HISTORIA Y ARTE - EL IMPERIO BIZANTINO: Economía y sociedad - 1ª parte
 Cultureduca: Cultura educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 18 usuarios conectados    

 

/cultureduca/histart_imperio-bizantino-economia-y-sociedad01





Historia y Arte

EL IMPERIO BIZANTINO

Economía y sociedad - 1ª parte


1 2 3



Introducción

anto la economía como la estructuración social de Bizancio se encontraron bajo la influencia de poderosos condicionantes. La economía, por un lado, se vio sujeta a un fuerte control, ejercido por el Estado, como propietario unas veces, y como cobrador de impuestos otras.

La sociedad, por su parte, dado el carácter profundamente cristiano del Imperio bizantino, no se sujetó a modelos de castas privilegiadas por razones de nacimiento, sino que tan sólo la diferente riqueza o los honores imperiales establecían las clases.

La economía impositiva y el comercio

La economía de Bizancio estuvo, prácticamente siempre, bajo el control del Estado. Éste precisaba de grandes sumas para mantener el esplendor de la corte, la administración, el ejército o la población inactiva de Constantinopla, pero, además, la propia concepción del poder imperial suponía que todo debía estar bajo el control del emperador. Los ingresos del Estado procedían, fundamentalmente, de los impuestos que se cobraban sobre la propiedad y de los derechos de aduanas; también la industria enriqueció las arcas imperiales, ya que la producción de algunas manufacturas como la seda, fue monopolio del Estado.

El comercio fue, sin duda, la gran base de la economía bizantina, aunque esta actividad ocupó tan sólo a una minoría de la población. Constantinopla supo aprovechar su privilegiada situación geográfica, que hacía de la ciudad paso obligado de las caravanas que ponían en contacto Oriente y Occidente. Buscando un máximo aprovechamiento de la actividad comercial, y para favorecerla, los emperadores se ocuparon de mantener una economía monetaria basada en monedas de oro, cuyo prestigio se extendió por todo el Mediterráneo en Occidente y hasta la India en Oriente (hasta en Ceilán se reconocía el besante de oro bizantino).

Los productos que pasaban por Constantinopla eran fundamentalmente productos de lujo y materias primas. Entre los más destacados estaban la seda de China, el marfil, la mirra, el incienso y los perfumes de África; maderas preciosas y especias de India; pieles, caviar, ámbar del norte de Europa y todo tipo de telas lujosas, joyas y productos exóticos de cualquier lugar, así como el trigo de Egipto y Siria mientras fueron territorios bizantinos y de Ucrania después.

Marfil bizantino, donde se muestra la idea de que el poder proviene de Dios, una idea que fue legitimada por el Cristianismo
Marfil bizantino, donde se muestra la idea de que el poder proviene de Dios, una idea que fue legitimada por el Cristianismo

La actividad comercial fue determinante en la historia de Bizancio y su auge o decadencia marcó los momentos de más esplendor de este Imperio. Así, la expansión árabe, a partir del siglo VII, significó la primera pérdida del poder bizantino, al disminuir la actividad comercial con determinadas áreas del norte de África y perder algunas de las importantes rutas marítimas del Mediterráneo.

1 2 3

  

Visita nuestra web dedoclick Naturaleza educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE© ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía  ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios