HISTORIA Y ARTE - LA BAJA EDAD MEDIA: Mentalidad y pensamiento - 2ª parte
 Cultureduca: Cultura educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 23 usuarios conectados    

 

/cultureduca/histart_baja-edad-media-mentalidad-y-pensamiento02





Historia y Arte

LA BAJA EDAD MEDIA

Mentalidad y pensamiento - 2ª parte


1 2 3 4 5 6



Las nuevas órdenes religiosas (continuación)

urante el siglo XII aparecen y se extienden nuevas órdenes religiosas, entre las que destacan los Dominicos, fundada por el español Domingo de Guzmán, y los Franciscanos, fundada por el italiano Francisco de Asís.

Basadas en el trabajo y en la caridad pública, estas órdenes se desarrollaron muy en contacto con el mundo ciudadano. Mientras que la poderosa órden del Císter vivía retirada en sus monasterios, los Dominicos, con sus afanes didácticos y como defensores de la fe, encontraron en las ciudades su ámbito de acción. En otro sentido, algo similar ocurrió con los Franciscanos que, más claramente inclinados a la pobreza y propugnando un ideal de fraternidad, desarrollaron su actividad entre los marginados de las urbes atendiendo a pobres y enfermos.

En una época de grandes cambios, donde los fundamentos económicos, políticos y sociales eran sustituidos por otros nuevos, donde las formas de vida cambiaban y las viejas costumbres se iban perdiendo, no es de extrañar que aparecieran "iluminados" dispuestos a cambiar también los dogmas religiosos. Durante siglos, la Iglesia había permitido la aparición de nuevas órdenes o nuevas reglas que, en la mayor parte de las ocasiones, surgían dentro del propio seno de las comunidades religiosas. La vida urbana ofrecía la posibilidad, a quien deseaba extender una nueva visión religiosa, de encontrar un público reunido y, con frecuencia, deseoso de cambios. Así, la aparición de comunidades ciudadanas que buscaban nuevos caminos y nuevas libertades fue el ambiente idóneo para que surgieran nuevas visiones religiosas de carácter herético.

A finales del siglo XII, y con intenciones reformistas, aparecen los movimientos cátaros, valdenses y albigenes, que pronto son considerados como herejías. Ante estas desviaciones del dogma, la Iglesia, presidida por Inocencio III, actuará con la dureza propia de una institución que está buscando fortalecerse mediante la jerarquización. Surgía así la Inquisición, en contra de estos movimientos heréticos que en alguna ocasión no estaban exentos de reivindicaciones contra los intereses de los grupos dominantes. Esa mezcla de deseos reformistas religiosos y sociales llegó a ocasionar la organización de cruzadas en contra de algunos movimientos heréticos.

Las herejías

Durante el siglo XII surgieron en Europa movimientos religiosos que pronto fueron considerados heréticos. Con frecuencia, el origen de estos movimientos fue oscuro. Sus pretensiones originales fueron la pureza (Cátaros o Algibenses) o la pobreza (Valdenses), pero su desarrollo hizo que se mezclaran con otros intereses y, sobre todo, que se enfrentaran con el poder de la Iglesia.

En algunos casos, los ideales de estos movimientos eran llevados a los últimos extremos y hacían de ellos auténticas aberraciones, así los albigenses llegaron a aceptar y recomendar el suicidio como método de purificación.

1 2 3 4 5 6

  

Visita nuestra web dedoclick Naturaleza educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE© ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía  ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios