HISTORIA Y ARTE - LA EUROPA DEL RENACIMIENTO: Economía y sociedad - 3ª parte
 Cultureduca: Cultura educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 17 usuarios conectados    

 

/cultureduca/histart_europa-renacimiento-economia-y-sociedad03





Historia y Arte

LA EUROPA DEL RENACIMIENTO

Economía y sociedad - 3ª parte


1 2 3 4



La sociedad (continuación)

n Inglaterra, donde la actividad comercial a gran escala aún no se había desarrollado, la nobleza había fraccionado sus posesiones a través de sucesivas herencias y pronto apareció un tipo de propietario medio y noble interesado en la explotación agrícola.

En los Países Bajos, la actividad comercial y el gran desarrollo de la burguesía potenciaron el nacimiento de una sociedad de clases donde lo importante era la posesión de riquezas. La implantación de las ideas reformistas calvinistas, que no eran enemigas de la acumulación de riqueza, potenció esta orientación claramente precapitalista. La gran importancia de los burgueses de los Países Bajos fue debida, en parte, a la gran densidad de ciudades de esta zona de Europa.

En Alemania, donde los nobles mantuvieron una mayor independencia frente al poder político real, la nobleza de sangre no se mezcló con la burguesía de negocios.

En Francia, la reciente clase burguesa buscó emparentarse con la nobleza o se interesó por la compra de cargos y títulos nobiliarios.

En España la nobleza originada en la Reconquista y enriquecida en parte por el oro y la plata americanos, compró tierras y se limitó a vivir de las rentas que éstas producían. La incipiente burguesía pronto se vio afectada por la inflación, y la subida de salarios acabó con parte de la industria. Los beneficios del comercio americano fueron, por otro lado, monopolizados por el Estado, que los invertía en mantener las guerras imperiales en Flandes o Italia. El catolicismo condenaba la usura y los banqueros que se enriquecían en España eran extranjeros o judíos. Este panorama (del que debe exceptuarse, en algunos aspectos, Cataluña) impidió un desarrollo de las clases burguesas, e hizo de la nobleza terrateniente una clase de "manos muertas" no productiva. Todo ello repercutió negativamente en el proceso modernizador español.

La Iglesia siguió siendo, en los países católicos, una institución rica y poderosa a costa de dos tipos de impuestos religiosos, el "diezmo" y la "primicia", que como se hacían en especie (productos agrícolas) no se vieron afectados por la inflación. También las donaciones siguieron siendo frecuentes, lo que hizo que algunas órdenes, como la de los jesuitas, alcanzaran un enorme poder económico.

En los países protestantes, los reyes y los príncipes se apoderaron de gran parte de los bienes y riquezas de la Iglesia.

Independientemente de la evolución de los grupos sociales que pueden considerarse privilegiados, la gran masa de la población europea siguió estando constituida por agricultores más o menos pobres que vivían en el marco rural y por obreros manufactureros y criados que habitaban en las ciudades. Estos grupos, numéricamente predominantes, sufrieron las consecuencias propias de quienes, careciendo de poder político o económico, se veían sometidos a unos regímenes de impuestos que difícilmente podían sostener y eran los primeros en sufrir las calamidades de cualquier crisis económica (que si era estatal se intentaba solucionar con subidas de impuestos). Todo ello condujo a la aparición de mendigos y pobres que buscaron refugio en el marco urbano y en la caridad de algunas órdenes religiosas. Se produjeron frecuentes revueltas populares y sublevaciones que llegaron a exigir la intervención de los ejércitos reales. En España, por ejemplo, las de los Comuneros de Castilla o las Germanías en el reino de Aragón y, aunque en algunas ocasiones se lograron ciertas reivindicaciones, por lo general estas manifestaciones eran violentamente reprimidas.

1 2 3 4

  

Visita nuestra web dedoclick Naturaleza educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE© ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía  ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios