LITERATURA POÉTICA - LA POESÍA EN EL SIGLO XVIII: Introducción
 Cultureduca: Cultura educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 18 usuarios conectados    

 

/cultureduca/litepoe_poesia-en-el-siglo-xviii-introduccion



Literatura poética

LA POESÍA EN EL SIGLO XVIII

Introducción




l siglo XVIII comienza manteniendo los estilos de la poesía barroca, cuyos modelos son, sobre todo, Góngora y Calderón. la escuela andaluza aporta la mayoría de los poetas continuadores de Góngora, tomando del poeta culterano los elementos más llamativos y superficiales, tales como la metáfora y la alteración de la frase.

Varios poetas escogen Las Soledades de Góngora como obra modelo para su continuación, en un periodo donde la imitación es considerada un valor de calidad poética. También la idea de escribir una poesía minoritaria, para cultos, procede de Góngora.

La reacción contra esta poesía, y también la barroca, constituyó el punto de partida de las formas neoclásicas. Algunos representantes del espíritu crítico del siglo XVIII, como el erudito Gregorio Mayáns y Siscar (1699-1781) o el preceptista Ignacio Luzán (1699-1781), censuraron las derivaciones posbarrocas, tomando como apoyo, entre otras cosas, la crítica que los ilustrados europeos hacían de la "oscuridad" de la poesía española y el abuso de las metáforas. Según Ignacio Luzán en su poética, la utilidad de la poesía se presenta como su principal finalidad, como un "aprovechar deleitando".


Gregorio Mayáns, uno de los críticos con
las derivaciones de la poesía posbarroca

El neoclasicismo triunfó a mediados del siglo XVIII y sus formas poéticas se prolongarían al menos hasta la tercera parte del siglo XIX, sin embargo, los temas se mezclaron pronto con elementos prerrománicos. Se produce una poesía en general muy fría, con ausencia de los sentimientos individuales del poeta, y donde imperan dos temas:

  1. Los intrascendentes: basados en la poesía anacreóntica, es decir, la de gusto por los placeres sencillos y delicados, los del amor suave tipo pastoril, la buena mesa, el vino, la placidez del campo, etc.

  2. Los elevados: basados en la razón, la ciencia, la moral..., pero tratados habitualmente de forma superficial.

Pronto, sin embargo, aparecerían algunos elementos autobiográficos que vendría a romper esa frialdad neoclásica de la poesía, manifestándose con mayor emoción e incluso con alguna pasión; es el caso de Moratín padre, García de la Huerta o Cadalso, en los cuales se aprecia ya una mayor presencia de los sentimientos. Esta tendencia sería potenciada por la siguiente generación de poetas, como Quintana, Lista o Cienfuegos.

El prerromanticismo se aprecia ya en los propios poetas neoclásicos en la última parte del siglo XVIII. Aunque las formas poéticas siguen siendo las clásicas, el tratamiento de los temas ya no lo es. Las dos líneas (neoclasicismo y prerromanticismo) convivirán mezcladas hasta que triunfe el romántico, hacia 1835.

  

Visita nuestra web dedoclick Naturaleza educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE© ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía  ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios