendo en servicio activo durante muchas décadas.

Superbombardero B-52
Superbombardero B-52

Por su parte, Gran Bretaña, que se encontraba dentro del bloque occidental, inició sus pruebas nucleares en 1952, y la RAF precisó igualmente bombarderos con la autonomía de los B-52. El más exitoso de los que desarrolló fue el Vulcan, cuya ala en delta presentaba una característica forma de murciélago. Esta nave pertenecía a los bombarderos denominados V, como el Victor y el Valiant, y estuvo casi 37 años en servicio dentro de los escuadrones de la RAF, causando baja en 1990.

La década de 1950 produjo excelentes aviones a reacción de ataque y combate. La RAF, aunque todavía tenía en servicio los viejos Meteors, ya contaba con los nuevos Supermarine Swifts, Gloster Javelins y el elegante Hawker Hunter. En Corea, Estados  Unidos luchaba con su F-86 Sabre contra el soviético Mig-15, éste de silueta muy poco atractiva pero altamente efectivo. A partir de 1953 aparecieron varios aviones supersónicos: los estadounidenses F-100 Super Sabre y Convair F-102 Delta Dagger, el inglés Electric Lightning, y el soviético Mig-19.

Mig-19 soviético
Mig-19 soviético

En la década de 1960 los países vecinos a los de la órbita soviética requerían aviones occidentales para defenderse de los Migs rusos, que eran entregados por centenares a los estados comunistas. El más famoso de los aviones de esta década construido en occidente fue el francés Dassault-Mirage III, que fue adquirido por muchos países del bloque occidental para integrar sus fuerzas aéreas.

En la misma década de 1960 se desarrolló el primer avión reactor de despegue y aterrizaje vertical, el Hawker Harrier, y el avión de ala plegable. Ambas tecnologías no han tenido el alcance esperado, pero siguen siendo utilizadas por algunas fuerzas aéreas y navales de varios países. El Harrier dispone de un potente motor que expulsa el aire a través de unas válvulas que pueden ser orientadas, hacia abajo para despegar o aterrizar, y hacia atrás cuando se acelera el vuelo. El inconveniente de utilizar el sistema de despegue o aterrizaje vertical es el alto consumo de combustible que se produce durante ese periodo, lo que obliga a reducir la carga de armas. Por ello, ese sistema sólo se emplea cuando no se dispone de una pista lo suficientemente larga, como portaaeronaves, o en espacios muy reducidos en que la nave no puede rodar. Curiosamente, aunque no se ha desarrollado ningún otro avión de despegue vertical, ha tenido su éxito dentro de la RAF y los Marines de EEUU.

Harrier GR7A de la RAF
Harrier GR7A de la RAF

Por su parte, el ala plegable sí ha tenido una mayor aceptación. La motivación de dotar a una aeronave de alas que puedan plegarse sobre el fuselaje, obedece a la necesidad de contar con un aparato que sirva lo mismo para vuelo supersónico que para vuelo a baja altura y velocidad. En el vuelo supersónico son ideales las alas cortas, cuya fricción con el aire es menor, mientras que a menor velocidad se prefieren las rectas, que ofrecen mayor sustentación y facilidad para el despegue y aterrizaje. Su punto en contra es el peso y complejidad técnica del mecanismo de pliegue, que limita sus posibilidades tácticas.

El primer avión de alas plegables fue el Convair F-111, fabricado para la Marina estadounidense, pero que más tarde fue adoptado únicamente por la USAF; la Marina también utilizó desde sus portaaviones el F-14 Tomcat. Por su parte, el único avión europeo de ala plegable fue el Tornado, tanto en versión bombardero como interceptador. Por parte soviética destacarían el Mig-23 y el bombardero pesado Tupoliev TU-160.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15

  • Ir al índice de la sección
  • Volver atrás
  • Ir a la página anterior
  • Ir a la página siguiente
 

Visita nuestra web dedoclick Cultura educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE Creative Commons © ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - www.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦  Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios