DE AMIGO A CONOCIDO; inversiones de confianza

Cuando entre las personas se deposita un voto de confianza, por pequeño que este sea, posee una serie de elementos en mayor o menor medida, uno de estos elemento es el amor. Esta confianza depositada compuesta en parte de amor, crea involuntaria e inconscientemente lazos afectivos similares a los parentales, es decir, confiamos en esa persona y creamos una conexión, marca o huella similares a los que se crean en el entorno familiar.

No obstante las situaciones sociales, tienen una gran influencia en nuestro comportamiento, debido a que la presencia de otras personas altera nuestra motivación, al tiempo que nosotros alteramos la de los otros por diferencias cognitivas existentes entre los valores de las distintas personas como; creencias, ideas, gustos, pensamientos etc…

La persona debe tener una consistencia o coherencia entre esos valores y realizar realmente lo que cree que debería hacer. Cuando no sucede esto, se produce un desequilibrio, ante lo cual sólo puede elegir entre cambiar de creencias, de comportamiento, cambiar de entorno social o buscar elementos que le permitan mantener una nueva creencia.

Por tanto, esta disonancia cognitiva puede crear diferencias insalvables en la relación tanto del depositario de la confianza, como en la del encargado de mantenerla. Estas diferencias pueden llevar a la decepción, por la no realización de lo esperado por una u otra parte. Por lo general ese lazo creado en un principio no es compartido con la misma intensidad por los dos, con lo cual uno se sentirá más defraudado que otro, normalmente, el que ha invertido más amor y esperanza en el lazo “familiar”. La decepción producida en estos casos es mucho mayor y más intensa en proporción a la confianza depositada, generando una sensación desconsoladora de fraude e incluso llegando a producir un sentimiento de traición.

TE LO PUEDO DECIR DE DOS FORMAS DE LA PARTE NEUTRA A LA SUJETIVA DE MANERA EDUCADA PERO AGRESIVA.

Hace tiempo amigo, que dejó de gustarme tu mirada, vi tu coche en la gasolinera aquella noche pasada

¿que hacias allí amigo? esperando que yo pasara..

Hombre sabio es, el que de escuchar nunca se sacia aprendiendo a mirar la vida de forma objetiva sin una palabra mal sonante, sin gastar saliba.

Con mucha suspicacia con respeto y con gracia se fabrica mi réplica bordada, subjetiva y educada.

Amigo esta vez yo fuí el que contigo perdí, yo fuí el que más alegría ofrecía en nuestra relación, que poco a poco se deshacía, ajada y gastada.

Esto ha dolio, pero tranqui me ha servio para saber que cuando necesite una mano o un lazo sólo contaré con el del final de mi brazo.

No por esa razón cerraré el portón de mi corazón, si algo hay que cerrar a la gente como tu, son las puertas sin mirar.

Esto que escribo, no me lo invento, a pasado y trata sobre un evento, un hecho que con mi libreta y mi boli he conseguio arrancar del pecho.

Paso de lo básico me baso en lo artístico la escritura es mi desahogo cínico.

Manteniendo mi rima, consonante y constante de manera brillante, te disparo letras y vocales sin una palabra mal sonante.

Tirando de hipérboles, creando símiles así te acribillo con lírica, killo.

Construyendo frases y oraciones que explotan en tu cabeza como granadas de racimo así que venga primo, te animo a que me contestes estrujándote el seso en prosa o en verso dudo que sepas lo que es eso.

He tenio que superar una crisis de identidad, en la que no sabía ni lo que quería, saliendo por la noche y durmiendo de día, contándole mis penas a un litro o fumando maria.

Luego comprendí que era normal rodeado de semejante grupo social. El otro día nos vimos despues de una pechá de años, yo me sentía emocionao no por tí, por descontao que te has pensao, esta vez sabía como tenía que tratar a la gente conocía.

Salimos, nos vimos y nos despedimos adios muy buenas, estabas inquieto y celoso, personaje temeroso.

Conciso y directo ¿te cuesta comprender esto? soy andaluz y este mi dialecto.

Como quieras te lo digo, en catalán o en castellano aquí o en Pinomontano te la puedo liar teniendo amarras las dos manos.

T.CAÑADA

DEDICADO A UN CONOCIO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *