LENGUA - LINGÜÍSTICA: El lenguaje verbal - 7ª parte
 Cultureduca: Cultura educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 23 usuarios conectados    

 

/cultureduca/leng_ling_lengverb07



Lengua

LINGÜÍSTICA

El lenguaje verbal - 7ª parte


1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17



El signo lingüístico (continuación)

Selección y combinación, metáfora y metonimia

e aquí un conocido test: se pide a un grupo de niños que, ante una palabra, cabaña, digan inmediatamente lo que se les ocurre. Las respuestas son muy variadas; por ejemplo: "choza", "se ha quemado", "es una casa pequeña", "chamizo", "cueva", "en ella vive un pastor", "palacio"... Si analizamos las distintas respuestas, vemos que predominan las de dos clases: en unas se ha recurrido a sinónimos diversos e incluso a un antónimo de la palabra; en otras se ha dicho algo, se ha predicado algo de la cabaña. Más raramente se han utilizado los dos procedimientos a la vez ("es una casa pequeña"). En todo caso, las respuestas manifiestan dos operaciones esenciales al hecho de hablar; la selección y la combinación.

En efecto, todo signo lingüístico se combina con otros en una serie (su contexto) que mantiene con él relaciones sintagmáticas. Pero hay en la lengua otros signos con los que guarda relaciones paradigmáticas. Estos otros signos no se realizan simultáneamente; antes bien, elegir uno implica excluir otros que podrían haber aparecido en el mismo lugar de la cadena. Entre los elementos del mensaje hay contigüidad; entre los de un paradigma, alguna clase de semejanza.

El lingüista Roman Jakobson ha mostrado cómo dos clases de afasias (trastornos cerebrales que dificultan o impiden hablar) tienen relación con los procedimientos de selección y combinación.

Los que padecen uno de estos tipos de afasia no pueden iniciar un diálogo y, sin embargo pueden proseguirlo una vez comenzado. Si se les dan retazos de frases pueden completarlas fácilmente, pero no dirán, por ejemplo, "está lloviendo" a menos que efectivamente vean llover; se les enseña un objeto cualquiera, un lápiz, y contestan "escribir". Carecen de la posibilidad de elegir un signo en un momento determinado, a menos que éste venga exigido por el contexto o por la situación. Y es, precisamente, la situación o el contexto lo que les permite en ocasiones utilizar palabras en un sentido figurado: un paciente --informa quien lo trata-- "cuando no conseguía recordar la palabra negro describía este color como "lo que se hace por los muertos"; otro, al que se le pide que repita ventana dice cristal.

Frente a estos enfermos, incapaces para la selección, otros tienen alterados los procedimientos de combinación entre signos. Construyen escasas frases, alteran la concordancia, suprimen los nexos y las palabras gramaticales; pueden, sin embargo, conservar abundantes palabras, sobre todo las que menos dependen del contexto, y utilizar sinónimos y metáforas: catalejo por microscopio, fuego por luz. Es decir, pueden recurrir a la semejanza.

La metonimia y la metáfora son, por tanto, mucho más que simples figuras literarias: son dos polos del lenguaje verbal en relación con los ejes de combinación y de selección, respectivamente. Cuando usamos una metáfora ("esta casa es un paraíso") lo que hacemos es proyectar sobre el eje de combinación una semejanza, esto es, formar un mensaje en el que se suceden signos equivalentes; por el contrario, en una metonimia ("han robado un goya") un signo sustituye a otro que suele aparecer junto a él ("goya" en lugar de "cuadro --de Goya--"), es decir, se hace equivalente a él en el código por razones contextuales.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17

  

Visita nuestra web dedoclick Naturaleza educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE© ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía  ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios