Prevención del riesgo de intento suicida en los adolescentes del CMF 22.4 de Cifuentes

POLICLINICO UNIVERSITARIO “JUAN BRUNO ZAYAS”
MUNICIPIO DE CIFUENTES

TÍTULO: Prevención del riesgo de intento suicida en los adolescentes del CMF 22.4 de Cifuentes

AUTORES: Dra. Lisbet Mesa Fernández *
Dr René Espinosa Machado **
Dra Yanetsy Blanco Paz ***
Dra Betsy Rodriguez Infiesta****
Mcs. Lic Sarahí Hernandez Quevedo *****
Lic Yohandra Rodriguez morejón******
*Especialista en Medicina General Integral.
**Especialista en Medicina General Integral y espècioalista en Neonatología.
***Especialista en Medicina General Integral
****Especialista en Medicina General Integral
*****Licenciada en enfremería y Master en atención Integral al Niño y
****** Licenciada en enfremería

RESUMEN

La presente investigación propone una intervención educativa dirigida a los adolescentes en edades comprendidas entre 12 y 15 años de edad que constituyen actualmente riesgo de suicidio, cuyo objetivo está dirigido precisamente a diseñar una intervención educativa para contribuir a prevenir el intento de suicidio en adolescentes dispensarizados como riesgo del Consultorio 22-4 del área de atención Policlínico de Cifuentes. La misma consta con una amplia cantidad de actividades variadas, dinámicas, con la implementación de algunas terapias, además estas incluyen técnicas participativas y actividades grupales lo cual permite que estas sean novedosas. Para el desarrollo de la presente investigación se utilizaron métodos del nivel teórico tales como: Analítico-Sintético, Inductivo – deductivo, Histórico – lógico, Lógico-práctico, Modelación; del nivel empírico: Análisis de documentos, Observación, Encuesta, Entrevista, Criterio de expertos y el experimento en su modalidad de cuasi-experimento. El método de medición, el cual permite el procesamiento de la información, además se emplea tablas y gráficos que ilustran los resultados obtenidos. Se valora la intervención educativa por criterio de expertos, los cuales opinan que esta resulta pertinente, dada la necesidad y envergadura de la temática investigada, los recursos humanos y materiales utilizados resultan factibles y cuenta con el nivel de aceptabilidad requerido. Luego se valida en la práctica educativa mediante un experimento en su modalidad de cuasi- experimento, a partir de lo cual se pudo constatar que resulta efectiva, y se corrobora en los resultados obtenidos, los que se ilustran en los anexos.

INTRODUCCIÓN
La conducta suicida en las últimas décadas ha demostrado una tendencia a elevar sus tasas de incidencia en el ámbito mundial, a pesar de grandes dificultades para el registro fiable de los suicidios en casi todos los países, debido a prejuicios religiosos, cuestiones políticas o hábitos culturales. Algunos investigadores opinan que probablemente las tasas efectivas son considerablemente superiores a las que resultan de los casos notificados. 1,2
En los últimos 45 años las tasas por suicidio han aumentado en un 60 % a nivel mundial, en el año 2000 la tasa de mortalidad global por suicidio fue de 14.5 por 100.000 habitantes. Siendo los jóvenes un factor vulnerable a ello, la relación entre suicidios frustrados y consumados se ha estimado en 40.1 en la mayoría de los países industrializados, mientras en los mayores de 55 años es de 2.1.1,2
Cálculos conservadores plantean que diariamente se producen en todo el mundo alrededor de 1 000 muertes por suicidio y 10 000 intentos autoquíricos aunque algunos autores piensan que esta cifra real duplica o triplica las señaladas debido al sub-registro determinado por razones económicas (seguro de vida), religiosas (pecado capital), o por evitar el estigma sociocultural. Además se manifiesta que la tasa de suicidio se relaciona con el nivel de complejidad social, así como la proporción de grupos etáreos de la población general.2
Según datos registrados por las Naciones Unidas, en 1950, existían 200 000 000 personas mayores de 60 años cuya causa de muerte fue precisamente el suicidio, pero ya en 1975 esta cifra alcanzó los 350 000 000 y ya en el 2000 arribó a los 600 000 000 ancianos en el mundo cifra que se espera que se duplique en el 2025. Además se plantea que este problema no es exclusivo del mundo desarrollado, hace ya más de un decenio se sabe que esto es también una realidad de los países del tercer mundo.3,4,5
Resultan relevantes también los estudios realizados por prestigiosos investigadores en psiquiatría, los cuales vincularon el aumento de la tasa de suicidios de adolescentes y jóvenes observados en 2004 con una advertencia de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, según sus siglas en inglés) sobre el uso de antidepresivos en menores. La advertencia de la FDA, sugirieron los investigadores, habría dado lugar a que los adolescentes con depresión severa no reciban tratamiento. 4,5
Los datos alcanzados en dicho estudio, que fue publicado en la revista The American Journal of Psychiatry y recibió una inmensa publicidad, no brindan soporte a esa afirmación, según afirman algunos expertos que no participaron del mismo.
Mientras que la tasa de suicidios entre los norteamericanos menores de 19 años rozó el 14% en 2004, el número de prescripciones de antidepresivos en ese grupo permaneció básicamente sin cambios y no cayó sustancialmente, como afirma el estudio. Las tasas de prescripción cayeron efectivamente un año más tarde, pero las tasas de suicidio de 2005 todavía no han sido difundidas por los centros para el control y prevención de enfermedades (CDC, según sus siglas en inglés), de los Estados Unidos. 4,5,6,7
En cambio el Dr. Ten Have (2005) y otros expertos, si bien señalan que podría resultar que una reducción en las prescripciones conduzca a un incremento de los suicidios entre los adolescentes y jóvenes, dicen que el nuevo estudio ni lo prueba ni lo contradice. En su lugar, argumentan algunos expertos, el estudio ilustra por qué las tendencias en materia de suicidio son tan difíciles de comprender.5,6
Una sucinta valoración de morbilidad por suicidio en diferentes latitudes permite destacar que existen países cuyas tasas están por encima de 20 por 100 000 habitantes y otros que están por debajo de esa cifra. Así Austria, Finlandia, Hungría, Alemania, Japón, Dinamarca y Suiza, integran la primera categoría, en tanto los países caribeños y latinoamericanos pertenecen a los segundos. En la actualidad, un millón de personas ponen fin a su vida todos los años, lo que equivale a una muerte cada 40 segundos. 6,7
A partir de los datos anteriormente reflejados se puede inferir que la conducta suicida en las últimas décadas ha demostrado una tendencia a elevar sus tasas de incidencia en el ámbito mundial, a pesar de grandes dificultades para el registro fiable de los datos en casi todos los países, debido a prejuicios religiosos, cuestiones políticas o hábitos culturales en los mismos. Algunos investigadores opinan que probablemente las tasas efectivas son considerablemente superiores a las que resultan de los casos notificados. 7
En Cuba esta situación ha sido muy variable, la tasa de suicidio consumado se elevó considerablemente desde 1962 hasta 1970. Se mantiene entre 10.6 y 12.6 que es la más alta y se corresponde a 1960. En cambio a partir de 1972 comienza una tendencia al ascenso. En la década de los ochenta las cifras tienden a estabilizarse, pero con tasas por encima de los 21 casos por cada 10 000 habitantes. En 1990 se inicia un descenso a 20.2 que continua hasta 18.3 en 1998. En el año 1988 se elabora el Programa Nacional de Prevención de la Conducta Suicida que comenzó su implementación en 1989 con tres objetivos principales: evitar el primer intento suicida, evitar la repetición del intento suicida, y evitar en concreto el suicidio. Este incluyó seis niveles: el médico de la familia, el policlínico, el hospital, la municipalidad, la provincia y la nación. Cada nivel tiene sus propias tareas, pero el médico de la familia en la atención primaria de salud es el protagonista principal con la participación de los líderes formales e informales, así como las instituciones y organizaciones de la comunidad. Como principal resultado de ello, en 1990 se aprecia un primer descenso de las tasas en Cuba. En el año 2001 las tasas de suicidio descendieron, de un 18.4 por cada 100 000 habitantes a 16.4 por cada 100 000 habitantes.8,9,10
Según resultados alcanzados en diferentes estudios han planteado que del 5 al 15% de la población adulta ha tenido pensamientos suicidas en un momento de su vida. Dicha conducta es una de las causas de defunción más frecuente y como tal plantea un grave problema de salud. La tasa de mortalidad por suicidio en el mundo se eleva a 21.47 por cada 100 000 habitantes manifestándose una creciente tendencia a medidas que aumenta la edad. El grupo de edad integrado por los ancianos y el sector de la población que más rápidamente aumenta en el mundo, según el Fondo de la Población de Naciones Unidas. 10,11,12,13
No obstante, a partir de todos los intentos desarrollados en la sociedad cubana por el sector de la salud incluyendo numerosos docentes y otros profesionales se han protagonizado varias experiencias, dando en su momento un aporte inestimable con su creatividad y dedicación, aún se evidencian altos índices de intentos de suicidio o suicidios consumados. Tomando en consideración la prevención de suicidios en los pacientes de diferentes edades, atendiendo a la diversidad de necesidades de cada uno de ellos, en correspondencia con el contexto en el cual se desarrollan.
Un aporte inestimable a dicha prevención lo constituye la ampliación de los servicios de Salud Pública en cada una de las localidades hasta los lugares más distantes del país, el desarrollo de policlínicos comunitarios, y el surgimiento de los médicos de la familia, se abrieron nuevas posibilidades de intervenir y persuadir directamente a los pacientes en las zonas de residencia. 11,13
La Campaña del Día Mundial de la Salud Mental (2006) proporcionó una mirada en profundidad sobre el papel que juegan las personas en el suicidio. Se pretendió aumentar la conciencia de que el suicidio es un problema de salud a nivel local, nacional y mundial que afecta el bienestar de individuos, familias, comunidad y naciones.7,10,13
Diversos especialistas y autores desde diferentes contextos han dedicado sus estudios al suicidio y su prevención entre los cuales podemos citar: Dr. Pérez Barrero, (1985) Sergio Andrés (2008) miembro del Grupo de la OMS para la Prevención del Suicidio y Asesor Temporal de la OPS/OMS para la Prevención del Suicidio en Las Américas, Dra. Barroso Pacheco (2008), Dra. Lourdes H. quien estima la conducta suicida universalmente causa frecuente de muerte, entre otros. 13
En el municipio de Cifuentes, a pesar de ser elevados los indicadores de conducta suicida, se viene apreciando una disminución en las cifras de estos años, siendo el 2009 el año con mayor número de incidencias, con 29 casos que intentaron suicidarse, de ellos 17 del área de salud de Cifuentes, 3 en San Diego y 9 en Mata respectivamente. El personal de salud se empeña en mejorar la calidad de vida de la población. Sin embargo hay un número de casos que aún constituyen factores de riesgo, pues intentan suicidarse y llegan a consumar el hecho, lo que significa vidas humanas perdidas. 13
La cifra de pacientes dispensarizados como riesgo de intento de suicidio continúa elevada, de lo cual deviene la necesidad de continuar trabajando esta problemática, y hacer un mayor énfasis en la prevención desde la edad de la adolescencia.7,13
Con el presente estudio se pretende trabajar con los adolescentes que constituyen factores de riesgo de intento suicida del Consultorio 22 – 4 perteneciente al Policlínico Juan Bruno Zayas con el fin de aportar una intervención educativa la cual contiene actividades preventivas que contribuyan a mejorar este serio y agravante problema social, que frustra miles de vidas potencialmente productivas.
El intento de suicidio es un problema que ha adquirido características epidémicas en los últimos 40 años. Se ha observado reiteradamente que la persona con pensamientos suicidas puede tener una mayor tendencia a intentar suicidarse, y quien lo intenta una vez, es probable que lo intente nuevamente en menos de un año, con mayor probabilidad de consecuencias fatales. Por esta razón, los estudios epidemiológicos sobre la presencia de indicadores de riesgo suicida son muy importantes.
El suicidio es un severo problema social de orden mundial, la complejidad en cuanto a su multifactorialidad causal inciden negativamente en su prevención, abordaje y registro adecuado para programar y medir el impacto de las acciones. Si se compara el estado deseado con el estado real que presentan los índices de suicidio, se evidencia una contradicción, la cual la autora de la presente investigación pretende contribuir a su solución de forma modesta mediante su labor. 2,4,13
Por todo lo anteriormente expuesto se decidió realizar una intervención educativa con adolescentes que constituyen factores de riesgo suicida en la comunidad concerniente al Consultorio 22-4 del área de atención Policlínico Juan B. Zayas de Cifuentes, ya que representan una población vulnerable, donde mejorar el nivel de conocimiento sobre esta temática contribuirá a que se sientan más seguros y saludables para la vida, pues existe consenso que la actuación sobre la esfera cognoscitiva puede modificar la conducta, además de lograr cambios importantes en el estilo de vida.
Por todo lo anteriormente expuesto se plantea el siguiente Problema científico: ¿Cómo contribuir a prevenir el intento de suicidio en pacientes dispensarizados como riesgo del Consultorio 22-4 del área de atención Policlínico Juan Bruno Zayas de Cifuentes.?
Por consiguiente se determina como Objetivo general: Diseñar una intervención educativa para contribuir a prevenir el intento de suicidio en adolescentes dispensarizados como riesgo del Consultorio 22-4 del área de atención Policlínico Juan Bruno Zayas de Cifuentes.
Para dar cumplimiento al objetivo en la práctica se formularon los siguientes Objetivos específicos:
1-Caracterizar la población objeto de estudio.
2-Diagnosticar el intento suicida en pacientes dispensarizados como riesgo del Consultorio 22-4 del área de atención Policlínico Juan Bruno Zayas de Cifuentes.
3-Diseñar una intervención educativa para pacientes adolescentes dispensarizados como riesgo del Consultorio 22-4 del área de atención Policlínico de Cifuentes
4-Valorar la propuesta por criterio de expertos.
5-Evaluar la intervención educativa en la práctica a través de un experimento.

Se realizó un diseño experimental en su modalidad de cuasi-experimento con el objetivo de diseñar una intervención educativa para contribuir a prevenir el intento de suicidio en adolescentes dispensarizados como riesgo del Consultorio 22-4 del área de atención Policlínico de Cifuentes, Villa Clara. La misma se desarrolla en el período comprendido entre noviembre 2008 a julio de 2009.
El total de adolescentes hasta 18 años, 1 mes y 29 días del Consultorio Médico No. 22-4 es de 64, pero el universo está conformado solamente por 20 adolescentes comprendido entre los 12 y 15 años de edad, para la selección de la muestra se empleó un muestreo no probabilístico por criterios.
Como criterios de inclusión en la investigación se tuvieron presentes:
• Consentimiento informado para participar en la investigación. (Anexo 1)
• Residencia permanente en el área durante la intervención.
• Condiciones físicas y mentales que les permitan participar en la investigación.
• Que se encuentren en el rango de edades comprendidas entre 12 y 15 años.
Como criterios de exclusión:
• No residencia permanente en el área durante la intervención.
• Adolescentes con limitaciones físicas y/o mentales que le impidan participar en la investigación.
• Que sean mayores de 15 años y menores de 12 años.
Como criterio de salida:
• No permanencia en el área durante la intervención y/o deseo expresado de salir de ella la muestra quedó constituida por 20 adolescentes.

Para el desarrollo de la presente investigación se utilizaron métodos teóricos, los mismos permitieron la construcción y desarrollo de la teoría científica y el enfoque general para abordar este problema científico: estos permitieron el camino para alcanzar los resultados.
Métodos teóricos
Analítico-sintético: permitió analizar la información de la literatura consultada, así como los datos obtenidos con la aplicación de los métodos empíricos y obtener una información racional, permitiendo diagnosticar y sintetizar el objeto de estudio, utilizándose desde la revisión bibliográfica, documental, hasta la formación de los aspectos teóricos fundamentales sobre el tema abordado.
Inductivo – deductivo: para determinar las particularidades generales y las regularidades del tema objeto de estudio a partir del conocimiento de la situación actual.
Histórico – lógico: posibilitó la información acerca de la trayectoria del objeto de estudio, los antecedentes históricos de la investigación en diferentes períodos y su comportamiento en los adolescentes, siguiendo una lógica de desarrollo.
Lógico-práctico: se empleó durante toda la investigación partiendo del problema hasta la confección del informe final.
Modelación: posibilitó la elaboración de la intervención educativa para contribuir a elevar los conocimientos sobre el suicidio en los adolescentes, develar su objetivo, crear abstracciones para conformar las actividades que la investigación presenta.

Métodos empíricos:
Análisis de documentos: permitió la revisión de documentos reconociendo los aportes realizados por otros investigadores.
Observación: se le dirige al contexto familiar de los adolescentes para identificar el factor familiar de riesgo suicida en los adolescentes.
Encuesta: se le aplicó a los adolescentes con riesgo para diagnosticar integralmente a los mismos.
Entrevista: se dirigen a miembros de la comunidad y al médico de la familia indistintamente para identificar factores sociales e individuales de riesgo suicida en los adolescentes respectivamente.
Criterio de expertos: se somete la intervención educativa diseñada a la valoración del personal seleccionada que ostenta la condición de expertos para constatar la pertinencia, factibilidad, aceptabilidad y efectividad que posee la misma.
-Experimento: en su modalidad de cuasi-experimento se realiza para comprobar la efectividad de la propuesta realizada.
Métodos matemático-estadísticos:
– Análisis porcentual: para el procesamiento de la información recopilada y se emplean tablas y gráficos los cuales contribuyen a la tabulación, representación y entendimiento de los resultados alcanzados

MATERIAL Y MÉTODOS:
CLASIFICACIÓN DE LA INVESTIGACIÓN: La investigación pertenece al paradigma predominantemente cuantitativo que tiene como finalidad explicar, controlar y predecir. Constituye además un diseño experimental de tipo cuasi-experimental observándose en su contexto natural; se realizan observaciones en un momento único en el tiempo y se miden las variables de manera individual.
DEFINICIÓN DEL UNIVERSO Y LA MUESTRA DE ESTUDIO:
Se utilizó una muestra de tipo no probabilística intencional, incluyéndose todos los pacientes que están dispensarizados como riesgo de intento de suicidio en al consultorio 22.4 del área de atención Policlínico Juan Bruno Zayas de Cifuentes.

PROCEDIMIENTO DE APLICACIÓN DE LOS MÉTODOS Y TÉCNICAS.
– Forma de aplicación: Individual.
No. de sesiones Técnicas
Con el médico de la familia Entrevista para determinar la presencia de factores familiares
y factores individuales
Visita a la comunidad Entrevista para determinar la presencia de factores sociales
Visita al hogar del adolescente Observación para determinar la presencia de factores familiares en el adolescente
Con el adolescente Encuesta para explorar la presencia de factores familiares, sociales e individuales (Diagnóstico Integral)
Entrevista para determinar la presencia de factores individuales

DEFINICIÓN CONCEPTUAL DE LAS VARIABLES.
Riesgos suicida: es toda característica o circunstancia de una persona o grupo de personas que según los conocimientos que se poseen, la asocian a la posibilidad de poder manifestar una conducta suicida, ya sea un intento suicida o suicidio consumado. Esta puede estar relacionada con factores individuales familiares o sociales de riesgo suicida.
Factores familiares de riesgo suicida: son aquellas características o circunstancias asociadas al ambiente familiar que hacen más propensa a una persona a manifestar una conducta suicida o suicidio consumado.
Factores sociales de riesgo suicida: son aquellas características asociadas al micromedio laboral y comunitario donde el sujeto desarrolla su vida concreta, exceptuando los factores familiares que ya se describieron. Incluyendo también factores de riesgo macrosociales, relacionados con características nacionales, culturales o religiosas y derivadas del complejo sistema de relaciones sociales, específicamente de producción, que se establecen en una sociedad concreta y que sitúan al individuo en una posición determinada.
Factores individuales de riesgo suicida: son aquellas características o circunstancias de una persona asociadas a sí misma con estados emocionales, padecer una determinada enfermedad.
DEFINICIÓN OPERACIONAL DE LAS VARIABLES.
INDICADORES A TENER EN CUENTA PARA MEDIR LAS VARIABLES.
Factores familiares de riesgo suicida:
– No contar con apoyo o atención familiar.
– Antecedentes de miembros de la familia que hayan manifestado intentos suicidas anteriormente.
– Proceder de una familia con alteraciones en su dinámica, en las relaciones entre sus miembros u otros problemas familiares de envergadura.
– Proceder de una familia con bajos ingresos percápitas, asociado a un bajo nivel de escolaridad.
– En escolares tomar en consideración si procede de una familia con problemas sociales.
– En adolescentes considerar además:
• Adolescente que abandonan el hogar antes de los 15 años.
• Identificación con familiares suicidas, deprimidos o alcohólicos.
• Convivencia con enfermos mentales como único paciente.
• Familiares con dificultades socioeconómicas.
• Familias con personalidad antisocial.
– en adultos mayores considerar aquellos que viven solos sin apoyo de su familia(10;16)
Factores sociales de riesgo suicida:
– Conflictos estudiantiles como: falta de motivación por el estudio, insatisfacción por los resultados obtenidos, no reconocimiento a sus resultados, problemas con coetáneos o con otras personas de significación para el sujeto.
– Conflictos en la comunidad como: sentirse rechazado ante la comunidad por algún motivo, malas relaciones con los vecinos, no participa en las actividades comunitarias, etc.
– Condiciones de vida que no es más que aquellas condiciones materiales, espirituales y actividad en las que transcurre la vida del adolescente, es decir son el conjunto de bienes, medios materiales, relaciones sociales, el medio geográfico, etc. En resumen es todo con lo que el individuo cuenta para el desarrollo de su vida.
– El nivel de vida está determinado por el grado en que se satisfacen las necesidades humanas, expresadas a través de un conjunto de indicadores cuantitativos. En fin se encuentra relacionado con el nivel de consumo de la persona.
– Inadaptación social: consiste en no adaptarse a la sociedad en que vive es decir no aceptar nuestro sistema socioeconómico, obsesión por abandonar el país, tentativas, frustres en este sentido.
– En adolescentes tener en consideración además:
• Noticias sensacionalistas.
• Cuando identifica el suicidio con amistad, heroísmo u otras cualidades positivas.
• Falta de apoyo social.
• Posibilidad de adquirir drogas.
Factores individuales de riesgo suicida:
– Presencia de estados depresivos de cualquier naturaleza.
– Padecimiento de una enfermedad crónica invalidante.
– Haber sobrevivido a una tentativa suicida anterior.
– Padecer de alcoholismo.
– Ser un paciente farmacodependiente.
-Alteraciones del comportamiento sexual como precocidad, promiscuidad, abortos, embarazos en la adolescencia, no deseados u ocultos, masturbación compulsiva, víctimas de abuso sexual, violaciones, etc.
– Variaciones del comportamiento escolar como disminución del rendimiento habitual, fuga o decepciones escolares, desajuste vocacional, dificultades en las relaciones con maestros y profesores, presencia del fenómeno del trajín o trajinado, amistades con conducta suicida previa e inadaptación regímenes escolares.
– En escolares tener en consideración además de los factores generales para toda la población, la presencia de dificultades docentes asociadas a otro factor de riesgo.
– Adolescentes que no estudian ni trabajan.

ANALISIS Y DISCUSIÓN DE LOS RESULTADOS

Los datos generales que identifican a los pacientes dispensarizados con riesgo de intento suicida, según la fuente de estadística municipal aparece registrado en (Anexo 6 Tabla 1), de los 37 adolescentes constituyen muestra significativa para la presente investigación 20 que corresponden al CMF 22.4 del Policlínico Juan Bruno Zayas Cifuentes. De ellos tienen antecedentes patológicos personales: depresión 13 (65%), alcoholismo 2 (10%), fármaco dependencia 2 (10%), y que padecen enfermedades crónicas 3 (15%). (Anexo 6 Tabla 2). Entre los conflictos que llevaron a realizar intento de suicidio en los pacientes dispensarizados se pudo determinar: conflictos familiares 4 (20%), conflictos con la pareja 2 (10%), conflictos estudiantiles 3 (15%), conflictos interpersonales 6 (30%), enfermedades crónicas 3 (15%), alcoholismo 2 (10%). (Anexo 6 Tabla 3).
En las sesiones de observación efectuadas al contexto familiar de los adolescentes con factor de riesgo suicida, durante un mes con tres frecuencias semanales, con el objetivo de identificar los factores familiares de riesgo suicida en estos se pudo constar: (Anexo 2)
Con relación al funcionamiento familiar: hogares altamente funcional 1 (5%), moderadamente funcional 15 (75%), y severamente disfuncional 4 (20%). La convivencia está dada: con su esposo 4 (20%), viven con otros familiares 13 (65%), y tienen algún enfermo mental en el hogar 3 (15%). Existen 7 (35%) viviendas buenas, 6 (30%) regulares y 7 (35%) malas.
El estado de la comunicación adolescentes – miembros de la familia en 4 (20%) son malas, 15 (75%) son regulares y 1 (5%) buena. Estos resultados conllevan a determinar que existen 4 (20%) con riesgo suicida alto – peligroso, 3 (15%) con riesgo suicida alto y 13 (65%) con riesgo suicida medio.
En la encuesta aplicada a los adolescentes que constituyen factor de riesgo suicida (Anexo 3), con el objetivo de diagnosticar integralmente a los adolescentes que constituyen factor de riesgo suicida, se pudo constatar que:
Existe plena correspondencia con los hallazgos dados en la observación al contexto familiar. El funcionamiento familiar es altamente funcional en 1 (5%) familia solamente, moderadamente funcional en 15 (75%) y 4 (20%) severamente disfuncional.
Con relación a la convivencia 4 (20%) de ellos viven con su esposo (a), 13 (65%) viven con otros familiares y 3 (15%) viven con algún enfermo mental.
Presentan antecedentes patológicos familiares 2 (10%) con neurosis, 6 (30%) con alteraciones de conducta, 2 (10%) por alcoholismo, 3 (15%) con retraso mental y 1 (5%) con intento suicida frustrado.
Los ingresos percápitas de la familia 2 (10%) son buenos, 14 (70%) regulares y en 4 (20%) muy malos, para la cantidad de personas que conviven en el hogar.
Se corrobora además que las condiciones de la vivienda en 1 (5%) caso son buenas, en 15 (75%) de ellos regulares y en 4 (20%) malas.
En cambio a pesar de todas estas incidencias en 16 (80%) pacientes se catalogan de buena la integración social y la participación de estos en las actividades de la comunidad
La adaptación social es favorable pues están de acuerdo con el sistema político – económico solamente 1 (5%) de ellos trató de abandonar el país de forma ilegal, motivado por la pareja que mantiene.
El estado conyugal de ellos: 3 (65%) casados, 15 (75%) soltero y 3 (15%) divorciado, aunque entre los solteros están incluidos los que mantienen convivencia con la pareja, aún cuando legalmente no está oficializado.
Se corroboran entre los conflictos que lo conllevaron a realizar el intento suicida (Anexo 6 Tabla 4, 5 y 6).
En la entrevista al médico de la familia (Anexo 4) con el objetivo de valorar con el médico de la familia, cuáles son los aspectos de los factores familiares e individuales que están presentes en los adolescentes que constituyen factor de riesgo suicida se pudo constatar:
Con relación a los factores familiares
Carencia de apoyo de la familia en 6 (30%) pacientes, miembro de la familia con antecedentes de intento suicida 1 (5%), alteraciones en la dinámica familiar de estos adolescentes 10 (50%), pocos ingresos per. cápita al hogar de forma generalizada para el sustento de sus integrantes, 5 (25%) interaccionan directamente con familiares deprimido y 2 (10%) con personas alcohólicas.
Con relación a los factores individuales
Padece alguna enfermedad crónica 3 (15%) de los adolescentes, 2 (10%) de ellos toman con bastante frecuencia bebidas alcohólicas, 2 (10%) han abandonado el estudio por la inadaptación al régimen escolar y poca proyección de la familia en estos casos y 1 (5%) por su rendimiento académico, 4 (20%) de los pacientes permanecen deprimidos.
Se determinan aspectos de incidencia en el orden de la comunidad ya que: 1 (5%) ha intentado abandonar el país, dada la influencia y embullo de la pareja con la cual convive, pero este no ha sido motivo para desvincularse socialmente, ni resulta aislado por los miembros comunidad, 3 (15%) tienen conflictos estudiantiles por inadaptación y 1 (5%) por problemas de rendimiento académico, no obstante se le han ofertados otras alternativas de trabajo y estudio de cursos de asistentes para que no se desvinculen socialmente. Resulta reconocido que 4 (20%) de los adolescentes tienen condiciones de vida muy desfavorables. Todo ello se corresponde plenamente con la entrevista efectuada a los miembros de la comunidad (Anexo 5) con el objetivo de determinar que factores sociales de riesgo suicida, presentes en los adolescentes que constituyen factor de riesgo suicida.
En la entrevista a adolescentes con factor de riesgo suicida (Anexo 6) con el objetivo de determinar si existe en los pacientes la presencia de factores de riesgo suicida de tipo individual se pudo constatar que existe plena correspondencia con los datos abordados con anterioridad en otros métodos de investigación aplicados.
Luego de este estado inicial de constatación se planifican las actividades para su posterior aplicación como parte de una intervención educativa acometer por parte de la presente investigadora. En la medida que fueron transcurriendo las semanas, la ejecución de las actividades se hicieron más dinámicas e interesantes y los adolescentes se mostraban cada vez más motivados e interesados por las temáticas.
La primera actividad tiene carácter instructivo y asegura las condiciones para el desarrollo exitoso de la intervención y da inicio al proceso de socialización de sus integrantes. Estas además de ser ricas en su diversidad y complejidad, se caracterizan por ser motivantes, que contribuyen a desarrollar la investigación y en su realización se dan sólidos procesos de socialización y comunicación, propician el desarrollo integral de la personalidad de los partícipes, y contribuye a la participación y reflexión de las familias, se vincula además con el uso de las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones.
En la evaluación de cada actividad se seleccionaba a los que más se destacaron, y se preparan temas diferenciados, aspecto que influyó positivamente en la motivación para la secuencia de actividades.
Es significativo como evolucionaron los procesos de valoración y autovaloración, así como la respuesta ante la crítica y la autocrítica .En la etapa inicial se partió del tratamiento de aspectos generales que servirían de base para la comprensión y profundización de las terapias, el desarrollo de lo afectivo-volitivo y lo conductual. De igual forma mejoró considerablemente la disposición, consagración y la calidad en el cumplimiento de sus deberes, demostrándose esto en sus modos de actuación y rechazo algunas conductas.
Esta situación fue fortaleciéndose tras el desarrollo de las actividades se apreciaba una evolución según se había previsto .Resultó una experiencia interesante como fueron transformándose discretamente los modos de actuación y comunicación de los adolescentes , cuestión que les posibilitó implicarse más como miembros del grupo demostrando responsabilidad , consagración y necesidad de asistir para ser escuchado.
Al comparar los resultados de la etapa inicial y final, luego de aplicada la intervención, se observaron marcados ascensos en los indicadores utilizados para tales efectos, así lo ilustran los datos que se reflejan en el (Anexo 11) Mostrándose como en cada una de las dimensiones, van aumentando gradualmente los niveles según indicadores.

En la entrevista final al médico de la familia (Anexo 4) con el objetivo de valorar con el médico de la familia, los aspectos de los factores familiares e individuales que están presentes en los adolescentes que constituyen factor de riesgo suicida se pudo constatar:
Con relación a los factores familiares (Anexo 11 Tabla 11.2)
Carencia de apoyo de la familia en 1 (5%) pacientes, miembro de la familia con antecedentes de intento suicida 1 (5%), alteraciones en la dinámica familiar de estos adolescentes 3 (15%), pocos ingresos per. cápita al hogar de forma generalizada para el sustento de sus integrantes, 2 (10%) interaccionan directamente con familiares deprimido y 1 (5%) con personas alcohólicas.
Con relación a los factores individuales. (Anexo 11 Tabla 11.1)
Padece alguna enfermedad crónica 3 (15%) de los adolescentes, ninguno (0%) de ellos toman con bastante frecuencia bebidas alcohólicas, 3 (15%) se han incorporado a cursos para estudiar asistentes y la familia de ambos adolescentes se ha proyectado en estos casos y 1 (5%) de los pacientes permanece deprimido.
Se determinan aspectos de incidencia en el orden de la comunidad: conocido por diferentes instancias que 3 (15%) de los adolescentes tienen condiciones de vida muy desfavorables. Todo ello se corresponde plenamente con la entrevista efectuada a los miembros de la comunidad (Anexo 5) con el objetivo de determinar que factores sociales de riesgo suicida, presentes en los adolescentes que constituyen factor de riesgo suicida. (Anexo 11 Tabla 11.3)

CONCLUSIONES

1- El grupo de adolescentes que constituyen pacientes dispensarizados como riesgo suicida en la comunidad concerniente al Consultorio 22-4 del área de atención Policlínico Juan B. Zayas de Cifuentes, se caracteriza por ser pocos seguros, poseer poco nivel de conocimiento sobre el suicidio.
2- Se diagnostica el intento suicida en pacientes dispensarizados como riesgo del Consultorio 22-4 del área de atención Policlínico de Cifuentes, evidenciándose la incidencia de los factores individuales, familiares y sociales en los mismos.
3- Se diseña una intervención educativa con adolescentes que constituyen factores de riesgo suicida en la comunidad concerniente al Consultorio 22-4 del área de atención Policlínico Juan B. Zayas de Cifuentes, para contribuir a mejorar el nivel de conocimientos sobre esta temática para que se sientan más seguros y saludables para la vida, pues existe consenso que la actuación sobre la esfera cognoscitiva puede modificar la conducta, además de lograr cambios importantes en el estilo de vida.
4- La intervención educativa fue valorada por criterio de expertos, los cuales coincidieron que la misma resulta pertinente, factible, posee el nivel de aceptabilidad correspondiente y resulta lo suficientemente efectiva.
5- La intervención educativa fue validada en la práctica a través de un experimento, al comparar el estado inicial y final de los conocimientos que poseen los adolescentes sobre el suicidio, se corrobora que esta fue efectiva, pues se evidencia un ascenso significativo al respeto.

RECOMENDACIONES

1-Atendiendo a la efectividad lograda y la amplia aceptación de la intervención educativa realizada se propone implementar la misma en otros Consultorios Médicos y áreas de salud, para contribuir a disminuir de forma eficaz el intento suicida en los adolescentes que posean la incidencia de factores individuales, familiares y sociales, similares a los que constituyen la muestra.
2-Continuar ampliando y perfeccionando las actividades a partir de técnicas de dinámica de grupo.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS
1. Aguilar Hernández I, Barreto García M. CONDUCTA SUICIDA. [Monografía en
Internet]. [Consultado 2007 Mayo 21]. URL disponible en:
http://http://www.cpicmha.sld.cu/hab/vol12_2_06/hab12206.htm

2-Marcelli D, Humeau M: Suicidio y tentativa de suicidio en el
adolescente. EMC. Psiquiatría. Nº 128 (E-37-216-H-10), 2007; 1-12.

3-. Sarracent Sarracent A, Rodolfo Corpeño Monge E. Comportamiento de la conducta
suicida en el hospital. [Monografía en Internet]. [Consultado 2007 Mayo 21]. URL disponible en:
http://http://www.psiquiatricohph.sld.cu/hph0206/hph02206.htm

4-Gould M, Greenberg T, Velting DM, Shaffer D. Youth suicide risk and preventive interventions: a review of the past ten years. J Am Acad Child Adolesc Psychiatry.2003; 42: 386-405.

5- González-Forteza C, Mariño MC, Rojas E, Mondragón L,Medina-Mora ME. Intento de suicidio en estudiantes dela ciudad de Pachuca, Hidalgo y su relación con el usode sustancias y el malestar depresivo en revisión técnica. Rev Mex Psicol. 1998; 15: 165-75.

6- World Health Organization (2001a), World Health Report 2001: Mental health: New understanding. NeHope. Geneva: WHO; 2001.

7- Sauceda-García JM, Lara-Muñoz MC, Fócil M. Violencia autodirigida en la adolescencia: el intento de suicidio.Bol Med Hosp Infant Mex. 2006; 63: 223-31.
8- Aguilar Hernández A, Barreto García M. Conducta Suicida. Revista ciencias médicas. Policlínico Nueva Paz. Cuba 2006; 12 (. Disponible en: http://www. cpimha. sld.cu/hab/ vol 12_2_06 .

9- Granmegna G, Lora R, Ahumada P. Análisis, base de datos, unidad de hospitalización de corta estadía psiquiatría. Revista chilena de neuropsiquiatría Santiago 2006. V44 (1) p23-28. Disponible http://www. scielo.cl/ scielo 2006

10- Pérez Olmos I, Ibáñez Pinilla M, Reyes Figueroa J, Atuesta Fajardo J, Suárez Díaz M. Factores asociados al intento suicida e ideación suicida persistente en un Centro de atención primaria Bogota-2004-2006. Disponible en: http://www. scielo sp.org/ .
11.- Bibliomed sobre depresión e intentos suicidas. Revista MGI 2007. Disponible en http://www.bvs. sld.cu/ revistas/ mgi/vol 23_01_07/ mgi21107 .htm

12.- Depresión e intento suicida. Editorial. Bibliomed. Enero-febrero 2007.
Disponible en http://www. galerias.sld. cu/sitios/ bmn/ene- feb_2007
13.- Pérez Barrero S A. Prevención del suicidio.2005. Resumen. Disponible en: http://r evistafuturos. info/ futuros_11/ suicidio1.htm.

14-Periodico Granma 23 de marzo 2010.disponible en: http://www.granma.cubaweb.cu/salud/consultas/s/c03.html).

15- Oliva Martínez M M. Comportamiento de la conducta suicida en el
Municipio San José de las Lajas 2007 disponible en:
http://www. cpicmha.sld. cu/hab/vol 13_2_07/
16.- Rodríguez González A I, Canon Besu L B, Trenzado Rodríguez N, González Pérez H, Fernández Fernández A, Cordero Paz I. Epidemiología del suicidio en Cárdenas 2008 disponible en:
http://www. cpimtz. sld.cu
17.- Depresión e intento suicida. Editorial. Bibliomed. Enero-febrero 2007.
Disponible en
http://www. galerias.sld. cu/sitios/ bmn/ene- feb_2007

18.- Pérez Barrero S A. Prevención del suicidio.2005. Resumen. Disponible en: http://r evistafuturos. info/ futuros_11/ suicidio1.htm.

19.- Fernández González J M, Fernández Ychaso G, Ychaso Rodríguez N,
Mendizábal, Basoco M. Principales causas de mortalidad en Cuba 2005.
Disponible en: http://www. ucmh.sald.cu/ rhab/vol15_ num2htm.
20 -Blog Mujer Investigadora Disponible en: http://mujerinvestigadora.lacoctelera.net/post/2008/09/21/factores-riesgo-suicida-el-adulto
21 – Colectivo Autores, Álvarez Sintes. Medicina General Integral. 2da. ed. Habana. ECIMED.2008.Vol. III. Parte XXVIII; pp248-270.

22 Diario de Fray Nelson Medina. Morir a solas en el Paraíso. Artículo. 2005. Disponible en http:// fray nelson. com/ blog /.

23.- Omnipower. Macabras estadísticas de suicidios en Estados Unidos y España. Mensaje 2006 disponible en http://:www. canal menorca. com/ foros/ viewtopic.php

24.- Vieyra Ramírez M. Macabras estadísticas de suicidios en México y Estados Unidos datos sobre suicidios en México. 2006. Disponible en: http:// incriminante. blogspot.com. 2006.htm.

25.- Instituto Nacional de Estadísticas. Geografía e Informática. Estadísticas de intentos de suicidios y suicidios. Boletín INEGI México 2004. Disponible en: http://www. inegi. gob.mx
.
26.- Pérez Reyna E, Hernández Trujillo A, Pérez Reyna M, Cordero Montoya D, Beatón Lobaina B. Modificación de conocimientos en profesiones de instructores de arte. “Pepito Tey” sobre la prevención del intento suicida en adolescentes. 2008. Disponible en: http:// bvs.sld.cu/ revista/ son/vol.12_4 08// san 02408.htm.

27.- Pérez Martínez V, Arcia Chávez N. Comportamiento de los factores biosociales en la depresión del adulto mayor 2008. Disponible en: http:// scielo.sld.cu/ scielo.

28- Suicidios en Alemania: tercer puesto en Europa. articulo. 2007. Disponible en www.dow world.de/ dw/article/ 0277695800

29.- Juana Granjero. Alertan suicidios articulo mayo 2007. El Sol del Bajío. México. Disponible en http://www. oem. com.mx/ el sol del bajio/ notas/ n266378.htm.

30.- Pérez Barrero S, Los medios de comunicación y el suicidio. Evidencias y sugerencias. Revista trimestral. Latinoamericana y Caribeña de desarrollo
sustentable 2005. Disponible en: http://www. revistas futuras. info/ futuros_12/

31.- Suicidio ¿Por qué se matan los nicas? La prensa diario nicarag&uumlense agosto 2007. Disponible en http://www. la prensa. com.ni /archivo /2007/ agosto/ 12/noticias
.
32.- González Cáceres J A. Pesquiza de definición en Atención Primaria mediante tres preguntas orales. Revista MGI 2005 disponible en: http://www.portalesmedicos.com/ publicaciones/ articles/html.
33.- Jiménez Garrote JL. Fundamentación ética en el paciente psiquiátrico. APSAL. Febrero 2007. Disponible en http://c bioetica. net/ revista/72/ 721619.pdf.

34.- Arias Gutiérrez M, Marcos Fernández S, Martín Jiménez M, Arias Gutiérrez J, Devoncere Tamayo O. Modificación de conocimientos sobre conducta suicida en adolescentes y adultos jóvenes. Enero 2009. Disponible en: http://bvs. sld.cu/ revistas/ san/vol13_1_ 09/san 05109.htm

35.- Provincia Habana MINSAP. Taller de suicidio 2008 {Microsoft Power Point} disponible en: F: /suicidio/Taller de suicidio08/Lily
.
36.- Aguilar Hernández I, Perera Michan L, Cañizares Carménate I, Conocimientos del personal médico en el manejo del intento suicida en servicios de Urgencias. Revista ciencias medicas. Cuba 2008. Disponible en http://www. cpicmha. sld.cu/.

37.- Lomba Acevedo P, Peláez II. Experiencia de Cuba en la prevención del suicidio.Taller Prevención y Control de la conducta suicida 2007.{Microsoft Power Point}. Disponible en F: /suicidio/ Taller de Suicidio. 08/copia de suicidio Nica ppt. Nicaragua 2007.
38-Como prevenir el suicidio.Disponible en: http://www.blogger.com/feeds/8442087653828475366/posts/default
39-Su salud al día. Prevención del suicidio en la adolescencia. Disponible en: http://minorityhealth.hhs.gov/espanol/templates/tips.aspx?ID=6210&QOD=1070

BIBLIOGRAFÍA
– Alberto Vidal D. Factores de riesgo suicida en el anciano. Rev. Argentina de Clínica Neuropsiquiátrica Vol. 32 (122): 23-27, 2008.
– Alberto Vidal D. Factores de riesgo suicida en el anciano. Alcmeón 1999; 8(2):103- 112. Declaración de Madrid: Asociación Mundial de Psiquiatría. Rev. Hosp. Psiq Hab. 2001; 40 (1):7-9.
– Baca – García, E, Días Sastre C. Bases Biológicas del Suicidio, Introducción. Monografias de Psiquiatria. Año XII: Oct – Dic 2000.
Tondo L, Ross J. Baldessarini. Descriptive and Epidemiological Considerations. www. Medscape/ com/ 2002.
– Blumenthal SJ. Suicide. A guide to risk Factors, assessment and treatment of suicidal patients. Med. Clin North Am 2002; 72: 937-71. Miranda Fernández- Santos C. Depresión en el anciano. Med Severa 2002; 4: 28-31.
– Barret J, Barret J A, Oxman T E, Gerber P D. The Prevalence of Psychiatric Disorders a Primary Care Practice. Arch Gen, Psychiatry. 1999; 45: 100 – 6.
Jonhson J. Weissman M, Kerman G L. Service Utilization and Social Morbility Associated With Depressive Symptoms in the Comunity. Jawa 1999; 267 (1): 483 – 487.
– Bleuler Eugen. Tratado de Psiquiatría. Tercera Edición Española. ESPA. SA. CAJ; SA. Madrid. Pág. 235 – 237.1971.
– Bobes García J. Trastornos de ansiedad y trastornos depresivos en atención primaria. Madrid: Masson; 2002.
– Brook DW, Brook JS, Rosen Z, De la Rosa M, Montoya ID, Whiteman M. Early Risk Factors for Violence in Colombian Adolescents. Am J Psychiatry. 2003; 160(8):1470-78. 45- Bodni, O. (1997). Vejez y Transmisión. Reflexiones Psicoanalíticas. En Rev. Revista de Psicoanálisis, Vol. 54, No. 3: 609 – 626.
– Buendía J. Envejecimiento y psicología de la salud. En: Buendía J, Riquelme A, eds. Madrid: Siglo XXI, 1992.
– Campos Arias A. Curso y pronóstico de las depresiones en ancianos. Rev de la Asociación Colombiana de Gerontología y geriatría 2001; 4(12): 161-65.
– Comtois K. A review of intervention to reduce the prevalence of parasuicide. Psychiatric Services 2002; 53(9):1138-44.
– Cuba. Ministerio de Salud Pública. Dirección Nacional de Estadísticas. Temas de estadísticas de salud: mortalidad por suicidio y el intento suicida en Cuba. Situación actual. La Habana: Servimpres; 2002. P.2-15.
– Cuba. Ministerio de Salud Pública. Programa de Prevención y Control de la Conducta Suicida. La Habana 1998.
– Cuba. MINSAP. Indicadores de salud en el adulto mayor. La Habana. Dirección Nacional de Estadísticas, 2001.
– Conde López V.: Las depresiones en gerontopsiquiatría: aproximación clínica y terapéutica. Fugas Vol 1, Nº 1, 1993.
– Conducta suicida. http://www.granma.cubaweb.cu/salud/consultas/s/c03.html Fecha de acceso 4/12/2008.
– Domínguez Rubio E. y cols. Problemática de los auxilios en emergencia psiquiatrica. ALCMEON 2001, Mar; 9(4).
– Durkheim E. El suicidio. Schapire: Buenos Aires; 1965.
– Durkheim, E: El suicidio. Ed. Akal, Madrid, 1992.
– Durkheim E. Spolding J A. Simpsom G, Suicide: A Sociological Study. Trans; 1937. Sístole. Ciencia y Medicina. No 233. Oct 2000.
– El suicidio: cómo afrontar los pensamientos suicidas. http://www.cepvi.com/articulos/suicidio.shtml Fecha de acceso 4/12/2008.
– Factores de riesgo suicida en la adolescencia. Revista de Psiquiatría del Uruguay. Vol 60(334):57-62,1996.
– Fernandez Labriola R., Kolina E. (1994): “Psiquiatría biológica“. Aportes argentinos (7): 97-104.
– Frils RH, Ulrich-Wittchen H, Fister HP, Lieb R. Acontecimientos vitales y cambios en el curso de la depresión en adultos jóvenes. Sur Psychiatry. 2003; 3:152-76.
– Garcia E, Sainz J. Aspectos sociodemográficos de los intentos de suicidios. Actas ESP Psiquiatr (en prensa) 2001.
– Guibert Reyes W, Alonso Roldán AP. Factores epidemiológicos y psicosociales que inciden en los intentos suicidas. Rev. Cubana Med Gen Integ 2001; 17(2): 155-63.
– Guibert Reyes W, Trujillo Gras O. Intento Suicida del anciano en un área de salud. Rev. Cubana Med Gen Integ 2000; 15(5): 509-15. Rivas González M Traductores de Cubadebate y Rebelión.
http://www.commondreams.org/archive/2007/05/25/1458.
– Gladstone GL, Mitchell PB, Parker G, Wilhelm K, Austin MP, Eyers K. Indicators of suicide over 10 years in a specialist mood disorder unit sample. J Clin Psychiatry. 2001; 62(12):945-51.
– Guibert Torres W, Torres Miranda N. Intento suicida y funcionamiento familiar. Rev. Cubana Med Gen Integ 2002; 17(5): 452-60. Buendía J. Envejecimiento y psicología de la salud. Madrid, 2004.
– Geerlings SW, Beekman AT, Deeg DJ, Twisk JW, Van Tilburg W. Duration and severity of depression predict mortality in older adults in the community. Psychol Med 2002; 32:609-618.
– Gonzáles Arias S, O’Farrill Fernandez M. Conducta Suicida. Enfoque Sistemico. Rev Cubana de Psicologia Vol. 20, no.2, 2003.
– Gonzáles Menéndez R: Clínica Psiquiátrica Básica Actual, Editorial Félix Varela Ciudad de la Habana 2003; 22(1): 177-79.
– Gonzáles S Y. Estudio epidemiológico de la conducta suicida en el hospital Calixto García [trabajo para optar por el título de especialista de primer grado en Psiquiatría]. La Habana: Cuba, Facultad de Ciencias Médicas “Manuel Fajardo”; 2003.
– González Arías S. Epidemiología del Intento Suicida en el Municipio Santa Clara. Ciudad de la Habana. Premio Salud 1994.
– Scandinavan Journal of Public Health. Dic 2001. Vol 29. Issue 4: 292 – 8.
– González R. Prevención del suicidio y gestiones periciales. Clínica Psiquiátrica Básica Actual. Ciudad de La Habana: Editorial Científico-Técnica; 1998.p.177-80.
– Guibert Reyes W, Alonso Roldan A. Factores epidemiológicos y psicosociales que inciden en los intentos suicidas. Rev Cubana Med Gen Integr 17(2) 2001.
– Guibert Reyes W, Sánchez LR. Ancianos con intento suicida en el municipio 10 de Octubre. Rev. Cubana Hig Epidemiol. 2001;. 39(2): 126-35.
– Guibert Reyes W. La promoción de salud ante el suicidio. Rev Cubana Med Gen Integr 2002; 18(1): 33-45.
– Guibert Reyes W. Prevención de la conducta suicida en la APS. Rev Cubana Med Gen Integr 2002; 18(2). Disponible en: http:www.sld.cu/bvs/revistas medicas/ Acceso: 23/12/06.
– Hernández Trujillo AE. Influencia del medio familiar en pacientes riesgos suicidas. Rev. Cub Med Gen Integ 2003; 15(4): 372-377.
– Hiroehb U, Appleby L, Mortensen PB. Dunng. Death by homicide, suicide, and other unnatural causes in people with mental illness: a population-based study. Lancet. 2001; 358(9299):2110-2.
– Manejo de la Crisis Suicida en el Adolescente http://www.revistafuturos.info/futuros14/suicidio_adoles2.htm#manejo6 fecha de acceso 29/06/10.
– Hamton K., Fagg J., Platt S., Hawking M. (1993): “Factors associated with suicide after parasuicide in young people“.B.M.J.; 306 (6893): 1626-27.
– Harpaz. Desempleo: alteraciones psicológicas. En: García Rodríguez Y, ed. Valencia: Promolibro; 1993.
– Hendin H. (1991): “Psychodynamics of suicide, with particular reference to the young“. Am J. Psychiatry; 148 (9): 1150-1158.
– Herrera A. Suicide behavior and sexual abuse, among women and men 25-44 years old, Leon, Nicaragua, 1999. American Academy of Child and Adolescent Psychiatry. Summary of the Practice Parametwers of the Assessment and Treatment of Children and Adolescent with Suicidal Behabior. J Am Acad Chil Adolesc Psychiatry 2001; 40: 495 – 9.
– Herrera Santí P M, Avilés Betancourt K. rev Cubana Med gen Integr 2000; 16(2): 134-7.
– Herrera Santi PM, Aviles Betancourt R. Factores familiares de riesgo en el suicidio. Rev Cubano Med Gen Integ 2004; 16 (2):134-37.
– Herrero LY. Algunas características de los intentos y suicidios consumados en el hospital “General Calixto García”. Experiencia de un año de trabajo del grupo multidisciplinario para la prevención y atención a la conducta suicida [trabajo para optar por el título de especialista de primer grado en psiquiatría]. La Habana: Cuba, Facultad de Ciencias Médicas “Manuel Fajardo”; 2002.
http.wwwl.aprensa.com.bo/noticias:2007.
http://www.psicologia-online.com/ebooks/suicidio/index.shtml Fecha de acceso 4/12/2008.
– Irurita J, Irurita M Y cols. Predictores Independientes de la Conducta Suicida. Hospital “El Pino – Sabinal”.Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. Acepsi (Actas Esp Psiq) 2000; Vol 20 (90).
Perez Barrero S, Psicoterapia del comportamiento suicida, Ed. Hosp. Psiq de La Habana 2001:28-34.
– Izquierdo C. La Ancianidad. Nueva Frontera. II. Jubilación y convivencia social. Bilbao: Mensajero; 1994.
– Jahonda. Empleo y desempleo: un análisis socio-psicológico. Madrid: Morata; 1987.
– James Randolph Hillard, M.D Predicting Suicide Emergency Psychiatry PS95 vol. 46.3.
– Kaplan, H.; Sadock, B.; Grebb, J. (1997): “Sinopsis de Psiquiatría”. Baltimore, Maryland, William Wilkins; Argentina, Editorial Panamericana.
– .Kaplan H, Sadock BJ. Comprehensive textbook of Psychiatry. Baltimore: Williams and Wilkins; 1980.
– Laserate M. Epidemiologycal consideration about suicide. http:// www.Medcape/com 2003.
– López Maso IM, Rodríguez Hernández. Propuesta de intervención para ancianos deprimidos. Rev. Cubana Med. Gen. Integr 2001; 15(1):19-23. Clements PT, Se Ranien JT, Fay-Hillier TM. Benefits of community meeting in the corporate setting alter the suicide of a coworker. J Psychosocial Nurs. Ment Health Serv 2003; 41(4): 44.
– OMS. Prevención del Suicidio. Ginebra: OMS, 1969.p.75-9 (Cuaderno Salud Pública 35). Disponible en URL:http://usuarios.lycos.es/igonal/suicidio,htm…El Suicidios. (Revisado 2/11/2003).
– Pérez Barrero SA (1996). “Actitud ante el suicidio en 27 estudiantes de 5to Año de Medicina.” Rev.Psiquiátrica Peruana (3):40-46.
– Pérez Barrero SA (1996). “Factores de riesgo suicida en la adolescencia.” Rev. Psiquiátrica del Uruguay, Año LX. N0 11(4) :318-25.
– Pérez Barrero SA (1997). “Actitudes hacia el suicidio en adolescentes.” Rev. Psiquiátrica Infantojuvenil N0 2 abril-junio:102-106.
– Pérez Barrero SA (2001) Psicoterapia para aprender a vivir. Editorial Oriente. Santiago de Cuba. Cuba.
– Pérez Barrero SA(1997). “Significados del acto suicida en adolescentes y jóvenes sobrevivientes.” Rev. Psiquiátrica del Uruguay, N0 336, vol 61:101-106.
– Pérez Barrero SA. (1997). El Suicidio. Comportamiento y Prevención. Ed. Oriente. Santiago de Cuba.
– Pérez Barrero SA. (2000). Psicoterapia del comportamiento suicida. Fundamentos. Ed. Hosp. Psiq.de la Habana.
– Pérez Barrero SA. El suicidio, comportamiento y prevención. Rev Cub Med Gen Integ 2004; 15(4): 196-217.
– Pérez Barreiro S; y cols: Factores de riesgo suicida en adultos. Revista Cubana de Medicina General Integral.1997; 13(1): 7 – 11.
Isacsson G. Rish L. Manegement of patients who deliberaty harm themselves. BMJ 2001; 322: 213 – 5.
Matew R. ¿Qué es la depresión? British Medical J 1999; 318: 1188-91.
– Pérez Barrero S. El suicidio, comportamiento y prevención. Rev Cubana Med Gen Integr 1999; 15(2): 196-217.
– Pérez Barrero SA (1994). Guía práctica para la evaluación del riesgo suicida. Revista Psiquiatrica Peruana Vol. 1:33-36.
– Pérez Barrero, Dr. Sergio Andrés. ¿Cómo evitar el suicidio en adolescentes?
– Pérez Pérez A, Ramos Campos D. Aspectos psicosociales de la tercera edad, Revista Española Gerontología Geriatría 1999; 14(4): 359-71.
– Pérez S:El suicidio, comportamiento y prevención. Rev Cubana Med Gen Integr 2001; 15(2):196-217.
– Pirkis JE, Burgess MP, Meadows GN, Dunt DR. Suicidal ideation and suicide attempts as predictors of mental health service use. Medical J Australia. 2001; 175(10):553-5.
– Quintero Lumbreras FJ (1999). “El difícil tratamiento de los niños difíciles.” Ponencia presentada en el IX Congreso Dominicano de Psiquiatría. Santo Domingo. 30 de septiembre – 2 de octubre.
– Reyes W, Alonso A, Factores Epidemiológicos y Psicosociales que inciden en los intentos suicidas. Rev. Cubana Med: Gen Integra 2001; 17, (2): 155-63.
– Suicidio Adolescente. http://es.wikipedia.org/wiki/Suicidio Fecha de acceso 4/12/2008. http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=946296 Fecha de acceso 4/12/2008 adolescentes y jóvenes en eua
– Oficina Nacional de Estadísticas. El envejecimiento d la población. Cuba y sus territorios. Cifras e indicadores para su estudio 2000. La Habana, 2001.
– Prieto Ramos O, Vega García E. Temas de Gerontología. La Habana:Editorial Científico-Técnica. 1996:15-20, 34-40.
– Reyes WG. Enfrentamiento especializado al paciente suicida. Rev Cubana Med Gen Integr. 2002; 18(2) [en línea] [consultado 29 de febrero 2004. Disponible en http://bvs.sld.cu/revistas/mgi/vol 18_2_02/mgi08202.htm.
– Reyes WG. Epidemiología de la conducta suicida (trabajos de revisión). Rev Cubana Med Gen Integr. 2002; 18(2) [en línea] [consultado 29 de febrero2004]. Disponible en:
http://bvs.Sld.cu/revistas/mgi/vol 18_2_02/mgi07202.htm.
– Schneider E. Suicidio. En: Fredman Am, Sadoock BM, Kaplan Hjeds. Tratado de Psiquiatría. La Habana: Científico Técnica; 1985. p. 1950-62.
– Schneider LS Psychobiologic features of geriatric affective disorder. Clin Geriatr Med 1992; 8: 253-265.
– Siomopoulos V. When patients consider suicide?. Risk factors to watch for. Postgrad Med 1990; 88(3):205-13.
– Sistema de Información Nacional de Salud (SNIS) Bolivia. Art. La Prensa
– Sociedad de Medicina Familiar. La conducta suicida. Madrid: ELA; 1997.p. 97-9.
– Tondo L. Prima de Tempo. Capire Prevenire, Suicidio. Rome, Italy: Conocc. 2000.
– Vázquez Machado A. Características Higiénico Epidemiológicas del Síndrome Depresivo. Rev. Cuba Med. Gen integr 2001; 17(3); 223 -7.

Tablas
TABLA No. 1: Datos generales de los pacientes dispensarizados como RIS en el CMF 22.4 del Policlínico Juan Bruno Zayas. Cifuentes. 2009
Aspectos Pacientes
Menos de 15 37
De 15 a 24 216
De 25 a 59 374
Más de 60 140
Masculino 400
Femenino 367
Fuente: Estadística Municipal.

TABLA No. 2: Antecedentes Patológicos Personales de los pacientes dispensarizados como RIS en el CMF 22.4 del Policlínico Juan Bruno Zayas. Cifuentes. 2009

Aspectos Adolescentes
Intento suicida 20
Retraso mental 0
Depresión 13
Alcoholismo 2
Fármaco dependencia 2
Enfermedades crónicas 3

TABLA No. 3: Conflictos que llevaron a realizar Intento de Suicidio en los pacientes dispensarizados como RIS en el CMF 22.4 del Policlínico Juan Bruno Zayas Cifuentes. 2009

Aspectos Adolescentes
Conflictos familiares 4
Conflictos con la pareja 2
Conflictos estudiantiles 3
Conflictos interpersonales 6
Enfermedades crónicas 3
Alcoholismo 2
Otros –

TABLA No.4
Resultados obtenidos del diagnóstico integral realizado a los adolescentes con factor individual de riesgo suicida.

Pacientes
investigados Según la presencia de Factores individuales que conducen al riesgo suicida:
Riesgo de suicidio alto – peligroso Riesgo de suicidio alto Riesgo de suicidio medio Riesgo de suicidio bajo
20
4 6 7 3

% 20 30 35 15

TABLA No.5
Resultados obtenidos del diagnóstico integral realizado a los adolescentes con factor familiar de riesgo suicida.

Pacientes
investigados Según la presencia de Factores familiares que conducen al riesgo suicida:
Riesgo de suicidio alto – peligroso Riesgo de suicidio alto Riesgo de suicidio medio Riesgo de suicidio bajo
20 4 5 6 5

% 20 25 30 25

TABLA No.6
Resultados obtenidos del diagnóstico integral realizado a los adolescentes con factor social de riesgo suicida.

Pacientes
investigados Según la presencia de Factores sociales que conducen al riesgo suicida:
Riesgo de suicidio alto – peligroso Riesgo de suicidio alto Riesgo de suicidio medio Riesgo de suicidio bajo
20 0 2 1 17

% 0 10 5 85

ANEXO 7
Encuesta a expertos:
Objetivo: Constatar el criterio que emiten los expertos sobre la pertinencia, factibilidad y aceptabilidad de la intervención de la intervención educativa diseñada.

Estimado compañero:
Para el desarrollo de la presente investigación usted ha sido seleccionado en condición de experto en la temática, necesitamos de su colaboración en el perfeccionamiento de la intervención educativa.
Gracias
DATOS GENERALES
Nombre y apellido: ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––
Años de experiencia: ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––
Titulo que posee: –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––
Cargo que ocupa: ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––
Categoría docente: –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––

1- ¿Considera que resulta pertinente en los momentos actuales la intervención educativa propuesta para los adolescentes que constituyen factor de riesgo suicida?
2-¿Qué opina usted con relación a la factibilidad de la propuesta realizada?
3-¿Qué nivel de aceptabilidad le concede a la intervención educativa propuesta?
4–¿Qué nivel de efectividad le concede a la intervención educativa propuesta?
5-¿Qué sugerencias puede portar para el mejoramiento de la intervención educativa para su posterior puesta en práctica?

ANEXO 8
VALORACIÓN DE EXPERTOS

TABLA 8.1 Aspectos relacionados con los expertos seleccionados.

Aspecto relacionados con los expertos No. %
Categoría docente
5 100
Categoría científica:
– Máster en Psiquiatría 2 40
– Especialistas en MGI 3 60
-Años de experiencia laboral
1-9 ………………
10-15. ….…………
+ de 15 …………..

1
2
2

20
40
40

TABLA 8. 2. Opiniones emitidas por expertos sobre pertinencia y factibilidad de la intervención educativa.

Opinión del experto No. %
Pertinencia
5 100
Factibilidad 4 98.2

FUENTE: CUESTIONARIO.
TABLA 8. 3. Opiniones emitidas por expertos sobre la aceptabilidad de la intervención educativa.

Aceptabilidad No. %
Muy Aceptado 18 90
Aceptado
Poco aceptado 2 20
TOTAL 20 100

FUENTE: CUESTIONARIO.
TABLA 8.4. Efectividad de los métodos de estudio empleados en la intervención educativa
Efectividad No. %
Muy efectivo 20 100
Aceptado
Poco aceptado

FUENTE: CUESTIONARIO.

Un comentario:

  1. MAYRA ALEJANDRA RIVERA GALVÁN

    Al leer ésta investigacíon me hace pensar que hemos permitido que los adolescentes se sientan solos y rechazados o faltos de atención sobretodo de las personas allegadas ya que el nucleo familiar es el factor mas importante para lograr estabilidad emocional en los jovenes, al no detectar los problemas principales como pueden ser la falta de autoestima, bullying,anorexia, bulimia,violaciones etc. por hablar solo de algunos de los mas conocidos.

    pero es el momento de recapacitar y enfocar las ideas hacia la atención de los adolescentes y hacerlos parte de una sociedad que se preocupe por ellos otorgandoles un futuro lleno de seguridad,planes y proyectos personales en la vida de ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *