Este Fin de Año, 13 uvas

Ya lo dice el refrán, año bisiesto, año siniestro. Y es que este 2008 será recordado por muchas cosas, entre ellas porque este año después de la última campanada a las 23:59:59 pasarán a se las 23:59:60, cifra que jamás veremos en un reloj, en vez de las 00:00:00 que corresponderían, ¿por qué?

Para poder explicarlo, primero debemos hacernos otra pregunta, que resultará muy trivial, pero para la cual no todo el mundo tiene respuesta, ¿qué es un segundo?

Bien, pues antiguamente el segundo era definido como la 1/86400 parte de un día solar medio entre los años 1750 y 1890. Dicho de otra manera, 24h x 60 min. x 60 s =86400.

Como la velocidad de la tierra es a veces tan inestable como la cabeza de muchos de nuestros científicos, estos decidieron buscar una medida inmutable con el paso del tiempo (que ironía…), por lo que decidieron que un segudo es igual a 9.192.631.770 períodos de radiación, correspondiente al paso entre dos niveles de estado del isótopo de cesio 133. Vamos, la cosa más sencilla que se les ocurrió, como podemos observar, aunque también lo podían haber definido de la misma manera que el metro, como ya vimos en otro artículo, y se diría que un segundo es el tiempo que la luz tarda en recorrer 299792458 m.

El caso es que la definición que tenemos de segundo (la del isótopo de 133 cs) es así debido al reloj atómico, que desde 1967 se guarda en el Comité Internacional de Pesos y Medidas, en París. Este reloj atómico marca lo conocemos como UTC (tiempo universal coordinado). Antes de esta fecha, el tiempo era sincronizado con el GMT (tiempo medio de Greenwich) determinado de modo astronómico por la rotación de la tierra.

Cada vez los días son un poco más largos debido a la deceleración en la rotación de la tierra, con lo que para coordinar el UTC y el GMT, cada cierto tiempo se añade un segundo extra llamado “segundo intercalar” o “segundo bisiesto”. Es responsabilidad del IERS (International Earth Rotation and Reference Systems Service) medir la velocidad de rotación de la tierra y decidir cuando se debe añadir un segundo. El último se añadió en 2005 y este año toca otro.

Feliz navidad y próspero 2009 a todas las Mentes Inquietas del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *