HISTORIA Y ARTE - LOS GERMANOS: La cultura - 2ª parte
 Cultureduca: Cultura educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 15 usuarios conectados    

 

/cultureduca/histart_germanos-antecedentes-cultura02





Historia y Arte

LOS GERMANOS

La cultura - 2ª parte


1 2



El papel cultural de la Iglesia (continuación)

a Iglesia del Occidente cristiano fue pronto el único símbolo que perduraba de la antigua unidad y, como tal, se consideró heredera del saber clásico. Enfrentada, además, con la Iglesia bizantina, no podía mantener su predominio frente a Oriente, si olvidaba la base cultural sobre la que se había desarrollado.

Así, pronto se comenzaron a traducir y copiar, en los monasterios de las recién nacidas órdenes religiosas, textos de todo tipo, que habrían de servir tanto para fundamentar las discusiones teológicas con los bizantinos, como para formar a los monjes que debían extender el cristianismo en su tarea evangelizadora.

El primer intento de compilación fue obra de Boecio (470-525) y, aunque no era religioso, sus escritos sí fueron conservados por la Iglesia. De formación totalmente clásica, escribió una obra filosófico-religiosa, Consolación de la Filosofía y se encargó de traducir algunos escritos de Aristóteles.

Casiodoro, que, como Boecio fue ministro del rey ostrogodo Teodorico, fundó en su vejez un monasterio en Calabria y allí intentó reunir todo el saber científico, aunque la obra no llegó a terminarse.

Más importante fue, sin duda, la compilación llevada a cabo por San Isidoro, obispo de Sevilla, que en sus Etimologías trató de reunir, a modo de enciclopedia, todo el saber de su tiempo. Su obra, así como el foco cultural que creó en torno suyo, tuvieron una gran influencia durante siglos.

Se podrían citar algunos nombres como Beda el Venerable, un monje inglés que, ya en el siglo VIII, realizó una enorme tarea cultural, pero, en general la conservación del saber antiguo fue obra de anónimos clérigos que dedicaron su vida a copiar, traducir e iluminar cuantos libros caían en sus manos.

Dentro del mundo cultural de la Iglesia destacó la figura de San Agustín. Nacido en Numidia, aceptó el cristianismo en la edad adulta y, desde finales del siglo IV, fue obispo de Hipona (Norte de África) donde murió en el 430, mientras los vándalos sitiaban la ciudad.

El pensamiento agustiniano no puede considerarse desde el punto de vista de la filosofía, sino desde el de la teología. San Agustín intentó incorporar el pensamiento platónico a la tradición teológico-filosófica del cristianismo pero, con ello, lo que realmente pretendía no era ofrecer bases filosóficas al cristianismo, sino demostrar que los platónicos debían acatar la fe de Cristo. Profundamente preocupado por la búsqueda de la verdad, este santo consideró que la razón y la fe, conjuntamente, son los medios que el hombre debe utilizar para alcanzar esa verdad que, sin duda, es la cristiana.

San Agustín no estableció así ni diferencias ni fronteras entre razón y fe y ello, en gran parte, fue debido a la influencia platónica, ya que si la razón de los platónicos podía conocer el mundo de las ideas (ideal divino para los cristianos), nada impedía a la razón cristiana descubrir la verdad de Dios del mismo modo que se podía descubrir a través de la fe.

Por otro lado, San Agustín, que fue testigo de la caída del mundo romano, considerado indestructible, quiso explicar este hecho con la teoría de las dos ciudades, según la cual en todo grupo social conviven dos ciudades: la ciudad terrena (habitada por hombres que desprecian a Dios) y la ciudad de Dios (la de los hombres que aman a Dios). De las dos, sólo la segunda es indestructible. De esta teoría resultó fácil deducir que la Iglesia (ciudad de Dios) estaba por encima de todo poder político (ciudad terrena). Esta concepción del poder y, en general, todo el pensamiento agustiniano, tuvieron gran influencia en los siglos siguientes.

1 2

  

Visita nuestra web dedoclick Naturaleza educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE© ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía  ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios