Para Decir Tú

Para decir tú solo necesito que me dejes llenar tú corazón
Para rozar tú piel, sin tocar tus huellas, la constelación

de estrellas que enmarca tu rostroy expresarte todo mí cariño.

Para poder decir tú con alegría, solo necesito ver tus ojos, mi vida.

Para pensar en ti, solo basta, ver tú hermoso rostro,

que se parece en la belleza y suavidad a la flor,

que llevo conmigo para regalártela en tú día.

Si tan solo le dieras rienda suelta a este anhelo,

para que juntos compartiéramos el mismo sueño,

corriendo de la mano entre rosales y valles extensos…
Y aunque constantemente para ti, no esté presente,

piensa en mí, un pequeño instante a si no lo hagas con el mismo sentimiento,

con el que yo lo realizo.
Solo este corazón que con el sonido de tú voz,

salta y se acelera de total emoción,

a gritos te pide que seas cada vez más fuerte,

para que te vuelvas inmune a la sangre suicida que ronda este mundo terrenal

y para que no se te ocurra cortarle las alas al ángel que vuela a nuestro lado y

que mantiene la ilusión de hacer realidad, esto que aún no ha comenzado…
Pero será duradero, porque como las rosas del jardín, tú lo cultivas, yo lo engalano

y estando juntos se fortalece,sin azar, ni gitanos.
Y así que como aquellos cuentos de adas,

dignos de una princesa,con mis rodillas en el suelo y un ósculo en tu mano, las fantasías

llegarán a su fin, mi delicada doncella.

Diamante. /2005/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*