LENGUA - GRAMÁTICA: La oración compuesta - 15ª parte
 Cultureduca: Cultura educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 32 usuarios conectados    

 

/cultureduca/leng_gramat_oracomp15





Lengua

GRAMÁTICA

La oración compuesta - 15ª parte


1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21



Subordinadas adverbiales o circunstanciales

omo ya se ha dijo anteriormente, se entiende por subordinadas adverbiales aquellas que desempeñan en la oración compuesta la función característica del adverbio: complementar al verbo. Se llaman también circunstanciales porque equivalen a complementos de esta clase.

Frente al general acuerdo que existe en la clasificación de las sustantivas y de las adjetivas, la de las adverbiales es bastante controvertida. Tradicionalmente se distinguen: de lugar, de tiempo, de modo, comparativas, finales, causales, consecutivas, condicionales y concesivas.

Clasificación

Proposiciones adverbiales o circunstanciales
adverbiales propiamente dichas de lugar
de tiempo
de modo
con relación cuantitativa entre predicados comparativas
consecutivas
con relación causal entre predicados finales
causales
condicionales
concesivas

Muy diversas clases de circunstanciales pueden construirse con las formas no personales del verbo. He aquí un inventario no exhaustivo:

Con infinito, pueden establecerse relaciones de:

  1. finalidad: "lo hice para salvar parte del dinero";
  2. de causa: "le castigó por volver tarde a casa";
  3. de tiempo: "después de comer, se pronunciaron varios discursos";
  4. condicionales: "de seguir por este camino, acabarás mal";
  5. concesivas: "a pesar de saberlo, no nos lo dijo".

En todos los casos, el infinito va precedido por una preposición; por ello, la proposición se incluye como un sintagma preposicional.

Con gerundio, suelen construirse circunstanciales de los siguientes tipos:

  1. temporales: "entrando al portal, reparé en que había perdido la cartera";
  2. modales: "se enriqueció jugando a las cartas en bares de mala muerte";
  3. causales: "habiendo llovido, la cosecha será buena";
  4. condicionales: "estudiando tan poco, difícilmente aprobarás";
  5. concesivas: "aun deseándolo vivamente, no se atrevió a pedirlo".

En cuanto al participo, puede ser el verbo ordenador de circunstanciales:

  1. temporales: "concluida la negociación, se firmó un preacuerdo lamentable";
  2. modales: "extendida la mano, un niño pedía limosna";
  3. condicionales: "conseguido el dinero, lo invertiríamos rápidamente".

Puede resultar conflictivo determinar si las formas no personales del verbo han de considerarse simples sintagmas (nominal: infinitivo; adjetivo: participio; adverbial: gerundio) o si constituyen una proposición. A favor de esta última tesis se encuentra el que puedan recibir complementos característicamente verbales y también el que se construyan, en muchas ocasiones, con un sujeto léxico distinto al del verbo principal: se dice entonces que forman construcción absoluta, que se considera, sin duda alguna, proposición:

"De proseguir las lluvias, se arruinará la cosecha"

"Interviniendo tú, el negocio será un éxito"

"Acabada la verbena, regresamos a casa"

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21

  

Visita nuestra web dedoclick Naturaleza educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE© ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía  ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios