HISTORIA Y ARTE - EL SIGLO XX: Arquitectura y urbanismo - 10ª parte
 Cultureduca: Cultura educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 29 usuarios conectados    

 

/cultureduca/histart_siglo-xx-arquitectura-y-urbanismo10





Historia y Arte

EL SIGLO XX

Arquitectura y urbanismo - 10ª parte


1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13



La Bauhaus (continuación)

esde 1930 a 1933, la Bauhaus estuvo bajo las directrices de otro gran arquitecto, Mies van der Rohe (1886-1969) que se interesó por los nuevos materiales y entendía la arquitectura como un proceso industrial. La Bauhaus cerró sus puertas en 1933 bajo la presión del poder nazi, pero su influencia fue enorme porque, tal como manifestó el propio van der Rohe, lo que la escuela predicaba era una idea y por eso se propagó con facilidad.

Desde el punto de vista arquitectónico, la obra de los tres directores de la Bauhaus fue definitiva para la consolidación del racionalismo funcional. Sus principales preocupaciones se orientaron hacia aspectos tales como: distribución de los espacios, módulos prefabricados, urbanismo racional, viviendas sociales, abaratamiento de los costos, control de calidad y, por encima de todo ello, el carácter funcional como definidor de la forma.

Con estos criterios, Gropius realizó la Sede de la Bauhaus en Dessau, que fue la plasmación de todo su ideario. Algo similar significó para van der Rohe la construcción, en 1929, del Pabellón de Barcelona para la Exposición Internacional de ese mismo año. La modernidad de estos edificios resulta hoy casi sorprendente, tanto como el hecho de que algunos de los diseños de la Bauhaus sigan estando vigentes y en uso. Gropius, Van der Rohe y la Bauhaus recogieron las influencias de los grupos y personalidades más avanzadas de su tiempo, como fueron el grupo De Stijl o el arquitecto suizo Le Corbusier.

El Funcionalismo

El neoplasticismo del grupo holandés De Stijl dejó su huella en la arquitectura a través del rigor y del purismo geométrico en las formas, del empleo de colores primarios para la decoración, tanto de interiores como de exteriores, y de la consideración del plano como elemento tanto estructural como plástico.

La arquitectura potenciada por De Stijl recogía la influencia del cubismo, la de Wright y, una vez más, la de la arquitectura japonesa. Con todo ello se fue generando un lenguaje arquitectónico claramente marcado por la idea de funcionalidad. Así, la obra plástica de artistas como Teo Van Doesburg o Mondrian se concretaron en los diseños de Gerrit Thomas Rietveld (1888-1964) y, sobre todo, en su Casa Schröder (1924) en Utrecht, cuyos exteriores poco se diferencian de un cuadro neoplasticista.

Si la construcción de Rietveld ya contenía muchos planteamientos que merecen el calificativo de racionalistas, otro tanto cabe decir de la obra arquitectónica de Jacobus Johannes Pieter Oud (1890-1963) para quien la tarea constructiva no era otra cosa que "la búsqueda de formas claras para exigencias evidentes". El postulado de Oud vino pues a resumir lo que era el racionalismo y el funcionalismo.

El panorama de la primera mitad del siglo se completa con la poderosa figura de Charles Jeanneret, mucho más conocido como Le Corbusier (1887-1965), sin quien el concepto de funcionalismo no hubiera tenido apenas sentido. La obra tanto práctica como teórica, de este arquitecto es una de las más influyentes de todo el siglo. Sus principales aportaciones fueron la utilización de volúmenes simples como el cubo o el cilindro; el uso del hormigón armado; el empleo de pilotes o columnas que separan la vivienda del suelo; la sustitución de la cubierta por azoteas que transformó en jardín, solarium, piscina o simple lugar de recreo; la eliminación de los muros exteriores como muros de carga, dando lugar con ello a la planta y fachada libres que no necesitan ordenarse según los muros, sino según las necesidades; y, como consecuencia de lo anterior, el empleo de amplios ventanales longitudinales que llenan de luz los interiores. Todos estos descubrimientos o aportaciones quedaron magníficamente ejemplificados en su conocida Ville Savoye realizada hacia 1930.

Desde otra óptica, el funcionalismo de Le Corbusier es una especie de humanismo arquitectónico tal como quedó recogido en escritos teóricos como Modulor, en donde parte de la figura humana para establecer todo un sistema de proporciones aplicable a cualquier diseño. Otras obras suyas, que han sido capitales para la arquitectura y el urbanismo de mediados de siglo fueron Hacia la arquitectura (1923) y Urbanismo (1924).

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13

  

Visita nuestra web dedoclick Naturaleza educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE© ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía  ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios