HISTORIA Y ARTE - EL SIGLO XX: La música - 4ª parte
 Cultureduca: Cultura educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 19 usuarios conectados    

 

/cultureduca/histart_siglo-xx-musica04





Historia y Arte

EL SIGLO XX

La música - 4ª parte


1 2 3 4 5



De la música impresionista al dodecafonismo (continuación)

n Rusia, Igor Stravinsky (1882-1971) se formaba musicalmente con Rimsky-Korsakof como maestro. Fue otro de los grandes músicos de este siglo, siendo su obra muy extensa y en la que están manifiestas todas las tendencias que fueron surgiendo en el panorama cultural europeo. Comienza sus triunfos en París, a donde llega con unos ballets compuestos para Diaghilev (1911) en los que hay influencias del folklore ruso, El pájaro de fuego, Petruchka. Sin embargo, con el estreno de La consagración de la primavera se produjo un gran escándalo en París, pues su música no fue comprendida por novedosa. En su música también hay influencias del jazz americano (vivió y murió en Estados Unidos) y en sus últimas composiciones, su música es ya claramente dodecafónica. Además de los ballets ya mencionados y otros más, su obra también consta de óperas: The rake's progress y El diluvio; obras orquestales, como Sinfonía de los salmos, Sinfonía en Do; Cantatas; una Misa, etc.

Otro músico a destacar en el panorama musical de este prolífico siglo fue Bela Bartók (1881-1945), húngaro de nacimiento y muerto en Estados Unidos. Este músico integró en sus composiciones las influencias del folklore de su Hungría natal, que supo conjugar con interesantes innovaciones, sobre todo en su obra pianística, en la que destacan la Sonata para dos pianos y percusión y 3 conciertos para piano y orquesta; también compuso ballets: El príncipe de madera, El mandarín maravilloso y la ópera El castillo de Barba Azul.

La música española va despertando de un largo letargo y de su sometimiento a la música italiana, gracias a Isaac Albéniz (1860-1909) y a sus obras Suite española, Cantos de España y, sobre todo a la Suite Iberia; y gracias también a Enrique Granados (1867-1916) autor de Danzas españolas, Tonadillas para canto y piano y de Goyescas piezas pianísticas transformadas luego en una ópera.

Enrique Granados
Enrique Granados

Pero es, sobre todo, Manuel de Falla (1876-1946) quien da a la música nacionalista española toda la importancia y trascendencia que merece. Su primera obra importante fue la ópera La vida breve (1904). Después marcha a París y allí recibe las influencias del impresionismo francés que le servirán para enriquecer sus composiciones posteriores, entre las que destacan El amor brujo (1915), Las noches en los jardines de España (1916) y El sombrero de tres picos (1919).

Manuel de Falla
Manuel de Falla

Hacia 1920 Falla se recluye en Granada y llevará, casi hasta su muerte en Argentina, una vida monacal. Sus últimas obras están impregnadas de un sentimiento casi místico, siendo la última Atlántida, que dejó sin acabar, la más compleja y difícil de su creación.

1 2 3 4 5

  

Visita nuestra web dedoclick Naturaleza educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE© ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía  ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios