HISTORIA Y ARTE - LA BAJA EDAD MEDIA: Manifestaciones artísticas - 1ª parte
 Cultureduca: Cultura educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 27 usuarios conectados    

 

/cultureduca/histart_baja-edad-media-manifestaciones-artisticas01





Historia y Arte

LA BAJA EDAD MEDIA

Manifestaciones artísticas - 1ª parte


1 2 3 4 5 6 7 8 9 10



Introducción

os grandes cambios que se produjeron a lo largo de la Baja Edad Media dieron lugar a la aparición de un nuevo estilo artístico, el gótico. Cronológicamente, el gótico se desarrolló entre los siglos XII y XV y fue en la arquitectura donde se manifestó más definidamente, siendo la catedral la obra gótica por excelencia.

El nuevo estilo nace en la segunda mitad del siglo XII, en una zona muy concreta: el norte de Francia, en torno a París. Desde allí se difunde muy rápidamente por toda Europa, con una notable influencia francesa, aunque cada país aportará al estilo su propia personalidad.

La Baja Edad Media es una época de conflictos y el nuevo estilo es el fruto de esas contradicciones. Hay en las construcciones de las grandes catedrales algo de idealismo que las hace crecer en busca de Dios, pero también mucho de racionalismo en las soluciones técnicas, que se adoptan para hacerlas cada vez más altas. Y, al tiempo, esas mismas catedrales son el orgullo de unos ciudadanos que cada día se sienten más libres, frente al poder señorial ostentado desde los castillos.

Las catedrales son, pues, la representación en piedra de una nueva mentalidad religiosa, alejada ya de temores apocalípticos e inicialmente fruto de la reforma cisterciense, que buscó en la austeridad, sencillez y economía la norma para construir sus monasterios. Pero las catedrales son también, y sobre todo, la manifestación artística de las pujantes ciudades.

El gótico es un arte urbano y burgués. Urbano porque los monasterios románicos estaban en lugares retirados y las recientes ciudades necesitaban sus propios templos, y burgués porque fueron los habitantes de esos burgos, los que sufragaron con dinero y con trabajo la construcción de las nuevas iglesias.

Hay, además, en las grandes catedrales una enorme influencia del pensamiento y de la filosofía de la Baja Edad Media. La racionalidad del templo gótico, en el que cada elemento cumple una función y apenas queda lugar para lo decorativo (en el gótico es ornamental la propia estructura), tiene mucho que ver con el método escolástico, fundamentalmente guiado por la razón y la reflexión. Si recordamos que la Universidad de París existía ya a mediados del siglo XII y que fue el centro escolástico de más prestigio de la época, no debe extrañar que el gótico tuviera sus raíces en la zona parisina. La Escolástica buscaba a Dios por medio de la razón y la razón fue lo que permitió elevar la catedral gótica en busca de Dios. El templo gótico, como símbolo divino, iluminó su interior, del mismo modo que el Todopoderoso ilumina las almas de sus fieles.

Por otra parte, las obras de las grandes catedrales supusieron un esfuerzo económico y de trabajo que difícilmente hubiera podido desarrollarse en un marco rural. Fue el marco urbano y su gran actividad económica lo que permitió estas construcciones, que siempre tuvieron cierto carácter de obra comunal. Todo esto explica que la arquitectura gótica fuera fundamentalmente religiosa en los primeros tiempos, y que, en época más avanzada, se extendiera al mundo civil para construir palacios, lonjas, ayuntamientos, o viviendas.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

  

Visita nuestra web dedoclick Naturaleza educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE© ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía  ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios