LITERATURA PROSISTA - LA LITERATURA EN EL SIGLO XVII: Las características
 Cultureduca: Cultura educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 24 usuarios conectados    

 

/cultureduca/litepros_literatura-en-el-siglo-xvii-caracteristicas





Literatura prosista

LA LITERATURA EN EL SIGLO XVII

Las características




e suele describir muchas veces el siglo XVII por oposición a lo que fue el renacentista siglo XVI. Y en buena medida es cierto: frente al universalismo del Renacimiento se coloca el individualismo del Barroco; frente a su optimismo con matices panteístas está el característico pesimismo barroco, etc..

Pero el barroco no es una simple negación del renacimiento; más bien se trata de una derivación o evolución de él, consecuencia de las nuevas condiciones sociales, políticas, económicas y religiosas. De hecho, muchas formas y temas literarios se continúan: las estrofas italianas introducidas en el Renacimiento son las mismas que utilizarán diestramente los escritores del XVII, y los temas y motivos (sobre todo los mitológicos) son también comunes; igualmente continúan algunas formas novelescas.

Sin embargo, lo que cambia es la actitud, el tratamiento que los autores dan a temas y géneros. El pesimismo, la burla cruel, la caricatura o la evasión por uno u otro camino de una realidad que no gusta, junto a un esteticismo a ultranza, son las notas más destacadas de la literatura barroca, que presenta dos líneas u orientaciones artísticas principales: el culteranismo y el conceptismo.

Como todas las clasificaciones, ésta no tiene una tajante separación; se trata de dos formas de enfrentarse a la creación literaria, que a veces pueden llegar a convivir en un mismo autor, aunque con predominio de una u otra. El culteranismo (o gongorismo) es el interés predominante por la forma: el mensaje literario ha de tener una forma propia, minoritaria y muy trabajada, sin que el mensaje en sí importe tanto. El conceptismo es la orientación contraria: es el concepto, la expresión de las ideas, lo que ha de predominar, sin que la forma tenga que complicarse inútilmente.

Una característica importante del barroco literario español es su interés por lo popular, que convive en los propios autores que preconizan una literatura culta y minoritaria. En este sentido, el mundo medieval proporciona formas (el romance, por ejemplo) y temas (sobre todo en el teatro), que, aunque no habían estado ausentes de la literatura renacentista, cobran ahora nueva vida y adquieren un importante desarrollo.

  

Visita nuestra web dedoclick Naturaleza educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE© ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía  ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios