HISTORIA Y ARTE - LA BAJA EDAD MEDIA: Mentalidad y pensamiento - 5ª parte
 Cultureduca: Cultura educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 24 usuarios conectados    

 

/cultureduca/histart_baja-edad-media-mentalidad-y-pensamiento05





Historia y Arte

LA BAJA EDAD MEDIA

Mentalidad y pensamiento - 5ª parte


1 2 3 4 5 6



El pensamiento filosófico. La escolástica (continuación)

l estudio y asimilación de todo ese nuevo material traducido se hizo en las universidades, siguiendo el método escolástico. El método contenía cuatro fases: lectura del texto (lectio), análisis de las preguntas que podía suscitar (quaestio), discusión de los puntos fundamentales (disputatio) y búsqueda de conclusiones (determinatio).

Cuando los intelectuales de las, recién creadas, universidades conocieron las ideas de Aristóteles, las opiniones se dividieron entre los que deseaban conciliar las teorías del gran filósofo griego con el dogma cristiano y los que entendieron que eso no era posible ni necesario. Entre los partidarios de la primera postura destacó el dominico Tomás de Aquino (1225-1274). De la opinión contraria fue Duns Escoto (1266?-1308) que era franciscano. Estas dos posturas darán lugar a una larga disputa entre razón y fe.

En un intento de conciliar lo natural con lo sobrenatural, la razón y la fe, Tomás de Aquino subordinaba la filosofía a la teología y así, la razón estaría por debajo de la fe. Para Duns Escoto, por el contrario, debían separarse la teología y la actividad filosófico-científica; para él, el objetivo de la razón era diferente al de la fe.

Tomás de Aquino realizó un intento de síntesis entre aristotelismo y pensamiento cristiano, que quedó recogido en una impresionante obra, la Summa Teológica. Un seguidor de Escoto, Guillermo de Ockham (1285-1349) fue quien estableció las bases de una nueva filosofía, al separar de una manera radical las verdades de la fe y las de la razón y, al afirmar una total separación entre la teología y la filosofía.

El método de estudio y de trabajo de todos estos filósofos era, como se ha dicho, el escolástico, pero, ya que ese método fue el empleado para el análisis de las obras de Aristóteles, pasó a llamarse Escolástica al intento de hacer compatible el pensamiento aristotélico con el cristianismo. Así, cuando Ockham separa definitivamente filosofía y teología, se habla de "crisis de la Escolástica", indicando con ese enunciado no la crisis del método, sino la del intento de síntesis tomista.

El perfecto paralelismo que la filosofía y la teología habían mantenido se rompe a comienzos del siglo XIV. El proceso de ruptura se produce simultáneamente con la consolidación de las monarquías feudales y, por lo tanto, con la desaparición del litigio entre el Imperio y el Papado. Coincide también con el momento en que los papas se trasladan a Aviñón, con la consiguiente pérdida de prestigio para el poder de la Iglesia. Si había quedado claro que el poder del pontífice y el de los emperadores era distinto, no debió extrañar que filosofía y teología o razón y fe también se consideraran diferentes.

En resumen, cabe decir que lo que denominamos crisis de la Escolástica, no es más que la consecuencia lógica de un mundo cambiante en muchos aspectos, donde la búsqueda de libertades y el ansia de conocimientos, junto a profundas luchas por los distintos poderes (político, económico, religioso y científico) son la teoría dominante.

1 2 3 4 5 6

  

Visita nuestra web dedoclick Naturaleza educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE© ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía  ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios