A FONTE

Este debate contiene 2 respuestas, tiene 2 mensajes y lo actualizó  Piteira hace 9 años, 6 meses.

Viendo 3 publicaciones - del 1 al 3 (de un total de 3)
  • Autor
    Publicaciones
  • #1149 Respuesta

    Piteira
    Participante

    A FONTE

    Esa fonte que hai no outeiro
    pretiño da miña casa,
    esa fonte está soíña
    que ninguén vai visitala.
    Nacía nela, fresquiña,
    unha auga limpa e ben clara,
    unha auguiña que eu bebía
    sen sede, só por probala
    e senti-la súa vida
    correndo pola garganta.
    Esa fonte que hai no outeiro
    pretiño da miña casa.

    As risas dunhas mulleres
    que de xeonllos estaban
    ó pé dos seus lavadoiros
    torcendo roupa mollada
    chegan ó meu pensamento,
    veñen soas, sen chamalas,
    cunhas baldetas ben cheas
    que na cabeza levaban,
    andando polo carreiro,
    ergueita a súa mirada,
    foron á fonte primeiro
    e volven da fonte á casa.

    Esa fonte que hai no outeiro,
    que por ela xa non pasan
    lavadoiros de madeira
    que unhas mulleres levaban
    nin mociños calorosos
    que nela se refrescaban,
    esa fonte que hai no outeiro
    xa non ten auguiña clara
    e as herbas do monte bravo
    déixana toda atoada,
    acóchana dos meus ollos,
    alónganma da mirada.

    Fentos, silvas e carqueixas,
    piornos, toxos e xestas
    enceréllanse hoxe nela,
    aínda que moito medren
    non poderei esquecela.

    Esa fuente que hay en el otero,
    muy cerquita de mi casa,
    esa fuente está solita
    que nadie va a visitarla.
    Nacía en ella, fresquita,
    un agua limpia y bien clara,
    un agüita que yo bebía,
    sin sed, sólo por probarla
    y poder sentir su vida
    corriendo por la garganta.
    Esa fuente que hay en el otero
    muy cerquita de mi casa.

    Las risas de una mujeres
    que de rodillas estaban
    al pié de sus lavaderos
    torciendo ropa mojada
    llegan a mi pensamiento,
    vienen solas, sin llamarlas,
    con unas baldes bien llenos
    que en la cabeza llevaban,
    andando por el sendero,
    erguida su mirada,
    fueron a la fuente primero
    y vuelven de la fuente a casa.

    Esa fuente que hay en el otero
    que por ella ya no pasan
    lavaderos de madera
    que unas mujeres llevaban
    ni mocitos calurosos
    que en ella se refrescaban,
    esa fuente que hay en el otero
    ya no tiene agüita clara
    y las hierbas del monte bravo
    la dejan toda tapada,
    la esconden de mis ojos,
    la alejan de mi mirada.

    Helechos, zarzas y carquesias,
    piornos, tojos y retamas
    hoy en ella se enredan,
    aún por mucho que crezcan
    yo no podré olvidarla.

    PD. Soy consciente, y pido disculpas por ello, de que debería emplear un poco más de tiempo para que la traducción fuese algo más decente.
    De todos modos tengo la esperanza de que os guste.
    Un cariñoso saludo.

    Xosé. (Pepiño de Piteira)

    #3521 Respuesta

    Abel
    Jefe de claves

    Eu tamén teño unha historia,
    dun muiño que é muy antigo,
    que ven dos meus bisavós,
    de cando moían o millo,
    coa forza da Natureza,
    hoxe só hay dous pedróns.

    Ainda lembro aqueles tempos,
    cando coa a miña naiciña,
    levábamos o gran en saquetes,
    enrriba da cabeciña.

    O meu era muy pequeno,
    pois con cinco anos era neno,
    máis eu corría de contento,
    pra chegar cedo a moelo.

    Enchíame daquela fariña,
    moy blanquiña e moy miuda
    e de aquel cheiro que tiña,
    que ainda hoxe me perdura.

    E como a cobiza é mal consello,
    daquél muiño só hay lembranzas,
    as pedras coa que estaba feito,
    roubáronas pra facer casas.

    Esta é a historia do meu muiño,
    do “Millaxendo” era chamado,
    desfíxose e quedou soliño,
    co tempo foi derrrumbado.



    Yo también tengo una historia,
    de un molino que es muy antiguo,
    que viene de mis bisabuelos,
    de cuando molían el millo
    (maíz)
    con la fuerza de la naturaleza,
    hoy sólo hay dos pedrones.

    Aún recuerdo aquellos tiempos,
    cuando con mi madrecita,
    llevábamos el grano en saquitos,
    encima de la cabecita.

    El mío era muy pequeño,
    pues con cinco años era niño,
    más yo corría de contento,
    para llegar pronto a molerlo.

    Llenábame de aquella harina,
    muy blanquita y muy finita,
    y de aquel olor que tenía
    que aún hoy me perdura.

    Y como la codicia es mal consejo,
    de aquél molino sólo hay recuerdos,
    las piedras con la que estaba hecho,
    robáronlas para hacer casas.

    Esta es la historia de mi molino,
    del “Millaxendo” era llamado,
    deshizose y quedó solito,
    con el tiempo fue derrumbado.


    Tengo que ponerme al día en lengua gallega, espero no haber cometido muchos errores ortográficos y gramaticales.

    #3722 Respuesta

    Piteira
    Participante

    Por favor, Abel. No pidas disculpas por tu gallego. Me llegó al alma ver tu escrito. Sé que no es tan fácil no habiéndolo hecho nunca.
    Por favor, intenta corregir lo que puedas, merece la pena pues es muy hermoso el sentimiento que se mustra en tus versos, y publícalo en solitario. Me gustaría prestarle más atención. Lo haré.
    Muchísimas gracias por el trabajo que te tomas en tus respuestas.
    Un fuerte abrazo, amigo Abel.
    Xosé.

Viendo 3 publicaciones - del 1 al 3 (de un total de 3)
Respuesta a: A FONTE
Tu información:




Los comentarios están cerrados.