HISTORIA Y ARTE - LAS CULTURAS AMERICANAS PRECOLOMBINAS: Los Aztecas - 3ª parte
 Cultureduca: Cultura educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 16 usuarios conectados    

 

/cultureduca/histart_culturas-americanas-precolombinas-aztecas03





Historia y Arte

LAS CULTURAS AMERICANAS PRECOLOMBINAS

Los Aztecas - 3ª parte


1 2 3 4 5 6



La economía y sociedad (continuación)

or lo que respecta a la artesanía, no se desarrollaron técnicas novedosas, pero cierta división del trabajo y la especialización de algunos poblados próximos a zonas mineras o a campos de algodón dieron lugar a un artesanado de la orfebrería (sobre todo del cobre) o a un artesanado textil. La cerámica, la peletería y los trabajos en sílex y obsidiana también dieron lugar a un artesanado dedicado al intercambio.

Las ciudades actuaron como centros comerciales de una economía de trueque con ferias y mercados que, en los grandes núcleos como Tenochtitlán, Choluba o Xochicalco, debieron de resultar muy activos. En algunas épocas se utilizaron granos de cacao como instrumento de intercambio, a modo de dinero; ello hace suponer que el cacao fue un producto muy apreciado.

La sociedad azteca se caracterizó por la organización jerarquizada de sus miembros que, sin duda, se vio marcada por la tendencia militarista de este pueblo y por su profunda religiosidad. Ello es lo que justifica la importancia de la nobleza guerrera y de la clase sacerdotal. Entre los aztecas existía una unidad social básica, los denominados calpullis o grupos de individuos relacionados por razones de parentesco, religiosas y militares. Varios "calpullis" formaban un "campán" y al mando de unos y otros había unos jefes que formaban, junto a la nobleza militar y a los sacerdotes, la clase dirigente.

El poder supremo residía en el soberano, que era jefe político, militar y religioso. El soberano era elegido por un consejo de sacerdotes y nobles que solía nombrar a alguno de los miembros de la familia del soberano anterior. En la cúspide del poder azteca existía la curiosa figura de un viceemperador con funciones primordialmente religiosas y que actuaba, cuando era preciso, como sustituto del soberano.

Otro grupo importante fue el funcionariado, que desempeñaba tareas muy diversas, como el cobro de los impuestos, el control del comercio, el espionaje o la organización de la compleja vida palaciega llena de rituales y ceremonias en torno a la figura del soberano.

La inmensa masa de la población la componían los campesinos, los artesanos y los esclavos que, generalmente, eran prisioneros de guerra, cuyo destino eran los sacrificios humanos a los dioses.

La religión

La religión azteca resulta particularmente compleja, por la gran cantidad de aportaciones, de diferentes pueblos, que la conformaron.

En términos generales, debe considerarse como politeísta con dioses muy diversos; algunos tuvieron carácter de creadores, incluso con matices de dualidad, como Quetzalcóatl, dios benéfico y Tezcatlipoca, dios maléfico; otros eran representaciones de fuerzas o fenómenos de la naturaleza, entre ellos destaca Tlaloc, dios de la lluvia y del rayo; algunos eran protectores de los hombres (dios de los hechiceros y de los guerreros) y otros suponían representaciones más abstractas (los dioses de las cuatro direcciones del mundo). Uno de los dioses más importantes fue Huitzilopochtli, señor de la guerra, lo que supone una reafirmación del carácter guerrero y belicoso de los aztecas.

1 2 3 4 5 6

  

Visita nuestra web dedoclick Naturaleza educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE© ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía  ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios