SALUD: Conocer el cerebro: El sistema límbico - 1ª parte
Natureduca: Naturaleza educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 140 usuarios conectados

 

/natureduca/salud-alzheimer-conocer-el-cerebro-el-sistema-limbico-01

Salud

CONOCER EL CEREBRO

El sistema límbico - 1ª parte

Fuente: Extracto de la obra "Conocer el cerebro para la excelencia en la educación"


1 2

Principales estructuras del sistema límbico y sus funciones

letra capitular El sistema límbico se ocupa de las emociones, de los sentimientos y de la memoria y es decisivo para la supervivencia del individuo. Funciona de manera inconsciente y moviliza al organismo antes de que el individuo tenga consciencia de sus respuestas Aunque no puedan comunicarse verbalmente, los bebés, así como los mamíferos animales de compañía se sirven del lenguaje no verbal o emocional que reconoce expresiones del rostro, tono de voz, posturas y movimientos corporales. Es en la infancia en la que debe estimularse la sociabilidad, ya que pasada esta época, si no ha sido desarrollada, el individuo puede tener serias dificultades para actuar normalmente en su entorno.

El sistema límbico está presente en el momento en que nacemos, al contrario del cortex cerebral que se irá desarrollando paulatinamente. En los dos primeros años de nuestra vida, cuando aún el cortex no ha sido desarrollado, nuestra memoria es limitada e inconsciente porque depende de la maduración del hipocampo que termina de hacerlo a los cuatro años de edad.

Esta memoria almacena sucesos simples en el inconsciente que en muy limitadas ocasiones salen a luz en el consciente. Más tarde, a medida que el hipocampo y la corteza orbitofronal se desarrollan, se adquiere un tipo de memoria mucho más compleja y consciente que se ocupará de identificar nuestra identidad y nuestras vivencias.

El sistema límbico es el sustrato de las reacciones emocionales relacionadas con la formación reticular (alerta) y con las estructuras corticales que permiten las representaciones (visuales, auditivas…) así como las valoraciones (lóbulo frontal) y que adaptan el comportamiento emocional según la historia y el entorno de cada individuo. El comportamiento emocional se incluye también en la comunicación interhumana: existe una vertiente receptiva (identificar emociones ajenas) y una vertiente expresiva (expresar las emociones propias de cada individuo).

En la comunicación con otras personas juegan un papel importante las llamadas ‘neuronas espejo’, localizadas en el lóbulo frontal y que se activan cuando realizamos un movimiento, como agarrar una taza de café, pero también cuando observamos a otra persona hacer el mismo movimiento. Entre estas neuronas se encuentran otras que se activan con las expresiones emocionales de otras personas activando las mismas reacciones en nosotros.

Son, por tanto, la base neurobiológica de la empatía y se supone que han jugado un papel importante en el desarrollo primero del lenguaje gestual y, posteriormente, del lenguaje hablado. Estas neuronas se encuentran precisamente en la región donde se encuentra el área motora del lenguaje o área de Broca.

En la figura 4 se aprecia desde diferentes perspectivas las áreas de especial relevancia en el sistema límbico:

Fig. 4: Estructura del cerebro límbico
Fig. 4: Estructura del cerebro límbico

Descripción de las áreas:

  • El tálamo se ocupa de recibir toda la información sensorial excepto la del olfato, que es procesada por otras áreas del cerebro.

  • El hipotálamo regula las funciones vegetativas, como el hambre y la saciedad, la sexualidad, el sueño, la temperatura y los mecanismos neuroendocrinos y neurovegetativos de la emoción.

  • El hipocampo está asociado a la memoria, orientación espacial, aprendizaje y a la regeneración neuronal que se da gracias al sueño y el descanso. El hipocampo recibe múltiples aferencias, especialmente de la amígdala.

  • La amígdala está considerada el elemento central del puzzle de las estructuras implicadas en la gestión emocional. Recibe aferencias corticales, está conectada directamente con la corteza órbitofrontal (que está relacionada con la toma de decisiones), pero también con el hipocampo (memoria), ganglios basales y núcleos septales. Es fundamental para el aprendizaje emocional.

  • El área septal, a diferencia de la amígdala, estaría implicada en el refuerzo positivo de las emociones, ya que su estimulación transmite sensaciones agradables de componente sexual.

  • El estriado ventral es la interfase entre la motivación y la acción. Está bajo el control del lóbulo frontal y recibe conexiones de la amígdala y el hipocampo; es fundamental para la iniciación de los movimientos.

El sistema límbico

1 2



Visita nuestra web dedoclick Cultura educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE Creative Commons © ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - www.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦  Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios