LITERATURA PROSISTA - LA LITERATURA EN EL SIGLO XVI: La prosa no novelesca - 11ª parte
 Cultureduca: Cultura educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 23 usuarios conectados    

 

/cultureduca/litepros_literatura-en-el-siglo-xvi-prosa-no-novelesca-11





Literatura prosista

LA LITERATURA EN EL SIGLO XVI

La prosa no novelesca - 11ª parte


1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14



Principales autores y obras (continuación)

Fray Luís de Granada

Introducción biográfica

ray Luís de Granada nació en Grada (1504-1588), en el seno de una familia humilde. Quedó huérfano y se crió en un convento de dominicos; en la casa del conde de Tendilla fue educado por el humanista Pedro Mártir de Anglería.

Ingresó en la orden de los dominicos cuanto contaba con veinte años. Estudió en Valladolid, donde tuvo como profesor al teólogo Melchor Cano. A partir de 1541 desempeñó varios cargos en la orden, en España y Portugal, país éste en el que residió los últimos años de su vida. Fue confesor y predicador muy famoso en su época, pero su vida no estuvo exenta de problemas incluso con el rey Felipe II, debido a sus ideas.

Fray Luís de Granada

Obra

Escribió sus obras en castellano, latín y portugués, y fueron traducidas a varios idiomas. Fue un escritor ascético, e imitó con éxito en sus obras castellanas el estilo ciceroniano. De sus obras, destacan: Libro de la oración y de la meditación (1554), Guía de pecadores (1556), Memorial de la vida cristiana (1561) y, especialmente, la Introducción del símbolo de la fe (1583).

Santa Teresa de Jesús

Introducción biográfica

anta Teresa de Jesús nació en Ávila (1515-1582), su verdadero nombre era Teresa de Cepeda y Ahumada. Varias de sus obras constituyen un buen referente para trazar la biografía, como es el caso de Libro de la vida y Libro de las fundaciones, de carácter autobiográfico, y también gracias a las numerosas cartas que se conservan.

De niña era aficionada a la lectura de vidas de los santos y libros de caballerías. En 1531 entro en un convento para ser educada, iniciando allí su vocación religiosa, la cual tuvo que abandonar por enfermedad. El deseo de hacerse religiosa le llevó a huir de su casa en 1535, tras la oposición mostrada por su padre.

En 1537 ingresó en la orden carmelita. Los varios años que pasó enferma, le sirvieron para habituarse a practicar la oración que preconizara Francisco de Osuna en su Tercer abecedario espiritual. A partir de 1542 comenzó su actividad reformadora, fundando su primer convento en 1562.

Santa Teresa de Jesús

Su labor reformadora la compartió con su dedicación a la contemplación y el recogimiento espiritual, que le proporcionaban las "visiones" que describe en sus obras. De su afán reformador también fue partícipe San Juan de la Cruz, que siguió un ejemplo similar a partir de 1568 en la orden carmelita masculina. Ambos religiosos tuvieron grandes dificultades con sus superiores, que se oponían a las reformas propuestas.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14

  

Visita nuestra web dedoclick Naturaleza educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE© ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía  ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios