HISTORIA Y ARTE - LA CIVILIZACIÓN ISLÁMICA: Manifestaciones artísticas - 9ª parte
 Cultureduca: Cultura educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 18 usuarios conectados    

 

/cultureduca/histart_civilizacion-islamica-manifestaciones-artisticas09





Historia y Arte

LA CIVILIZACIÓN ISLÁMICA

Manifestaciones artísticas - 9ª parte


1 2 3 4 5 6 7 8 9 10



La música

ntes de la era islámica, algunos grupos árabes asentados en tierras próximas a Babilonia, que habían estado bajo la dominación cultural persa, adoptaron instrumentos y formas musicales de esta civilización. Así llegaron a Arabia instrumentos como el arpa, el laúd largo (variante de la mandolina) y el caramillo.

En esta época, en la que aún no se había desarrollado una religión común para los habitantes del desierto, la única música que se conoce es la profana. Se trataba de melodías poco complejas, en las que un instrumento de percusión (tambor, pandereta) marcaba un ritmo que acompañaba un canto sencillo y de cierto carácter repetitivo (estribillo).

Las voces solían ser de muchachas y lo mismo se cantaba en las casas de familias adineradas que en los campamentos de los caravaneros dedicados al comercio. Con frecuencia la música acompañaba las danzas de las bailarinas, cuya actuación era parte importante en las fiestas y ceremonias profanas.

Ilustración de una danza religiosa, en una miniatura de las poesías de Hafiz Ash Shirazi
Ilustración de una danza religiosa, en una miniatura de las poesías de Hafiz Ash Shirazi

La orientación religiosa de la música musulmana

La religión musulmana carecía de culto y de liturgia, pero la obligación establecida por el Corán de orar cinco veces al día a unas horas determinadas hizo que apareciera un canto de los versículos coránicos, destinado a avisar a los fieles de que era la hora del rezo. De ello se encargaban los muecines, que eran funcionarios públicos (el islamismo no tiene Iglesia ni clero) y la llamada a oración se hacía desde el minarete de las mezquitas o recorriendo las calles con el cántico del texto sagrado. Este canto carecía de acompañamiento musical y aún hoy perdura.

Mahoma condenó el canto realizado por mujeres y ello hizo que, durante algún tiempo, se impusieran los cantos masculinos, aunque no debió de llegar a perderse del todo la tradición del cántico y la música realizada por muchachas.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

  

Visita nuestra web dedoclick Naturaleza educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE© ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía  ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios