PERSONAJES - BIOGRAFÍAS: Sócrates
 Cultureduca: Cultura educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 26 usuarios conectados    

 

/cultureduca/personajes_socrates





Personajes

BIOGRAFÍAS

Sócrates


Menú Personajes

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W Z



Sócratesilósofo griego de gran renombre (470-399 a.C). Pertenecía a una familia modesta, era hijo de un escultor y de una comadrona, aunque disfrutó de una buena situación económica. Su primera educación incluyó música, gimnasia y poesía.

Combatió con valor como hoplita en las batallas de Potidea, Delio y Anfípolis en la primera fase de la guerra del Peloponeso. El resto de su vida transcurrió en la ciudad, donde se dedicó a la educación de sus conciudadanos, especialmente los jóvenes. Tal actividad le absorbió de tal manera que renunció a la vida política, esgrimiendo como motivo la prohibición de su daimon, es decir la voz de la conciencia.

Su carácter popular se revela tanto en sus interlocutores y el diálogo, como en los asuntos tratados. Se le encuentra en la plaza pública, en las calles de Atenas, de la que nunca salió como ya se dijo; en el gimnasio, en el mercado, en casas particulares, donde fuera, pero siempre dejando la huella de su ironía y el profundo conocimiento del ser humano. Su lenguaje es asimismo popular, adquiriendo día a día mayor fama en toda Atenas.

La vida de Sócrates no puede separarse de la enseñanza. Se sabe que tenía una constitución robusta y aspecto vulgar. No se parecía en nada a los sofistas, que se cubrían con ricos vestidos, que atraían a los atenienses, ni a los sabios antiguos que desempeñaron funciones importantes en su ciudad.

Sócrates aparece como iniciador de una nueva forma expositiva: el diálogo. Aunque no dejó nada escrito, se conoce su filosofía, vida y obra por medio de sus discípulos Platón y Jenofonte, y a través de múltiples tradiciones que han aportado otros tantos relatos diferentes. Después de su muerte aparecieron diálogos socráticos, entre los que destacan los Diálogos de Platón. Posteriormente se dieron a conocer los Memorables de Jenofonte, una trivial imitación de los anteriores.

Sócrates combatió a los sofistas, pero, coincidiendo con ellos, hizo del alma y de la moral el objetivo de su filosofía que ha sido llamado del concepto, pues Sócrates buscaba siempre la definición. En sus enseñanzas o discursos dialogados, existe siempre un método en el que se distinguen dos partes clásicas: la ironía y la mayéutica.

El origen de su vocación filosófica fue el dictamen de la pitonisa de Delfos, según el cual nadie era más sabio que Sócrates. Por consiguiente, fue una misión divina lo que le llevó a interrogar a los hombres, para determinar si eran o no más sabios que él.

La filosofía de Sócrates correspondería a la de los diálogos de juventud de Platón. Sócrates se dedicó a estudiar las doctrinas de los físicos, principalmente Anaxágoras, y al conocimiento de la Naturaleza. Su método consistía en confrontar las opiniones y luego obtener, por inducción, una idea general que constituía la definición del objeto buscado. Esta definición era como una hipótesis destinada a ser verificada, sin alcanzar la certeza absoluta. Finalmente, la razón última de la actividad de Sócrates, en particular de su ironía y de la máxima délfica "conócete a ti mismo", es que todo hombre restituido a la simplicidad de su naturaleza es fundamentalmente bueno. Nadie es malo de forma voluntaria, y todo mal deriva de tomar por ciencia la ignorancia. Tal es el racionalismo moral de Sócrates.

La sinceridad de sus enseñanzas morales y políticas le acarrearon muchos enemigos. La ironía socrática, que como se dijo consistía en destruir o confrontar el saber aparente, le llevaría a ser condenado a muerte bebiendo la cicuta, acusado de corromper a la juventud, quebrantar las tradiciones y desconocer a los dioses nacionales honrando a otros dioses con sus enseñanzas. Su templanza le llevó a beber la cicuta conversando, para morir con serenidad.

Su proceso y muerte son expuestos por Platón con acentos de una belleza imperecedera, en la Apología de Sócrates, el Critón y el Fedón. La influencia de Sócrates ha sido enorme en nuestra cultura.

Menú Personajes

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W Z

  

Visita nuestra web dedoclick Naturaleza educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE© ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía  ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios