LITERATURA PROSISTA - INTRODUCCIÓN HISTÓRICA: Las lenguas romances - 4ª parte
 Cultureduca: Cultura educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 17 usuarios conectados    

 

/cultureduca/litepros_introduccion-historia-lenguas-romances4





Literatura prosista

INTRODUCCIÓN HISTÓRICA

Las lenguas romances - 4ª parte


1 2 3 4 5



Los factores evolutivos de las lenguas romances

a hemos visto que el factor político, al menos en lo que se refiere a la península Ibérica, ha sido de notable importancia en la formación y evolución de las lenguas romances.

No obstante, existe una serie de parámetros que se estudian en filología y lingüística, que colaboran en la formación y asentamiento de una lengua determinada, o de fijación de sus caracteres distintivos. Los presentes textos pretenden ser un estudio de la historia de la literatura, por tanto es oportuno que hagamos un acercamiento, aunque sólo sea de paso, a esos factores intervinientes y nos familiaricemos con sus terminología y definición:

Partimos de que todas las lenguas romances tienen una base aportada por el latín vulgar. Ya hemos visto con anterioridad algunas de esas lenguas y dialectos con más o menos número de hablantes, tales como el sardo, retorrománico, provenzal y rumano. No es necesario referirnos a las bien asentadas francés, italiano y portugués; no nos olvidamos de las más cercanas catalán y gallego por cultura común y ubicación geográfica; y, por supuesto, merece un tratamiento aparte la lengua romance por excelencia en la península Ibérica: el castellano.

Dicho esto, podemos concluir en los factores que condicionaron la evolución o modificación de las citadas lenguas en los diferentes sentidos. Esas modificaciones vienen dadas por el sustrato, el superestrato, la dialectalización, así como los préstamos obtenidos de otras lenguas y el  prestigio, entre otros factores.

El sustrato

El sustrato es el nombre que recibe la lengua que ha desaparecido a consecuencia de una invasión o situación similar. La nueva lengua sobrepuesta recibe algunos rasgos de la lengua anterior desaparecida, de tipo fonético, de entonación o gramatical. Por ejemplo, la pérdida de la f- latina inicial en su paso al castellano se atribuye a sustrato vasco o vascoibero.

Otros rasgos característicos del sustrato de una lengua suelen pertenecer a ámbitos muy específicos del léxico, o al campo de la toponimia, que habitualmente acoge nombres muy arcaicos. En este sentido, es común encontrar topónimos que refieren el sustrato de una lengua, pero que para las habitantes que residen en el ámbito de esas poblaciones no les ofrece significado, salvo por el conocimiento de la historia local en sus aspectos lingüísticos.

1 2 3 4 5

  

Visita nuestra web dedoclick Naturaleza educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE© ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía  ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios