HISTORIA Y ARTE - EL SIGLO XIX: Introducción - 3ª parte
 Cultureduca: Cultura educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 17 usuarios conectados    

 

/cultureduca/histart_siglo-xix-introduccion03





Historia y Arte

EL SIGLO XIX

Introducción - 3ª parte


1 2 3 4 5 6



Los grandes periodos del siglo XIX (continuación)

Segundo periodo, hasta 1848 (continuación)

a burguesía, que durante siglos había ansiado el poder político, comenzó a ejercerlo a través de la posesión del dinero, pero a medida que lograba sus viejas aspiraciones se fue produciendo en ella un significativo cambio que marcaría la evolución política de las décadas siguientes.

Ese cambio se produjo cuando, establecida en el poder tras haber sido apoyada por las masas populares para imponer las ideas del liberalismo o del nacionalismo, descubrió que las propias masas populares, exigiendo sus libertades y sus derechos, resultaban contrarias a sus intereses.

De ese modo la burguesía dominante, que había abogado por el liberalismo para lograr satisfacer sus aspiraciones, fue transformándose en una fuerza conservadora que se oponía al régimen de derechos y libertades que exigían entonces las bases, cada vez más amplias, de la nueva sociedad. Ese enfrentamiento se hizo evidente en el siguiente periodo en el que las posiciones políticas más avanzadas y renovadoras estuvieron representadas por el proletariado.

Tercer periodo, entre 1851 y 1871

Se caracterizó por los intentos revolucionarios obreros frente a la burguesía conservadora y por el proceso de unificación de Italia y Alemania.

El desarrollo de la Revolución Industrial había ido generando una nueva clase social, el proletariado urbano. El sistema de producción fabril había creado unas nuevas condiciones y relaciones de trabajo que definían y caracterizaban a esa nueva clase como a un grupo exento de derechos y totalmente sometido al arbitrio de los propietarios y gestores (burgueses) de las fábricas. La situación de desventaja del proletariado pronto generó, en la nueva clase, un sentimiento reivindicativo y, entre los pensadores de la época, diversas fórmulas de relación social más o menos revolucionarias.

Al mismo tiempo Italia y Alemania encontraron el camino para su proceso unificador a través de la modernización económica, política y militar de dos núcleos aglutinantes: el Piamonte para Italia y Prusia para Alemania; y de dos políticos de gran talla: Cavour y Bismarck, que actuaron, respectivamente, para sus monarcas Víctor Manuel II y Guillermo I. El mapa político europeo adquiría así una configuración más definitiva y más compleja.

Cuarto y último periodo, desde 1871

Este periodo se inició tras la incorporación de Alemania e Italia al nuevo orden internacional, en 1871. Para entonces Francia acababa de instaurar su Tercera República (en 1870); en España, Amadeo I de Saboya iniciaba su reinado, que finalizó tres años más tarde para dar paso a la I República española; en la estable Gran Bretaña se legalizaban, en 1871, las Trade Unions; en el este de Europa se agudizaban los sentimientos nacionalistas de varios países y grupos étnicos y, fuera del marco europeo, los Estados Unidos de América y Japón se configuraban como dos nuevas grandes potencias. Los últimos años del siglo XIX fueron un periodo complejo en el que los movimientos obreros alcanzaron una notable fuerza, al representar una nueva opción política con el socialismo.

Mientras tanto, el capitalismo europeo forzaba a las distintas naciones a la carrera del colonialismo, trasladando así al escenario africano o asiático las disputas de una política internacional agresiva y peligrosa.

1 2 3 4 5 6

  

Visita nuestra web dedoclick Naturaleza educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE© ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía  ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios