Parias del desierto

Este tema contiene 7 respuestas, tiene 5 mensajes y lo actualizó  Anónimo hace 5 años, 2 meses.

Viendo 8 publicaciones - del 1 al 8 (de un total de 8)
  • Autor
    Publicados
  • #2034 Responder

    Abel
    Jefe de claves

    Maima está de pie sobre la arena ardiente, mientras los gritos se suceden entre el humo, las jaimas se evaporan como antorchas encendidas, Maima, con sus cinco años, no lo entiende. En el aire suenan estruendosos los rotores de las naves que dirigen la mancilla, sólo manos contra los fuegos invasores, manos sometidas, humilladas, consumidas. Ya no sirven las palabras complacientes, ni los gritos a los cielos estrellados, ningún dios ha escuchado sus plegarias, destinados a morir entre dunas olvidados. Ya los parias del desierto derrotados, caminan hacia el ocaso cabizbajos, los poderosos terrenales han hablado, con mis armas esto hago y esto digo, y el que tenga voz será callado. Los cobardes del silencio no responden, sus gargantas en buenas intenciones se ahogaron, las miserias de los hombres campan anchas, gobernadas por ejércitos de inhumanos. Maima sueña con un jardín en el desierto, una leyenda que su mamá le ha contado, se imagina una fuente entre palmeras, que mana agua fresca y trasparente, más no imagina en su joven mente, que su vida será quimera sideral, pronto se agrietarán sus tiernas manos, las lágrimas de sus ojos serán las fuentes, que las infértiles tierras regarán del cruel desierto Occidental. Maima es la heredera del ostracismo, en una tierra castigada a sangre y fuego, sea por el ardiente Sol de mediodía, o por inhumanos que ya trazaron su destino._____________________________Dedico este poema a los parias del desierto del Sahara Occidental, masacrados en silencio y sin testigos en pleno siglo XXIAbel Domínguez

    #4562 Responder

    Anónimo

    Me has emocionado, con tu hermosa historia…Maima es sólo una niña, esperemos que pueda vivir en paz. Que tenga una infancia feliz y sin guerras ni matanzas.
    Ha sido un placer pasar por tus sentimientos de rabia contenida, has hecho bien en desahogarte, en este bello poema.
    Preciosa tu dedicatoria, besos y estrellas para ti

    #4695 Responder

    Anónimo

    Querido Abel, lamento no haber leído antes tu hermoso poema, porque es una obra de arte, que talento tienes para escribir, de que forma más humana plasmas tus sentimientos en cada verso, me has dejado el alma acongojada y mi corazón clama a tu lado, justicia para los parias y futuro para Maima, deseos que hacen eco en tus letras, me ha encantado leerte y como siempre me has hecho sentir lo que vales como ser humano, besitos de Brisa…

    #4696 Responder

    Abel
    Jefe de claves

    Me has emocionado, con tu hermosa historia…Maima es sólo una niña, esperemos que pueda vivir en paz. Que tenga una infancia feliz y sin guerras ni matanzas.
    Ha sido un placer pasar por tus sentimientos de rabia contenida, has hecho bien en desahogarte, en este bello poema.
    Preciosa tu dedicatoria, besos y estrellas para ti

    Querida Brisa: A primeros de Noviembre pasado, el ejército de Marruecos entró en un campamento de el Aaiún (Sahara Occidental) donde habían sobre todo mujeres y niños acampados en protesta por la terrible situación en que el ocupante marroquí les mantiene. Entraron a sangre y fuego, con helicópteros y armados a pie, destuyéndolo todo, plantando fuego a las jaimas, golpeando a todo lo que se movía. Hubo muertos, incluso algún militar marroquí porque los habitantes del campamento intentaron defenderse con cualquier cosa. La censura a los medios de comunciación fue total para que no supiéramos lo que pasaba allí.

    Pero, en España tenemos muchos contactos con los Saharauís, desde que aquella región fue española hasta 1975; allí se hablaba español, y todavía muchos lo hablan, y tenían carnet de identidad español. Al final, los políticos españoles han tenido mucha culpa de lo que les está sucediendo ahora a los saharauis, y los ciudadanos de a pie, conscientes de que tenemos una deuda con ellos, cada año numerosos niños y niñas son recogidos en el verano por familias españolas para que se aparten al menos durante un mes o dos de aquella penuria; yo mismo estuve a punto de acoger a un niño. Por eso, a través de esas familias hemos tenido conocimiento de todo lo que ha ocurrido allí.

    La única forma de descargar mi ira y rabia, fue escribiendo un poema a Maima. Esta niña existe en la realidad (aunque no sea ese su verdadero nombre), y podría ser cualquiera de las cientos de ellas que había en aquel momento en el campamento. Pero sí está emulando a otra Maima que ha tenido que huir en 1975 de la anterior ofensiva marroquí (la de Hasan II); en aquél momento tenía 9 años. Ella fue presidenta de la Unión Nacional de Mujeres Saharauis (http://www.arso.org/UNFS-Homepage.htm).

    Si quieres saber lo qué realmente ocurre allí, lee el siguiente artículo:
    http://www.natureduca.com/blogsos/?p=301

    En fin, que me siento muy sensibilizado con este tema, y de ahí el sentimiento que he puesto en el poema.

    Gracias por tus cariñosas palabras, que me llenan, de verdad.
    Besitos.

    #5280 Responder

    Piteira
    Participante

      [align=center:8jb6qku1]Maima está de pie sobre la arena ardiente,
    mientras los gritos se suceden entre el humo,
    las jaimas se evaporan como antorchas encendidas,
    Maima, con sus cinco años, no lo entiende.
    En el aire suenan estruendosos los rotores
    de las naves que dirigen la mancilla,
    sólo manos contra los fuegos invasores,
    manos sometidas, humilladas, consumidas.
    Ya no sirven las palabras complacientes,
    ni los gritos a los cielos estrellados,
    ningún dios ha escuchado sus plegarias,
    destinados a morir entre dunas olvidados.
    Ya los parias del desierto derrotados,
    caminan hacia el ocaso cabizbajos,
    los poderosos terrenales han hablado,
    con mis armas esto hago y esto digo,
    y el que tenga voz será callado.
    Los cobardes del silencio no responden,
    sus gargantas en buenas intenciones se ahogaron,
    las miserias de los hombres campan anchas,
    gobernadas por ejércitos de inhumanos.
    Maima sueña con un jardín en el desierto,
    una leyenda que su mamá le ha contado,
    se imagina una fuente entre palmeras,
    que mana agua fresca y trasparente,
    más no imagina en su joven mente,
    que su vida será quimera sideral,
    pronto se agrietarán sus tiernas manos,
    lás lágrimas de sus ojos serán las fuentes,
    que las infértiles tierras regarán
    del cruel desierto Occidental.
    Maima es la heredera del ostracismo,
    en una tierra castigada a sangre y fuego,
    sea por el ardiente Sol de mediodía,
    o por inhumanos que ya trazaron su destino.[/align:8jb6qku1]  [align=center:8jb6qku1]


    [/align:8jb6qku1] 
      [align=center:8jb6qku1]Dedico este poema a los parias del desierto del Sahara Occidental, masacrados en silencio y sin testigos en pleno siglo XXI[/align:8jb6qku1] 
      [align=center:8jb6qku1]Abel Domínguez.[/align:8jb6qku1]

    Se aprecia bien el sentimiento que en ti causa ese pueblo.
    Excelente poema.
    Un abrazo, Abel.
    Xosé.

    (Una excelente explicación de la causa de tus emociones en la respuesta al comentario de Brisa)

    #5281 Responder

    Abel
    Jefe de claves

    Se aprecia bien el sentimiento que en ti causa ese pueblo.
    Excelente poema.
    Un abrazo, Abel.
    Xosé.

    (Una excelente explicación de la causa de tus emociones en la respuesta al comentario de Brisa)

    Muchas gracias, amigo. Creo que sobran mis comentarios. Como tu has dicho, ya lo expliqué en mi respuesta a Brisa.
    Un fuerte abrazo.

    #5284 Responder

    Anónimo

    estas cosas suceden, han sucedido y tal como está el mundo seguirán sucediendo.es curioso ver que todo el mundo quiere paz pero cada día estamos mas lejos de ella, el problema es complejo y las raíces muy profundas, yacen en arquetipos sociales, en la educación y mismamente en los conceptos de cultura, patria y libertad, incluso los conceptos “amor” y “dios” están tan corrompidos y comercializados que ya nadie sabe lo que son ni lo que representan aunque estén dispuestos a morir por ellos

    #3827 Responder

    Abel
    Jefe de claves

    estas cosas suceden, han sucedido y tal como está el mundo seguirán sucediendo.es curioso ver que todo el mundo quiere paz pero cada día estamos mas lejos de ella, el problema es complejo y las raíces muy profundas, yacen en arquetipos sociales, en la educación y mismamente en los conceptos de cultura, patria y libertad, incluso los conceptos “amor” y “dios” están tan corrompidos y comercializados que ya nadie sabe lo que son ni lo que representan aunque estén dispuestos a morir por ellos

    Coincido en tu comentario. La cuestión es tan compleja como el mundo mismo. Nada vamos a cambiar en las actitudes humanas desde posiciones particulares, por muy loables que sean, pero no me resisto a gritar mi desprecio a los tiranos y dictadores que hacen de la vida humana un valor desechable.

    Gracias por pasar por mis letras. Un abrazo.

Viendo 8 publicaciones - del 1 al 8 (de un total de 8)
Respuesta a: Parias del desierto
Tu información:




No se admiten más comentarios

  • loading...
Creado con Tempera & WordPress.