LITERATURA PROSISTA - LA LITERATURA EN EL SIGLO XVII: El teatro clásico español - 7ª parte
 Cultureduca: Cultura educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 18 usuarios conectados    

 

/cultureduca/litepros_literatura-en-el-siglo-xvii-teatro-clasico-espanol-07





Literatura prosista

LA LITERATURA EN EL SIGLO XVII

El teatro clásico español - 7ª parte


1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13



La obra de Lope de Vega

ingún género literario quedó fuera de las inquietudes de Lope de Vega. Tanto en verso como en prosa, su facilidad para transformar el idioma en literatura es enorme.

Lope vivió la gran controversia barroca entre conceptismo y culteranismo, inclinándose por el primero (en parte por cuestiones personales, ya que era enemigo del "culterano" Góngora. Pero a veces practicó las mismas formas poéticas que criticaba. Sin embargo, el ideal de Lope se acercaba a una lengua literaria natural, sencilla y clara, de lo que es buena muestra una gran parte de su teatro.

Como poeta lírico, la inspiración de Lope se dirigió hacia tres vertientes principales: religiosa, amorosa y popular. Las dos primeras tienen una gran dosis de autobiografía. La tercera está teñida de formas tradicionales, sencillas e ingenuas, que Lope supo asimilar magistralmente. Teniendo en cuenta que todo su teatro está escrito en verso, muchas de estas composiciones están insertas en él, aunque también publicó libros de poesía independientes. Lope dominaba como nadie la versificación (se ha llegado a decir que más que poeta fue un versificador) y utilizó todo tipo de estrofas, de entre las que es preciso destacar sus perfectos sonetos y sus ágiles romances.

Lope de Vega

También escribió poesía épica, en la que sobresalen las dos obras más alejadas del tono épico: el poema burlesco La Gatomaquia y El Isidro, de tono y métrica (octosílabos) populares.

Su obra en prosa está formada por novelas pastoriles cortas, y la mejor de todas, una novela dialogada al modo renacentista, La Dorotea, escrita en los últimos años de su vida.

Como poeta dramático, poco queda que añadir: escribió más de mil quinientas obras, de las que se conservan unas trescientas, y bastantes autos sacramentales. Su gran capacidad creadora fue algo fuera de lo corriente. Lo más importante es su facilidad versificadora y el haber formulado las bases de la comedia.

Fragmento de la obra de Lope de vega Fuente Ovejuna
(Biblioteca Didáctica Anaya)

Saca un escudo JUAN ROJO con las armas.

REGIDOR: Ya las armas han llegado.
ESTEBAN: Mostrad las armas acá.
JUAN: ¿Adónde se han de poner?
REGIDOR: Aquí, en el Ayuntamiento.
ESTEBAN: ¡Bravo escudo!
BARRILDO: ¡Qué contento!
FRONDOSO: Ya comienza a amanecer
con este sol nuestro día.
ESTEBAN: ¡Vivan Castilla y León,
y las barras de Aragón,
y muera la tiranía!
Advertid, Fuente Ovejuna,
a las palabras de un viejo,
que el admitir su consejo
no ha dañado vez ninguna.
Los Reyes han de querer
averiguar este caso,
y más tan cerca del paso
y jornada que han de hacer.
Concertaos todos a una
en lo que habéis de decir.
FRONDOSO: ¿Qué es tu consejo?
ESTEBAN: Morir diciendo: ¡Fuente Ovejuna!
Y a nadie saquen de aquí.
ESTEBAN: Es el camino derecho:
¡Fuente Ovejuna lo ha hecho!
ESTEBAN: ¿Queréis responder así?
TODOS: ¡Sí!
ESTEBAN: Ahora, pues, yo quiero ser
agora el pesquisidor,
para ensayarnos mejor
en los que habemos de hacer.
Sea Mengo el que esté puesto
en el tormento.
MENGO: ¿No hallaste otro más flaco?
ESTEBAN: ¿Pensaste que era de veras?
MENGO: Di presto.
ESTEBAN: ¿Quién mató al Comendador?
MENGO: ¡Fuente Ovejuna lo hizo!
ESTEBAN: Perro, ¿si te martirizo?
MENGO: Aunque me matéis, señor.
ESTEBAN: Confiesa, ladrón.
MENGO: Confieso.
ESTEBAN: Pues, ¿quién fué?
MENGO: ¡Fuente Ovejuna!
ESTEBAN: Dalde otra vuelta.
MENGO: Es ninguna.
ESTEBAN: ¡Cagajón para el proceso!

Sale el REGIDOR.

REGIDOR: ¿Qué hacéis desta suerte aquí?
FRONDOSO: ¿Qué ha sucedido, Cuadrado?
REGIDOR: Pesquisidor ha llegado.
ESTEBAN: Echad todos por ahí.
REGIDOR Con él viene un capitán.
ESTEBAN: ¡Venga el diablo! Ya sabéis
lo que responder tenéis.
REGIDOR: El pueblo prendiendo van,
sin dejar alma ninguna.
ESTEBAN: ¡Que no hay que tener temor!
¿Quién mató al Comendador, Mengo?
MENGO: ¿Quién? ¡Fuente Ovejuna!

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13

  

Visita nuestra web dedoclick Naturaleza educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE© ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía  ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios