HISTORIA Y ARTE - EL SIGLO XIX: Introducción - 2ª parte
 Cultureduca: Cultura educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 25 usuarios conectados    

 

/cultureduca/histart_siglo-xix-introduccion02





Historia y Arte

EL SIGLO XIX

Introducción - 2ª parte


1 2 3 4 5 6



Los grandes periodos del siglo XIX (continuación)

Primer periodo, entre 1800 y 1833 (continuación)

n 1815, tras la derrota definitiva de Waterloo, se produjo una reacción absolutista en el Congreso de Viena, dando lugar a la aparición de la Santa Alianza, formada por Austria, Rusia y Prusia. Se gestaba así lo que se ha denominado la "Restauración"; pero, frente a los príncipes y reyes absolutistas por derecho divino, cristianos y partidarios de la sociedad estamental, estaban la Inglaterra liberal, la Francia revolucionaria, la España de las Cortes de Cádiz y, en general, una mentalidad ya difundida por casi toda Europa, que heredaba los principios liberales de la Ilustración, de la Revolución Francesa y del creciente nacionalismo independentista de muchos países sometidos a las grandes potencias.

Se establecía así la primera gran oposición del siglo: conservadurismo frente a liberalismo y nacionalismo. Esa oposición ya dio como fruto, hacia 1820, una serie de movimientos de carácter liberal y constitucionalista (en Alemania, España, Francia e Italia) más o menos tempranamente fracasados y el proceso independentista llevado a cabo con éxito por Grecia en 1821.

Ese primer tercio del siglo fue también la época de la independencia de Hispanoamérica y de la expansión, en la Europa continental, de los primeros logros de la Revolución Industrial, iniciada durante el siglo anterior, en Inglaterra.

Segundo periodo, hasta 1848

 y es la época de las grandes revoluciones liberales, surgidas como reacción a la Restauración. Fue un periodo de frecuentes crisis económicas y sociales, causadas, en parte, por el rápido aumento de la población producido, tras finalizar las guerras napoleónicas, por los primeros logros de la Revolución Industrial.

La primera oleada revolucionaria se produjo en 1830 y significó la expulsión del absolutista Carlos X en Francia y que Bélgica lograra independizarse de Holanda.

El segundo momento revolucionario tuvo su origen, una vez más, en Francia, que en 1848 instauró la Segunda República. Desde Francia, el movimiento se extendió al resto de Europa y tuvo particular incidencia en Austria, donde el canciller Metternich, artífice de la Santa Alianza, fue destituido, y en Alemania e Italia, donde empezó a fraguarse un profundo sentimiento nacionalista que conduciría a estos países hacia la unificación política de sus territorios.

A pesar de que todos estos intentos revolucionarios terminaron siendo más o menos anulados por la reacción de los partidarios de las monarquías conservadoras, no todos los postulados del liberalismo fueron erradicados. Las ideas de: necesidad de una Constitución, libertad de prensa, sufragio universal, elecciones, derecho de autodeterminación, derecho al trabajo, derecho de asociación, etc., estaban ya tan arraigadas entre grandes sectores de la población europea que, monarcas y políticos, no pudieron enfrentarse a sus tareas de gobierno sin aceptar algunos de los postulados del ideario liberal.

1 2 3 4 5 6

  

Visita nuestra web dedoclick Naturaleza educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE© ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía  ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios