LENGUA - LAS LENGUAS PENINSULARES: El castellano clásico y moderno - 10ª parte
 Cultureduca: Cultura educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 15 usuarios conectados    

 

/cultureduca/leng_penin_casteclas10





Lengua

LAS LENGUAS PENINSULARES

El castellano clásico y moderno - 10ª parte


1 2 3 4 5 6 7 8 9 10



El Romanticismo y el Realismo (continuación)

o que trajo el Romanticismo a la literatura y a la lengua fue, esencialmente, un deseo de autenticidad individual y el rechazo de las normas y preceptos: si es posible transgredir las normas políticas y morales, también lo será la transgresión de las que rigen la vida de la lengua, pues el artista aspira a crear un lenguaje propio, supuestamente irreductible al de todos.

Esta aspiración (que no impidió al Romanticismo convertirse finalmente en moda y, por tanto, en norma) significó, a la vez, una cierta desvalorización del lenguaje (pues las palabras "no están a la altura" de los grandes sentimientos e ideas que quieren comunicarse) y un estímulo para las posibilidades expresivas de las lenguas. Términos cargados de connotaciones sentimentales; préstamos incorporados decididamente, voces arcaizantes o casticistas, a las que recurren géneros nuevos como la novela histórica o el artículo de costumbres, entran abundantemente en el castellano.

Al tiempo, el auge del periodismo y de la retórica parlamentaria difunde una lengua culta civil en la que caben nuevas realidades científicas y tecnológicas, sociales y políticas, en progresivo distanciamiento de la tradición.

El espíritu romántico (liberalismo, fuerte conciencia del cambio histórico, subjetivismo) lo prolonga el Realismo y a la vez lo corrige en determinados aspectos: una racionalidad ahora positivista basada en los hechos verificables, experimentales, se extiende por la literatura y por la lengua.

El deseo documental de los escritores realistas (Galdós es el más importante) supone también una alta valoración de registros lingüísticos relativamente excluidos de la literatura desde el siglo XVIII; la lengua familiar y coloquial, las variedades regionales y dialectales, el habla vulgar que los novelistas del realismo utilizan para caracterizar verosímilmente a sus personajes, son ahora reconocidos como realidades con todos los derechos.

El castellano actual

En esta constatación se afirma la literatura moderna, si entendemos por tal la que, desde el modernismo y el 98 hasta la generación de 1927, vive una "Edad de Plata": el lenguaje de la literatura es un lugar de encuentro de todos los lenguajes, de todos los registros, así como la ciudad es la mejor imagen del mundo moderno, como confluencia de todos los sectores sociales y de todas sus hablas.

Y se afirma la lengua castellana tal como la conocemos hoy: una lengua hablada por más de 300 millones de personas, con una larga tradición y con un futuro prometedor.

Prometedor, porque sigue siendo una lengua de cultura cuya unidad preservan una creciente escolarización, los medios de comunicación de masas y una importante literatura; y porque ha elaborado, dentro de su unidad, varias normas que "legalizan" su indudable diversidad (la andaluza, la hispanoamericana...).

De modo que el peligro de su fragmentación, que algunos lingüistas consideraron inminente en el siglo pasado, parece hoy irreal. Y en cuanto a otro peligro que comúnmente se menciona, la presión de una lengua de cultura pujante -el inglés- sobre todo en el terreno de la ciencia y la tecnología, no parece que las visiones apocalípticas sean muy diferentes de las que puristas y casticistas tuvieron con respecto del francés durante el siglo XVIII.

Pues si la influencia de los anglicismos es evidente, la tendencia cargada de razón a discriminar préstamos, aceptando los que resultan necesarios y excluyendo los otros, gana terreno en un mundo que aspira así a la universalidad, pero que sabe que la preservación de la propia lengua ante otras más "poderosas" es parte de la defensa de la independencia y de la libertad.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

  

Visita nuestra web dedoclick Naturaleza educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE© ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía  ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios