Mitos y Leyendas - Mitología greco-latina: Dioses olímpicos: Poseidón/Neptuno - 2ª parte
 Cultureduca: Cultura educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 28 usuarios conectados    

 

/cultureduca/mitos_mitogreco_dioses_poseidon02





Mitos y Leyendas

MITOLOGÍA GRECO-LATINA

Dioses olímpicos: Poseidón/Neptuno - 2ª parte


1 2 3



Naturaleza y hechos de Poseidón (continuación)

tra Nereida, Anfitrite, también fue cortejada por Poseidón pero ésta rechazó sus requerimientos amorosos con repugnancia huyendo al monte Atlas para eludirlo. Envió entonces mensajeros tras ella, entre los que se encontraba Delfino, el cual defendió la causa de Poseidón con tal vehemencia que ella terminó cediendo y aceptando que se preparara el casamiento. En agradecimiento a la buena gestión de su emisario, situó su imagen en las estrellas como una constelación, el Delfín.

De la unión de Anfitrite con Poseidón nacieron tres hijos: Tritón, Rodé y Bentesicime, pero las infidelidades de Poseidón causaron en la esposa tantos celos como ocurriera con Zeus y hera, manteniendo amoríos con diosas, ninfas e incluso mortales. Especialmente ofensiva para Anfitrite fue la relación apasionada que Poseidón mantuvo con Escila, hija de Forcis, por lo que arrojó en su baño unas hierbas mágicas, convirtiéndola en un monstruo que ladraba y poseía seis cabezas y doce pies.

Archivo:Montréal - Centre de Commerce Mondial, Statue d'Amphitrite - 02 - 20050315.jpg
Estatua de Anfitrite en Montreal, Quebec

Poseidón era el señor del mar pero también codiciaba los reinos terrenales. En una ocasión pretendió tomar el Ática clavando su tridente en la Acrópolis de Atenas, brotando al momento en el lugar un pozo de agua marina que todavía hoy se puede observar; al soplar el viento del Sur puede escucharse en lo más hondo el sonido del oleaje.

Ya más tarde, durante el reinado de Cécrope, Atenea se dispuso también a tomar posesión del Ática, pero de una forma más pacífica, plantando junto al pozo el primero olivo. Poseidón enfureció por ese hecho y le desafió a un combate, el cual Atenea hubiera aceptado si no fuera que Zeus se interpuso ordenando que sometieran la disputa a un arbitraje. Fue así que se presentaron ante un tribunal divino compuesto por sus compañeros, los otros dioses celestiales, que apelaron a Cécrope para que diera testimonio. Zeus no expuso opinión, pero Poseidón se vio apoyado por los dioses, mientras que Atenea lo fue por las diosas. El resultado de la votación fue de un voto más a favor de Atenea, decidiendo el tribunal que ella tenía más derecho sobre el país por haberle dado el mejor don.

Fuentes: Robert Graves, Los Mitos Griegos; Isaac Asimov, Las palabras y los mitos; René Ménard, Mitología Greco-latina.

1 2 3

  

Visita nuestra web dedoclick Naturaleza educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE© ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía  ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios