HISTORIA Y ARTE - EL IMPERIO BIZANTINO: Manifestaciones artísticas - 2ª parte
 Cultureduca: Cultura educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 16 usuarios conectados    

 

/cultureduca/histart_imperio-bizantino-manifestaciones-artisticas02





Historia y Arte

EL IMPERIO BIZANTINO

Manifestaciones artísticas - 2ª parte


1 2 3



La arquitectura (continuación)

anta Sofía fue concebida como un templo de planta basilical de tres naves, pero la mayor anchura de la nave central y, sobre todo, la gran cúpula que la cubre hacen que se transforme en una construcción de planta central. De ese modo el vértice de la cúpula es el eje en torno al cual gira todo el edificio. Parte de los empujes de esa gran techumbre quedan contrarrestados por dos medias cúpulas de menor tamaño que, a su vez, descansan en otras menores. Este sistema de cubiertas, en las que abundan las cúpulas, debió resultar grato para el gusto arquitectónico bizantino, pues a partir de Santa Sofía, fueron frecuentes las iglesias en las que se utilizó.

La construcción de Santa Sofía se realizó entre los años 532 y 537 y de la dirección de las obras se encargaron los arquitectos Antemio de Tralles e Isidoro de Mileto. La atrevida cúpula, de 31 metros de diámetro que estos levantaron se hundió en el año 558 por causa de un terremoto. La reconstrucción se realizó entonces utilizando como material, para el casco de la bóveda, unos ladrillos especiales fabricados con arcilla de Rodas que tenían la cualidad de ser extremadamente ligeros.

La ocupación de Italia en tiempos de Justiniano hizo de Rávena la segunda ciudad del Imperio y en ella se encuentran buenas muestras de la arquitectura de esta primera época en las iglesias de San Vital (de planta central) y San Apolinar Nuevo (de planta basilical), ambas con una rica decoración de mosaicos.

La Segunda Edad de Oro (siglos IX al XII) fijó más los modelos arquitectónicos con iglesias de planta de cruz griega, coronadas por una gran cúpula que se apoya sobre un tambor perforado todo él por ventanas que iluminan el interior. El gusto por las cúpulas queda puesto de manifiesto en la frecuente construcción de cuatro cúpulas más, que se sitúan en los brazos de la cruz o en los ángulos que éstos forman.

Por lo que respecta a los materiales, en este periodo se generalizó el uso del ladrillo, disponiéndose, a veces, en aparejos decorativos.

Los mejores templos de la época son San Marcos de Venecia, realizado entre los siglos XI y XII (la fachada se realizó en el siglo XV), de planta de cruz griega y cinco cúpulas, con una riquísima decoración interior en la que abundan los mosaicos de fondo dorado, y Santa Sofía de Kiev, construida en el siglo XI, con un tipo de cúpulas, las denominadas bulbosas, que tendrían gran éxito en el mundo eslavo. Con dimensiones mucho más pequeñas se realizó, en este mismo periodo, la Catedral de Atenas que creó un modelo muy difundido en el área balcánica.

La Tercera Edad de Oro (siglo XIV) supuso la difusión de los modelos bizantinos por una amplia zona que va desde Grecia hasta Moscú, y desde Armenia hasta el Danubio. En términos generales se siguió construyendo según los modelos de la etapa anterior, con una mayor variedad de formas en las cúpulas. De este periodo pueden destacarse los conjuntos griegos de Mistra y el Monte Athos y las construcciones rusas de Moscú y la región de Novgorod, donde las cúpulas bulbosas alcanzaron su máximo desarrollo.

1 2 3

  

Visita nuestra web dedoclick Naturaleza educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE© ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía  ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios