HISTORIA Y ARTE - EL IMPERIO BIZANTINO: Mentalidad y pensamiento - 3ª parte
 Cultureduca: Cultura educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 17 usuarios conectados    

 

/cultureduca/histart_imperio-bizantino-mentalidad-y-pensamiento03





Historia y Arte

EL IMPERIO BIZANTINO

Mentalidad y pensamiento - 3ª parte


1 2 3 4



Las características religiosas (continuación)

El cisma de la Iglesia Ortodoxa

a separación entre la iglesia de Oriente y la de Occidente fue un proceso de rivalidad que se gestó en el seno del Imperio bizantino. Aunque el cristianismo y su estructuración jerárquica se desarrollaron mucho antes en Oriente que en Occidente, Roma siguió manteniendo cierto prestigio por contener las tumbas de San Pedro y San Pablo y por considerar que su obispo era el heredero de los primeros jefes de la iglesia.

Tras la caída de Roma y la ocupación de Occidente por los pueblos germanos que no eran cristianos, los patriarcas de Antioquía, Alejandría, Jerusalén y Constantinopla debieron sentirse más representantes de la cristiandad que el pontífice de Roma. De este modo, dio comienzo una rivalidad que terminaría con el llamado Cisma de Oriente. Esa rivalidad, pronto se vio agravada por el hecho de que en Oriente el patriarcado de Constantinopla, apoyado por el Imperio, ganó prestigio y porque la expansión islámica redujo notablemente el poder de los patriarcados de Alejandría, Jerusalén y Antioquía. Así, el enfrentamiento entre ambas fuerzas pronto quedó capitalizado por dos ciudades, Roma y Constantinopla, y su correspondiente papa o patriarca.

La rivalidad entre los dos poderes eclesiásticos se vio agravada por las constantes disputas cristológicas, que venían arrastrándose desde que en el 325, el Concilio de Nicea había condenado el arrianismo con los monofisitas y perduró hasta llegar a ser la causa final que separó a las dos iglesias.

Los primeros conflictos surgieron con el papa León I (440-461) que prohibió el matrimonio a los clérigos orientales, pero la figura que reafirma el poder de Roma sobre toda la cristiandad fue, sin duda, el papa Gregorio I el Magno. Su pontificado, que se extendió desde el 590 al 604 coincidió con un momento clave de la historia de Bizancio, ya que su postura chocó con el deseo de los patriarcas de Constantinopla de considerarse ecuménicos, es decir, universales.

Por otro lado, la actitud intervencionista de los Emperadores bizantinos en materia religiosa ("cesaropapismo") fue causa de que se produjera un alejamiento entre las dos iglesias, que condujo a que la evolución litúrgica de ambas fuera diferente.

Ese intervencionismo alcanzó su punto más álgido en el conflicto de los iconoclastas, que supuso una ruptura con Roma entre los siglos VIII y IX. Poco después de que el problema de los iconoclastas hubiera terminado, estalló un conflicto puramente de poder entre el patriarca Focio y el papa Nicolás I, que se resolvió con la muerte del papa y la sustitución de Focio como patriarca.

La separación no duró mucho, pero puso al descubierto la enorme rivalidad que separaba a las dos iglesias. Desde ese momento las relaciones ya no mejoraron y la iglesia de Oriente comenzó a considerarse a sí misma como defensora de la ortodoxia, hasta que en 1054, Miguel Cerulario se enfrentó como patriarca contra el papa León IX, que lo excomulgó; la respuesta de Cerulario fue otra excomunión para el papa y la separación entre las dos iglesias se hizo ya definitiva.

La Iglesia de Oriente pasó a denominarse Iglesia Ortodoxa y aún hoy perdura la separación.

1 2 3 4

  

Visita nuestra web dedoclick Naturaleza educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE© ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía  ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios