Llegando

LLegando a la habitación una vez más, la de blanca e intensa luminosidad con ese celeste sutil, como pensamiento echado al cielo a medio mirar,  puedo sentir presencias, no evado las miradas, aquellas que no juzgarán, aun puedan tomar los versos y traspasar a su sutil profundidad, a su divina …

Seguir leyendo…

Rosa virginal (mi primer poema erótico)

Tengo un jardín y una rosa que cultivo para ti, tiene pétalos carmín y estambres de terciopelo, un perfume de hembra dulce, una esencia, un deseo, y feromonas exhalantes para encadenarte a mi. Mis muslos serenos tiemblan como aleteo de colibrí, y con mi rosa virginal esperando desespero, mi vientre …

Seguir leyendo…

¡No te olvido!

No vuelan las hojas de este almanaque, aunque mengüe la Luna su brillo reflejo, aunque rompan las millas este largo trecho, no merma el suspiro y deseo de amarte. No detiene este músculo su sentido latir, recordando las letras que me regalaste, empapado en ellas rezuma con deleite, la rima …

Seguir leyendo…