HISTORIA Y ARTE - LAS CIVILIZACIONES ORIENTALES: India - 4ª parte
 Cultureduca: Cultura educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 29 usuarios conectados    

 

/cultureduca/histart_civilizaciones-orientales-india04





Historia y Arte

LAS CIVILIZACIONES ORIENTALES

India - 4ª parte


1 2 3 4 5 6



Mentalidad y Pensamiento (continuación)

a creencia más importante del Brahmanismo era la de la reencarnación de las almas en una búsqueda de la verdad y lo absoluto. Ese intento de aproximación a lo divino suponía una completa liberación hacia la que se podía tender por dos caminos: el ascetismo del cuerpo y de la mente (el yoga) o la contemplación mística de la divinidad. Estas teorías del brahmanismo fueron la base de toda una filosofía de la vida que explica en muchos aspectos el inmovilismo de la sociedad hindú.

En el siglo VI a. de C., aparecieron otras dos religiones que deben entenderse como reformas del brahmanismo, ya que en lo fundamental no se apartaban de las primitivas creencias. Esas dos religiones fueron el Budismo y el Jainismo, pero sólo la primera llegó a tener una trascendencia posterior, al extenderse a otros países. El Budismo fue la obra de un miembro de la casta de los guerreros llamado Siddharta Gautama (563-483 a. de C.) que pronto fue llamado Buda, término que significa "El iluminado".

Buda predicó una mística de la consolación y la resignación. La doctrina budista parte de la idea de que la transmigración es un mal, puesto que no supone un camino de perfección ni de sabiduría, por ello el hombre debe procurar eliminar su ignorancia y alcanzar la sabiduría. De no hacerlo así, la transmigración le puede conducir a reencarnarse en seres inferiores, e incluso, en genios de las tinieblas o demonios.

El camino que evita esta situación y que termina con la transmigración es el de la virtud, capaz de eliminar los deseos de los sentidos y renunciar así a los placeres y pasiones propias de la ignorancia. Ese camino de autoperfeccionamiento conduce al estado de nirvana en el que se consigue una fusión con el dios cósmico, lejos ya de todo padecimiento, por la vía de la renuncia al placer.

Resulta evidente que, tanto el Brahmanismo como el Budismo, fueron religiones con una notable incidencia en el mundo social hindú.

El brahmanismo favoreció y consolidó el sistema de castas, mediante el cual buena parte de la población debía aceptar una situación de inferioridad frente a los grupos dominantes. El budismo, por su parte, reafirmó ese sistema al predicar unas teorías según las cuales, el camino a seguir debía ser el de renuncia a toda pasión y a todo placer de los sentidos.

La búsqueda del nirvana no era otra cosa que la solución mística a toda la impotencia que los humildes debían de sentir frente a los poderosos y a su incapacidad de salir de una situación, con frecuencia, lamentable. Por esa razón la doctrina de Buda se extendió con mucha rapidez entre las castas más bajas de la estructura social.

El Jainismo ofreció un camino de liberación más duro, ya que preconizó la mortificación e incluso el suicidio por ayuno, fundamentado en la idea de que no debiéndose hacer daño a ninguna criatura viva, no es posible alimentarse sin matar animales o plantas.

Esta vertiente jainista de la no violencia actuó como un perfecto remedio de todo tipo de revueltas sociales y dio lugar, en muchas de sus sectas, a los extendidos movimientos vegetarianos como fórmula atenuada de su respeto a los seres vivos.

1 2 3 4 5 6

  

Visita nuestra web dedoclick Naturaleza educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE© ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía  ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios