HISTORIA Y ARTE - LA CIVILIZACIÓN ISLÁMICA: Economía y sociedad - 5ª parte
 Cultureduca: Cultura educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 16 usuarios conectados    

 

/cultureduca/histart_civilizacion-islamica-economia-y-sociedad05



Historia y Arte

LA CIVILIZACIÓN ISLÁMICA

Economía y sociedad - 5ª parte


1 2 3 4 5 6



La sociedad y la economía en la España musulmana

nicialmente la llegada de los musulmanes a la península alteró poco la estructuración social del país. Los ricos propietarios y la nobleza de origen visigodo, en el deseo de conservar sus latifundios, no se opusieron al nuevo poder que, deseoso de riquezas y siendo numéricamente muy limitado, prefirió respetar las propiedades y exigir el pago de impuestos en moneda y en especie. En esa primera época, el buen trato e incluso el respeto a tradiciones, derechos y creencias, se aplicó a todos aquellos que aceptaban el gobierno musulmán y su sistema de impuestos.

Ahora bien, a partir del asentamiento de los invasores, las cosas comenzaron a cambiar por dos causas fundamentales. Por un lado, los nuevos habitantes desarrollaron poderosamente el modo de vida urbano, creando ciudades e impulsando las ya existentes; y, por otro, pronto surgieron diferentes grupos sociales en función del grupo étnico al que pertenecían y de las creencias que practicaban.

Las ciudades estuvieron ocupadas, en un principio, por una población mayoritariamente musulmana (excepción hecha de los beréberes) mientras que los cristianos parecieron preferir el marco rural. Ahora bien, hacia el siglo IX, en ellas se reunía todo tipo de gentes independientemente de sus creencias o de su origen, pues hasta los beréberes, que durante algún tiempo practicaron una ganadería trashumante, terminaron aceptando la vida urbana.

Este florecimiento de la vida ciudadana, auténtica excepción dentro del occidente europeo, supuso notables modificaciones en la economía y la sociedad de Al-Ándalus. Así, en el siglo IX, dentro del marco urbano comenzó a aparecer una clase media formada por pequeños comerciantes, artesanos, médicos, artistas, letrados, etc, que, aunque nunca llegaron a ejercer una influencia directa en la vida política, sí dieron una personalidad propia a la estructura social del mundo hispanomusulmán.

El ejercicio del poder, al menos durante el periodo califal, estuvo en manos de la aristocracia árabe y ello generó más de un conflicto con los otros grupos étnicos que compartían la fe islámica.

Entre ellos siempre destacó el de los muladíes, por ser el más numeroso. Éstos eran musulmanes de origen hispánico que, en muchos casos, habían optado por convertirse al islamismo para evitar el pago de los impuestos de contribución territorial a que estaban sometidos los cristianos, aunque también es cierto que la simplicidad del credo musulmán y su monoteísmo riguroso debieron resultar más fácilmente aceptables que la compleja idea de la trinidad, mantenida por los cristianos, que ya había sido puesta en cuestión por los visigodo-arrianos.

Miniatura mozárabe del Beato de Valcabodo. El arte mozárabe destacó en la ilustración de miniaturas de libros y Biblias
Miniatura mozárabe del Beato de Valcabodo. El arte mozárabe destacó en la ilustración de miniaturas de libros y Biblias

Otro grupo numeroso fue el de los mozárabes, es decir, cristianos que vivían en los territorios dominados por los musulmanes. Los mozárabes fueron una buena muestra de la tolerancia musulmana, y su total aceptación de las formas de vida y de la estética de los invasores evidencian hasta qué punto los musulmanes fueron admirados y respetados por la comunidad cristiana.

1 2 3 4 5 6

  

Visita nuestra web dedoclick Naturaleza educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE© ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía  ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios