LENGUA - LAS LENGUAS PENINSULARES: Formación de las lenguas peninsulares - 2ª parte
 Cultureduca: Cultura educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 13 usuarios conectados    

 

/cultureduca/leng_penin_formac02





Lengua

LAS LENGUAS PENINSULARES

Formación de las lenguas peninsulares - 2ª parte


1 2 3 4 5 6 7



Las lenguas prerromanas

o es todavía bien conocida la situación lingüística de la península Ibérica antes de la invasión romana. Igual escasez de conocimiento poseemos de los sistemas lingüísticos concretos que se hablaban entonces, ya que los pocos restos idiomáticos no nos permiten reconstruir aquellas lenguas. Sin embargo, pasaron al latín de los conquistadores palabras que procedían de esas lenguas, incorporándose al caudal léxico latino y, a través de él, a los actuales idiomas neolatinos.

El hecho evidente es que convivían distintos pueblos y distintas lenguas: celtas, iberos, tartesios o turdetanos..., así como los colonizadores del Mediterráneo oriental (griegos y fenicios) y del norte de África (cartagineses).

Esta convivencia ha de entenderse en un sentido amplio a lo largo de los cinco o seis siglos anteriores al comienzo de la colonización romana, y continuó hasta que la romanización fue casi completa, con el añadido de la lengua de los conquistadores, el latín, que poco a poco invadió las zonas geográficas donde se hablaban las primitivas lenguas prerromanas hasta irrumpir en el ámbito de la vida diaria donde se iban refugiando por la presión del latín.

El vasco o euskera

El único idioma prerromano que se resistió a ser sustituido por la nueva lengua imperial fue el vasco o euskera. Este hecho lo convierte en el único resto vivo de las lenguas anteriores a la dominación romana. Su extensión geográfica era más amplia que la actual, llegaba por el Pirineo hasta Huesca, y por el sur hasta la Rioja (si bien no es seguro que esta expansión por el sur sea anterior a los romanos o que la toponimia existente en ella proceda de la expansión del reino de Navarra o de las repoblaciones medievales).

Sin embargo, a pesar de esta resistencia a la absorción lingüística, el vasco no dejó de padecer una fuerte influencia del latín. La romanización en el reducido espacio geográfico que ocupaban los vascos, aun de forma menos amplia que en otras zonas, también se produjo y del latín tomó un abundante número de palabras, que adaptó y transformó para mantener sus propias características fonéticas y morfológicas.

Por otro lado, el influjo se produjo también a la inversa, es decir, determinadas características fonéticas y léxicas del vasco pasaron al latín (como sucedió con otras lenguas prerromanas) y de él a los romances peninsulares -que en algún caso volvieron a sufrir ciertas influencias de este idioma-, en los primeros años de su formación como lengua autónoma.

Así pues, el vasco es el único resto vivo de las lenguas prerromanas, lo cual, unido al desconocimiento que todavía se tiene sobre sus orígenes y sus relaciones de parentesco con otras lenguas (a pesar de las diferentes hipótesis propuestas por los especialistas, nunca totalmente confirmadas), convierte a esta lengua en un caso único de supervivencia entre las lenguas actuales.

A ello hay que añadir los obstáculos históricos que ha encontrado en su evolución, sobre todo la enorme presión de dos lenguas romances (el castellano y el francés) que han desarrollado una amplia e importante cultura desde hace más de ocho siglos.

Véase información más amplia sobre esta lengua en la sección: Literaturas ibéricas e hispanas - País vasco

1 2 3 4 5 6 7

  

Visita nuestra web dedoclick Naturaleza educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE© ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía  ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios